Qué pasos dar ante robo de coche
El robo de coches sigue siendo un problema en España. Cada día se roban unos 120 coches, más de 42.000 al año, según datos del Ministerio de Interior de 2017. Y es que España es el tercer país europeo con más robos de coches. Con estos datos conviene estar preparado para saber qué hacer si te roban el coche.

1.-Denunciar el robo del coche

Si al ir en busca de tu coche compruebas que no está donde lo dejaste aparcado, lo primero que debes hacer es asegurarte que no se lo haya podido llevar la grúa por haber incumplido alguna norma de aparcamiento. Si no es el caso, es el momento de ponerse manos a la obra para tratar de recuperar tu vehículo cuanto antes.

Lo primero es poner una denuncia en la comisaría, de forma presencial u online. Denuncia tanto el robo del coche como las pertenencias que tuvieras en su interior. Lo primero es poner una denuncia en la comisaría, de forma presencial u online. Denuncia tanto el robo del coche como las pertenencias que tuvieras en su interior.

2.-Si tu coche tiene localizador

En este caso, el siguiente paso es notificar el robo a la central de alarmas para que inicien la búsqueda de tu vehículo. Si tu coche dispone del sistema e-call de llamadas de emergencias, también incluye un localizador. En ese caso, debes llamar a la empresa que te da el servicio de e-call, que suele ser el fabricante o una empresa asociada.

3.-Contacta con tu aseguradora

En cualquier caso, debes contactar con la aseguradora de tu vehículo. Te pedirán que les envíes copia de la denuncia para abrir un parte. Si no estás seguro de las coberturas de tu póliza, pide por teléfono que te informen.

4.-Si dan el coche como desaparecido

Por lo general, tras más de treinta días desde el robo del coche, si éste no aparece, la compañía aseguradora le da oficialmente por desaparecido. Es entonces cuando puedes iniciar el trámite para solicitar una indemnización, dependiendo de las condiciones del seguro de tu coche.

5.-Solicitar una indemnización

En la oficina de la aseguradora tendrás que entregar: justificante de la baja temporal del vehículo, justificante de pago del último impuesto municipal de circulación, un informe con los propietarios que ha tenido el coche –te lo dan en una oficina de la DGT-, la denuncia original que te dieron en la comisaría, DNI del propietario y las llaves del vehículo.
Con toda esta información, el tipo de póliza y la antigüedad del vehículo, los peritos harán una valoración y establecerán una indemnización. Si no estás de acuerdo con el valor, puedes reclamar al Defensor del Asegurado.

¿Y si aparece el coche robado?

En el caso de que el coche robado aparezca después de haber recibido la indemnización por parte del seguro, tendrás la opción de quedártelo devolviendo a la aseguradora el dinero recibido. En ese caso, la compañía de seguros peritará los posibles daños del vehículo y los reparará en función de la póliza contratada.

La contratación de la cobertura de robo es voluntaria. Según datos de Unespa, la asociación empresarial del seguro, un 68,42% de los turismos en España estaban protegidos por el seguro frente al robo en 2015.

Si tu póliza es a terceros, es decir, el seguro básico de responsabilidad civil, y no incluye la opción de robo, tendrás que asumir los desperfectos ocasionados por los ladrones. En cualquier caso, sería recomendable que fueras a un taller para que le hicieran una revisión y asegurarte de que circulas con un vehículo en buen estado.

El RACE te da soporte con todos los trámites que tengas que hacer en caso de robo.
¡Infórmate ahora!

Más sobre Conducción