Recarga del aire acondicionado del coche

Además de ser un elemento de confort, el aire acondicionado cumple un importante papel en materia de seguridad, ya que ayuda a mantener el habitáculo a buena temperatura, algo esencial para reducir fatiga y la somnolencia al volante.

Si en el interior del coche hace un calor excesivo, nuestra capacidad de reacción se verá afectada porque se reducen los reflejos y la concentración. Por este motivo, en un país mediterráneo como España, con veranos de altas temperaturas, el sistema de aire acondicionado o climatizador son esenciales para un viaje cómodo y seguro.

En la actualidad, prácticamente todos los coches que se venden en España ya incluyen el aire acondicionado dentro del equipamiento de serie. Como cualquier otro elemento del coche, también hay que revisarlo y mantenerlo en buenas condiciones. Además, hay que tener en cuenta que los climatizadores cada vez son más sofisticados y requieren de un mayor mantenimiento.

El aire acondicionado, siempre a punto

Puede ocurrir que cuando llegan las altas temperaturas y te dispones a conectar el aire acondicionado, compruebes que no funciona, no enfría lo suficiente o incluso genera mal olor. Para evitar este problema es recomendable activarlo una vez al mes durante al menos 15 minutos todos los meses del año. En cualquier caso, antes de iniciar un viaje en coche por vacaciones, es importante poner a punto el vehículo, incluyendo el sistema de climatización.

Para asegurarnos un buen funcionamiento es necesario que el filtro del polen esté en buen estado, ya que si está muy sucio u obstruido no a filtrará bien, y funcionará peor.

Por otro lado, hay que comprobar la carga del aire y, para eso, será necesario que acudas a un taller profesional.

Recarga del aire acondicionado del coche: cuándo y a qué precio

Este sistema de refrigeración funciona a través de un circuito cerrado donde se almacena un gas que se enfría mediante procesos mecánicos, cambiando su estado de gas a líquido y viceversa.

Cuando el aire acondicionado no enfría la solución puede estar en realizar la recarga y para ello es necesario utilizar una estación de carga que se programa según el modelo de coche, ya que depende de la cantidad de refrigerante que necesite y de la cantidad de aceite.

No hace falta hacer una recarga cada año, los fabricantes recomiendan realizarla cada dos años más o menos, en función de su uso, pero puede durar más tiempo, todo dependerá de la temperatura y humedad de la zona de residencia. Si necesitaras recargar el aire frecuentemente, podría esconder una avería o una fuga del gas refrigerante.

Con la llegada del verano, las ofertas de los talleres y centros de reparación se multiplican y puedes optar por una recarga del aire acondicionado a partir de 40 euros. El precio final dependerá del taller al que lo lleves y del modelo en cuestión. En algunos casos, los talleres suelen incluir la recarga en sus ofertas de mantenimiento.

También hay kits de recarga para que realices tú la operación, pero conviene utilizar el gas adecuado para no sufrir una electrocución. Nuestra recomendación es que esta operación la realice un profesional especializado que, antes de hacer la recarga, también hará una limpieza general de todo el circuito y le añadirá un tratamiento antibacteriano.

Más sobre Tecnología y motor