Atropello de animales en carretera

Se producen 14.000 accidentes de circulación al año que están originados por un animal, según un estudio publicado por la Dirección General de Tráfico (DGT). De ellos, el 80% ocurre en carreteras convencionales.

El 38% del total de accidentes de este tipo se debe a colisiones con animales domésticos, sobre todo perros, y el resto con animales cinegéticos (aquellos relacionados con la caza que intervienen en el equilibrio de los ecosistemas). Jabalíes, corzos, ciervos, zorros, conejos, aves, gamos, gatos monteses y las liebres son los animales salvajes más atropellados en carretera.

Cuando tienes un accidente en la carretera y de por medio hay un animal, cabe preguntarse si el seguro de coche cubre los atropellos de animales.

Si atropellas un animal en carretera, la asistencia en carretera del RACE recogerá tu coche,
lo llevará al taller y te ofrecerá un coche de sustitución mientras dura la reparación.

Quiero informarme

Accidentes con animales

Desde la reforma de la Ley de Tráfico de 2014, la responsabilidad en caso de accidentes con animales involucrados recae en el conductor con carácter general, teniendo éste que demostrar su inocencia en caso de que así sea. En cambio, hasta 2014, el conductor sólo era responsable del accidente ocasionado por el atropello de especies cinegéticas cuando incumplía la normativa de tráfico.

El conductor se encuentra en una situación de desamparo, porque no es fácil demostrar la culpabilidad del dueño del terreno, sobre todo, cuando el atropello al animal se ha producido en una vía convencional, que es donde se producen la mayoría de accidentes. Esto supone tener que asumir los costes del accidente. Por norma general, los seguros no cubren este tipo de percances. Por eso, si vives en zonas donde transitan animales salvajes es recomendable que contrates una cobertura específica si atropellas a un animal cinegético.

En España, el seguro obligatorio no cubre los daños materiales ni personales del propio conductor, por lo que es aconsejable contratar un seguro complementario. La asistencia en carretera que ofrece RACE Unlimited sí permite que una grúa recoja tu coche, lo lleve al taller y te ofrezca un coche de sustitución mientras dura la reparación.

¿Cubre el seguro el atropello de un perro?

Si en lugar de atropellar a un animal cinegético atropellas a un animal doméstico, como un perro o un gato, pueden ocurrir dos casos:

  • Que el animal no vaya atado ni acompañado de su dueño.
  • Que el animal vaya atado y transite con su dueño por un sitio adecuado.

Si el perro no va atado

Aquí la responsabilidad en el caso de que haya un incidente con un animal doméstico de por medio la va a tener el dueño del animal. Si el perro o el gato llevan chip, facilitará la labor a la Policía de la búsqueda del propietario. Según el artículo 1905 del Código Civil, el propietario es el responsable último de los daños ocasionados por el animal, aunque se le escape o extravíe, por lo que si tu vehículo ha sido dañado deberá pagarte el coste del arreglo.

Si quieres reclamar los daños necesitas que en tu póliza aparezca la cobertura voluntaria de defensa y reclamación de daños. Si no se encuentra al dueño del perro sólo te cubrirá los daños tu seguro si tienes un seguro a terceros con cobertura de daños por colisión de animales o un seguro a todo riesgo.

Si el perro va correctamente atado y en una zona peatonal

En este caso la responsabilidad va a ser del conductor del vehículo que atropella al animal por lo que tendrá que pagar los gastos necesarios derivados del daño producido. No obstante, al tener un seguro obligatorio de responsabilidad civil será la compañía quien cubra la indemnización.

¿Es delito atropellar a un perro en España?

El artículo 337 del Código Penal considera el maltrato animal como un delito: «el que por cualquier medio o procedimiento maltratare injustificadamente a un animal doméstico o amansado, causándole la muerte o lesiones que menoscaben gravemente su salud, será castigado con la pena de tres meses a un año de prisión e inhabilitación especial de uno a tres años para el ejercicio de la profesión, oficio o comercio que tenga relación con los animales». Para el resto de casos en los que no haya muerte o lesiones graves del animal el Código Penal los califica como falta.

