nuevas tendencias de movilidad en ciudades

Los tiempos cambian, las costumbres también. Es por este motivo que ahora se habla mucho de nuevas formas de movilidad compartidas y sostenibles, con servicios como el carsharing (servicio de coche compartido) o motosharing, donde la propiedad ya no se considera un factor fundamental. En este sentido, se sigue el modelo de las bicicletas compartidas que tan buena acogida ha tenido en muchas ciudades de Europa desde hace décadas.

¿En qué se caracterizan las nuevas formas de movilidad?

Las ventajas de estas nuevas formas de movilidad para el usuario a nivel económico son muy claras. Es un servicio más barato que tener un coche en propiedad. Tan solo se paga por el uso real del vehículo, sin costes mensuales o anuales, y además se incluyen los impuestos, seguro (hay que comprobar las coberturas en cada caso) y el coste del aparcamiento controlado en zona azul y verde. Además, tampoco es necesario tener una plaza en el garaje.

Pero estas tendencias en movilidad en ciudades no solo responden a cuestiones económicas, de comodidad o de cambios de hábitos y de consumo en las personas. Y es que la gran mayoría del espacio urbano de las grandes ciudades está dedicado al tráfico, por lo que muchas tendencias buscan fomentar este tipo de alternativas para contribuir a reducir la congestión y también la contaminación.

Coches, bicicletas y motos compartidas no sólo ofrecen una nueva fórmula de movilidad en las ciudades, sino que también fomentan el uso de vehículos eléctricos que no emiten gases tóxicos y mejoran la calidad del aire. En este sentido, cabe mencionar también el uso de motos y coches eléctricos, impulsado por el Plan Movea (Plan de Impulso a la Movilidad con Vehículos de Energías Alternativas). Además de evitar la emisión de gases contaminantes, la ventaja de estos vehículos es el menor impacto acústico que tienen.

Además, la Dirección General de Tráfico (DGT) ha incluido una novedad respecto al carsharing dentro de sus medidas especiales para regular el tráfico. Los carriles denominados de alta ocupación estarán disponibles para los usuarios de servicios de carsharing.

Aumenta la apuesta por el carsharing, motosharing y bikesharing

Este modelo se basa en un servicio de alquiler de vehículos por períodos cortos de tiempo.

En los últimos años han proliferado compañías que han apostado por este modelo. En lo que a carsharing se refiere, nos encontramos marcas ya reconocidas como Car2Go o Emov, en servicios de motosharing algunas como Muving o eCooltra. Este tipo de empresas tienen tarifas distintas, pero todas rondan los 20 céntimos de euro por minuto.

Por otra parte, el bike sharing sigue asentándose. El servicio de bicicletas compartidas se está extendiendo con rapidez por las principales ciudades de toda España. Un informe de MetroBike situaba recientemente a España como el tercer país en número de bicicletas compartidas a nivel mundial. Mención especial para Sevilla y Barcelona, que aparecen en varios de los informes disponibles sobre rankings de ciudades con mayor uso del bikesharing.

Más alternativas: Car Pooling, Ridesharing y Ride-hailing

Car pooling y ridesharing son dos conceptos similares y que difieren en que el primero se refiere sólo a compartir un viaje de coche con otras personas, como Blablacar y el segundo es compartir viaje en cualquier medio de transporte con otros usuarios. Otra alternativa al transporte público y al uso particular de un vehículo es el ride-hailing. Digamos que es un servicio similar a un taxi, como el que propone la compañía Uber.

¿Sabías que RACE Unlimited también te protege cuando no estás conduciendo?
¡Averigua cómo!

Más sobre Conducción