Accidentes in itinere

En España se produjeron 69.938 accidentes de tráfico laborales con baja en 2018 que acabaron con la vida de 146 personas, además de provocar 1.022 heridos graves y 81.111 heridos leves, según el último informe publicado por el Ministerio Trabajo, Migraciones y Seguridad Social. La mayoría fueron accidentes in itinere, es decir, 51.286 accidentes se produjeron en el trayecto del domicilio al trabajo o viceversa, mientras que 18.652 ocurrieron durante la jornada laboral, o en misión.

Estos accidentes de tráfico laborales que causaron baja no han dejado de crecer en los últimos años. En 2018 este aumento fue del 3,66% con respecto a 2017. Peor es la evolución en el número de fallecidos que, con 249, supone un aumento del 23,26%.

Para reducir la siniestralidad que se produce, sobre todo en trayectos in itinere, no sólo los conductores y la administración tienen que poner de su parte. En este objetivo las empresas tienen mucho que hacer, principalmente a través del impulso y desarrollo de planes de formación. El primer problema que surge es que los cursos para este tipo de desplazamientos no son obligatorios para todos los empleados, y sólo se imparten cuando el trabajador dedica parte de su tiempo de trabajo a conducir algún tipo de vehículo.

No obstante, la puesta en marcha de Planes de Movilidad en empresas de manera voluntaria sería de gran ayuda tanto para el trabajador, que vería mejorar su seguridad vial al volante, como para el empresario, que contaría con trabajadores más formados, más seguros y con menor riesgo de sufrir un accidente. Los datos recuerdan que los accidentes laborales por el tráfico provocan casi 70.000 bajas totales por accidentes de trabajo. Además, estos Planes de Movilidad están incentivados y únicamente las compañías que los pongan en marcha podrán recibir bonificaciones, tal y como se especifica en el artículo 2.1 del Real Decreto 404/2010.

Junto a este tipo de formación, las empresas pueden ayudar a reducir la siniestralidad en las carreteras con otras medidas, fundamentalmente ofreciendo horarios flexibles de entrada y salida y así dar la oportunidad a los trabajadores de adaptar su jornada laboral evitando las horas de mayor volumen de tráfico. Otras opciones son apostar por el teletrabajo, por rutas de empresa o fomentar planes entre los trabajadores para utilizar servicios de coche compartido.

Consejos para evitar los accidentes in itinere

El estrés, las distracciones y las prisas son los enemigos principales de los accidentes de tráfico, especialmente cuando vamos o venimos del trabajo. Una colisión en la carretera que provoca un atasco, la lluvia que colapsa los accesos a las grandes ciudades, una llamada de tu jefe pidiéndote algún informe, sales tarde del trabajo y no llegas a tiempo para recoger a los niños del colegio, un mal día en casa o en la oficina… Son muchas las situaciones que nos llevan a despistarnos al volante con pensamientos que debemos dejar para otro momento.

También juega en contra de los conductores el hecho de que, estos desplazamientos in itinere, al ser rutinarios ocasionan más distracciones al volante, sobre todo, consultando el teléfono móvil o haciendo llamadas, algo que siempre tenemos que evitar.

¿Qué podemos hacer para evitar distracciones y concentrarnos 100% en la conducción cuando vamos o venimos del trabajo?

Cuando nos sentamos al volante lo prioritario es estar pendiente de la conducción y del entorno. Apaga o silencia el teléfono móvil, también puedes utilizar alguna de las aplicaciones específicas para bloquear y silenciar notificaciones y llamadas de forma automática cuando conducimos. En este objetivo es muy importante la labor de familiares y compañeros de trabajo, incluidos el jefe. Éstos deben evitar mandar mensajes o realizar llamadas a personas que saben puede estar conduciendo. Antes de iniciar la marcha no olvides tampoco sintonizar la emisora de radio que quieras ir escuchando o configurar el navegador. Si a medio camino necesitas hacer algún cambio, no dudes en detenerte en un lugar seguro.

Las prisas no son buenas compañeras de viaje por lo que recomendamos salir de casa con tiempo suficiente para llegar a tu lugar de trabajo realizando una conducción tranquila y sin estrés. También es aconsejable planificar bien el itinerario y utilizar la ruta con menos densidad de tráfico, siempre que dispongas de rutas alternativas.

Y por supuesto hay que cumplir las normas de circulación: no exceder la velocidad límite, respetar las señales de tráfico, ponerse el cinturón de seguridad…

Cómo actuar ante un accidente in itinere

Quien sufra un accidente laboral en el trayecto de ida o vuelta al trabajo debe actuar igual que en un accidente de trabajo y avisar a la empresa para recibir asistencia sanitaria por parte de la mutua correspondiente. La diferencia es que en el caso de un accidente in itinere hay que probar que ha sucedido en la ruta de casa al trabajo o viceversa, por lo que recomendamos que haya un parte por parte de la policía o guardia civil.

Con el objetivo de reducir estos accidentes laborales, el RACE ofrece formación y consultoría sobre seguridad vial para empresas a través de la formación online.

Al volante, toda precaución es poca.
¡Infórmate sobre lo que el RACE puede hacer por ti!

Más sobre Conducción