Conducción eficiente

¿Sabías que con tu coche diésel o gasolina puedes realizar una conducción eficiente que mejore su rendimiento y gasto? El modo de conducir de cada persona influye en el consumo de combustible y, por tanto, también en las emisiones a la atmósfera.

En los últimos años hemos asistido a una auténtica revolución en las tecnologías de automoción y en los propios carburantes que han supuesto una mejora significativa en el consumo de los vehículos, algo que se puede complementar con una evolución en el estilo de conducción.

Las ventajas de la conducción eficiente

Es importante que los conductores estemos informados sobre los beneficios que la conducción eficiente tiene sobre el consumo de combustible y las emisiones. Aplicando técnicas de conducción eficiente, el conductor puede ahorrar hasta un 15% en carburante.

Además de ahorrar gasolina o gasóleo, la conducción eficiente también tiene otras ventajas. Destacamos la mejora del confort de conducción, ya que evita frenazos y acelerones bruscos, y un aumento de la seguridad vial gracias a una conducción anticipada que respeta la distancia de seguridad para disponer de más tiempo para reaccionar.

Al iniciar la marcha

  • Ponemos en marcha el motor sin pisar el acelerador .
  • Si es motor diésel: esperar unos segundos antes de iniciar la marcha.
  • Si es motor gasolina: iniciar la marcha nada más arrancar.
  • Usar la primera velocidad para iniciar la marcha, pero cambiar a segunda velocidad lo más rápido posible

Durante la marcha

  • Circular en marchas largas (a partir de tercera) durante el mayor tiempo posible. La clave está en circular a las revoluciones adecuadas de manera que también optimicemos el consumo del motor.
  • Conduce con suavidad. Evita frenazos y aceleraciones bruscas.
  • Para frenar: cuando detectes un obstáculo o necesites reducir la velocidad, levanta el pie del acelerador para frenar con el motor, siempre priorizando la seguridad. Sólo en caso necesario, pisar el pedal del freno. El objetivo es mantener el vehículo en movimiento por su propia inercia con una marcha engranada.
  • Deja una buena distancia de seguridad y conduce con mucha anticipación. Cuanto mayor campo visual tengamos, con más tiempo y con más seguridad podremos reaccionar ante un imprevisto. Además, evitaremos usar el freno más de la cuenta, así como los movimientos bruscos.
  • En tramos con pendiente descendiente: levantar el pie del acelerador sin reducir de marcha para que el vehículo se mueva por su inercia. Sólo si fuera necesario, pisar ligeramente el acelerador para mantener la velocidad. Nunca bajar en punto muerto porque aumenta el consumo y es peligroso. Hay que tener en cuenta que, con una marcha engranada, el coche no consume nada si no se pisa el acelerador, a diferencia del punto muerto, que sí tiene un consumo por hora.
  • En tramos con pendiente ascendente: circular con la marcha más larga posible dentro de las adecuadas para tener respuesta suficiente en el caso de tener que pisar el acelerador.

Si circulamos en un atasco

En caso de circulación densa con atasco, hay que tratar de conducir en marchas largas, siempre manteniendo la distancia de seguridad con el vehículo precedente.

Es importante no acelerar para después tener que volver a frenar ya que sólo conseguiremos un desgaste prematuro del coche, consumir y contaminar más. Además, complicamos la fluidez del tráfico.

En un adelantamiento

Antes de iniciar un adelantamiento hay que pensar si realmente va a ser funcional, es decir, si realmente es necesario y nos supone una ventaja y una mayor seguridad en la conducción y no solamente ganar un puesto. Los adelantamientos en vías de doble sentido son peligrosos porque se invade el carril contrario. Además, durante dicha acción el consumo de combustible se eleva de forma destacada ya que implica una mayor aceleración.

Para realizar un adelantamiento eficiente, debemos disponer de espacio y tiempo suficiente para realizarlo adecuadamente, sólo así podremos realizarlo a una velocidad relativamente alta y con marcha similares.

Y si realizas una parada durante más de un minuto y quieres ahorrar combustible, mejor desconecta el motor. Al ralentí el consumo no es muy elevado, pero sí lo es si sumas todas las paradas que pudieras hacer con el motor en marcha durante un año.

Como puedes ver, está en tu mano ahorrar gasolina o gasóleo, al mismo tiempo que cuidas el medio ambiente. Sólo es necesario cambiar tu estilo de conducción aplicando estas técnicas de conducción eficiente.

Ahora los socios de RACE Unlimited pueden beneficiarse de un descuento en carburante con Galp.
¡Disfrútalo ahora!

Más sobre Conducción