El sistema ISA el asistente de velocidad inteligente

A partir del año 2022 y por orden de la Unión Europea, los nuevos vehículos tendrán que incluir paulatinamente hasta 8 sistemas de seguridad:

Si eres Socio de RACE vigilaremos tus posibles multas y sanciones y te avisaremos a través de SMS o email.
¡Descúbrelo aquí!

Muchos de estos sistemas ya los incluyen los coches actuales y están ampliamente testados. El objetivo de la UE al integrar estos elementos en los coches es evitar hasta 25.000 muertes y más de 140.000 heridos graves en Europa en los próximos 20 años. Vamos a analizar el primero de los sistemas, el Asistente de Velocidad Inteligente.

¿Qué es el sistema ISA?

Antonio Manzano, formador técnico del RACE, explica que el Asistente de Velocidad Inteligente (ISA) es un sistema que controla la velocidad a la que circula un coche y la limita en función de las señales que indica la vía.

Las siglas ISA provienen del inglés, Intelligent Speed Assistance, y será obligatorio en los coches nuevos homologados en Europa a partir de 2022 y en los nuevos que se vendan a partir del año 2024.

¿Cómo funciona el Asistente de Velocidad Inteligente?

Una cámara colocada en la parte delantera del retrovisor lee las señales de tráfico que aparecen en la carretera. Posteriormente, envía la información a una unidad de control, que es la que decide si el vehículo tiene que adaptar la velocidad reduciendo las revoluciones del motor (en ningún caso frena).

Para que la Unidad de control reduzca la velocidad del coche es fundamental la información que obtiene del GPS. En esa decisión, gracias a la señal que le llega a través de la geolocalización conoce con exactitud la velocidad de la vía en cada zona por la que transita el vehículo. De esta forma, no deja en un primer momento que el conductor vaya más rápido.

¿Cómo sabes que el sistema ISA está actuando?

De momento, el Asistente de Velocidad Inteligente es un sistema que se puede activar y desactivar manualmente a través de un botón o actuando sobre el acelerador. Esto se debe a que los fabricantes reconocen que existe un margen de error cercano al 10% en condiciones como vías paralelas, zonas de obra, mala visibilidad o metodología adversa.

Actúa de tres formas diferentes:

  1. ISA informativo: recibes una señal acústica, háptica (vibración en el volante) o visual a través del cuadro de instrumentos.
  2. ISA de advertencia: cuando intentes acelerar, notarás que el pedal se pone duro y te costará pisarlo. Actúa junto con las demás señales acústicas y visuales explicadas arriba.
  3. ISA obligatorio: Es el nivel más intrusivo ya que la centralita no va a permitir que aceleres y excedas el límite de velocidad, salvo que aprietes con contundencia el acelerador.

En ningún caso el vehículo frenará por ti y tú serás el responsable final de circular a velocidades legales o infringir la normativa. En este artículo te recordamos los límites de velocidad que hay en España y Europa. Si te ponen una multa, recuerda que por ser socio del RACE nosotros podemos recurrir la sanción por ti.

Los socios del RACE recurren sus multas gratis gracias al servicio de aviso y gestión de multas de RACE Unlimited.
¡Descúbre más aquí!

Más sobre Conducción