Se puede leer en Internet alguna sentencia judicial en la que condenan a una persona por maltratar a un animal al haberle atropellado intencionadamente. Por tanto, si existe voluntad de un mal o el conductor realiza una imprudencia, sí que se puede considerar como delito el atropello de un animal.

¿Quién paga si tengo un accidente con un jabalí?

Según recoge la DGT, el 43% de los accidentes provocados por animales se deben en concreto a los jabalíes. Una de las razones de estos siniestros se debe a que estos animales salen de su ecosistema y buscan comida en zonas urbanizadas. La mayoría de los accidentes de este tipo suelen ocurrir de noche y en fin de semana.

Según quién sea el responsable del accidente va a tener que pagar las consecuencias:

1. El propietario del terreno.


Sólo hay tres circunstancias que no culpabilizan al conductor, sino al propietario del terreno o el responsable de la vía pública en la que ocurre el accidente:

  • Cuando el atropello del animal sea consecuencia directa de una acción de caza mayor llevada a cabo el mismo día o a las 12 horas anteriores al incidente.
  • Cuando el accidente sea consecuencia de no haber reparado la valla de cerramiento en plazo o por no disponer de la señalización específica de animales sueltos. En este caso se puede reclamar al titular de la vía pública.
  • Cuando la zona donde se ha producido el percance no disponga de la señalización específica que avisa del peligro de colisión con animales cinegéticos.

2. El conductor


Si no se cumplen alguna de las tres circunstancias anteriores la responsabilidad recae sobre el conductor.

Si tienes un accidente con un jabalí, el seguro te cubrirá siempre que lo tengas a terceros y te incluya la cobertura de animales cinegéticos y domésticos o si tienes un seguro a todo riesgo en el que se especifique este tipo de cobertura. No obstante, lee detenidamente cada cláusula de tu contrato para saber si incluye o no este punto. Si no aparece, tendrás que pagar los daños de tu bolsillo.

¿Qué hacer si se cruza un animal en la carretera?

Una de las cosas que enseñan en la Escuela RACE de conducción, situada en el Circuito de Madrid Jarama- RACE, es que si circulas a 60 km/h y chocas contra un ciervo, la fuerza del coche al colisionar equivale al peso de un elefante de 5 toneladas. Pero no sólo chocar directamente contra el animal tiene consecuencias graves, también realizar maniobras evasivas incorrectas. Aquí tienes unos consejos a seguir:

  • Pon atención a la señalización de advertencia de animales sueltos en carretera, ya sean salvajes o animales domésticos. No es extraño encontrar perros o gatos atropellados.
  • En tramos con posibles animales sueltos, reduce la velocidad y aumenta la distancia de seguridad.
  • Si te cruzas con un animal, evita tocar el claxon para que no se asuste y, si no se mueve, utilízalo, pero con suavidad. Si no consigues que se aparte, llama a los servicios de emergencia.
  • Pasa al lado del animal muy lentamente, nunca se sabe cómo puede reaccionar ya que suelen estar desorientados.
  • Cuidado tras ver un animal en la calzada o en los alrededores porque detrás podría haber más.
  • Y si circulas por la noche con luz de carretera y divisas un animal, cambia a luz de cruce para no deslumbrarle y evitar que se quede parado en medio de la carretera. Si llevas la luz de cruce, no des las largas, provocarás que se quede inmóvil.

Realizar un curso de conducción en los que te enseñan a reaccionar ante situaciones imprevistas como cruzarte con un animal en carretera también te puede ayudar mucho a evitar un accidente con animales.

En caso de que se cruce un animal en tu ruta y tu coche resulte dañado,
acude a uno de nuestros talleres RACE Eurekar donde te lo dejaremos a punto.

Encuentra tu taller

Más sobre Conducción