¿Qué-es-el-sistema-REV

La alerta de tráfico cruzado, el sistema ISA o la caja negra son algunos de los Sistemas Avanzados de Ayuda a la Conducción (ADAS) que son obligatorios para los vehículos nuevos que estén matriculados a partir del 6 de julio de 2024. Con estos sistemas se busca ayudar al conductor para evitar situaciones de riesgo, mejorar su experiencia de conducción e, incluso, que actúen si quien conduce no llega a reaccionar a tiempo para evitar una colisión.

Hazte Socio del RACE y disfruta de la mejor asistencia en carretera, garantía mecánica, garantía de neumáticos y ¡mucho más!
¡Quiero ser Socio del RACE!

Además de los ADAS ya citados, el sistema REV (Rear Vehicle Detection o Detector de Marcha Atrás) es otra tecnología que incluirán los vehículos de nueva matriculación a partir de julio. Su función es hacer saber al conductor que hay vehículos o peatones que están pasando por la parte trasera del coche cuando está dando marcha atrás.

¿Cómo actúa el sistema REV?

A pesar de que los coches tienen hasta tres espejos diferentes para controlar los ángulos muertos del vehículo (en este artículo te enseñamos a ajustarlos bien) es posible que tengas algún despiste o no llegues a ver bien todos los objetos o personas que pasan por detrás del vehículo cuando inicias la marcha atrás. De ahí que sea necesario que tengas otros “ojos” que te acompañen y te adviertan en el caso de que alguien o algo aparezca de forma repentina.

El sistema REV utiliza diferentes sensores que permiten captar los objetos que hay detrás del vehículo:

  • Radar. Sus componentes están situados dentro del paragolpes trasero y en sus esquinas. Pueden captar objetos que estén hasta 50 metros de distancia.
  • Sensores de ultrasonidos. Se ubican en los laterales del paragolpes por la parte externa y captan elementos que estén a unos tres o cuatro metros del vehículo.
  • Cámara trasera. A través de la pantalla instalada en la consola central, el conductor puede controlar fácilmente, sin girar el cuello, el entorno del vehículo en su parte posterior cuando está circulando marcha atrás.

Al contrario que ocurre con otros sistemas ADAS, el sistema REV no es tan intrusivo ya que no actúa corrigiendo la dirección o activando los frenos. Simplemente genera una alerta sonora o luminosa para avisar al conductor de los posibles obstáculos al dar marcha atrás. No obstante, a partir de este sistema, se ha desarrollado otro, denominado RAEB (Rear Autonomous Emergency Braking with pedestrian detection) que sí realiza una frenada de emergencia si capta que un peatón pasa por detrás del coche y el conductor no va a reaccionar a tiempo.

Según un estudio de la DGT sobre la efectividad de los sistemas de seguridad en los distintos vehículos sobre el riesgo de accidentes o lesiones, con el sistema REV:

  • La reducción por atropello de peatones al dar marcha atrás es de un 41% para los sistemas basados en cámaras.
  • La reducción por atropello de peatones al dar marcha atrás es de un 31% para los sistemas basados en sensores.

Con la actuación de éste y otros sistemas ADAS, la Unión Europea tiene el objetivo de evitar más de 25.000 muertes y 140.000 heridos graves en los años venideros hasta reducir lo máximo posible la mortalidad por accidentes de tráfico para el año 2050.

Hazte Socio del RACE y viaja tranquilo, el servicio de asistencia en carretera te asiste 24/7 durante todo el año, en cualquier parte del mundo.
¡Más información!

Compartir:
Compartir:
Más sobre Conducción