Tipos de seguros de coche

Cuando adquieres un coche, ya sea nuevo o de segunda mano, es necesario que antes de salir a la carretera tengas contratado un seguro. Pueden ocurrir accidentes y debe existir alguna forma de compensar a los otros conductores e incluso puedes cubrir tus propios daños.

Hazte socio del RACE y sigue moviéndote con un coche de sustitución
¡Descúbrelo aquí!

Ángeles Martínez Ulecia, responsable del departamento de seguros del RACE, explica los tipos de seguros que existen y que, además, puedes contratar a través de nuestra correduría ASEGURACE.

Si te haces socio del RACE, te ayudaremos a elegir cuál es el seguro que más te conviene gracias a nuestro comparador de seguros de coche. Nosotros mismos te asesoramos e incluso buscamos las últimas novedades del mercado por si hay precios más competitivos. Además, gracias a que nosotros te ofrecemos la asistencia en carretera, este servicio te lo podrás ahorrar de tu seguro de coche. Y te recordamos que también puedes escoger un seguro de moto con nuestra ayuda.

El seguro a terceros, el más básico de todos

El seguro más básico que existe es la Responsabilidad Civil Obligatoria (RCO). Es el que por ley todo vehículo a motor debe tener. Todos lo reconocemos como el seguro a terceros básico, ya que cubre los daños que haces a un tercero.

A este seguro a terceros se le puede añadir la cobertura de robo, rotura de lunas e incendio. Dependiendo de la compañía, puedes optar por distintas combinaciones de seguro: terceros+robo, terceros+lunas, terceros+robo+incendio… A esta modalidad se le conoce como terceros ampliado y, si incluye las tres opciones, se llama terceros completo.

El seguro a todo riesgo con franquicia

En este seguro, tanto tu coche como el del contrario están cubiertos por completo en caso de siniestro. Ahora bien, tendrás que abonar una franquicia, es decir, un coste que hayas pactado con la aseguradora y siempre y cuando seas el culpable, si no fueras culpable la Compañía contraria se haría cargo de todos los gastos.

Existen franquicias bajas, medias y altas. A mayor franquicia, menor prima, es decir, menos vas a pagar por tu seguro pero más vas a pagar en el caso de que tengas un siniestro.

Veamos un caso práctico: si tienes una franquicia de 500 euros y el daño del arreglo de tu coche o el contrario es de 700 euros, tú tendrás que pagar hasta los 500 euros. Los otros 200 euros los asume tu compañía de seguros.

El seguro a todo riesgo con franquicia

Normalmente es el seguro con la prima más alta de todas ya que, a cambio, el seguro te va a cubrir cualquier tipo de daño.

Valora bien qué tipo de seguro te interesa más según tu situación (cuántos años tiene tu coche, de qué gama es, la frecuencia con que lo usas, dónde duerme…). En el RACE te podemos ayudar con esto a través de nuestro recomendador de seguros de coche.

Hazte socio del RACE y sigue moviéndote con un coche de sustitución
¡Descúbrelo aquí!

Más sobre Seguros y servicios