Fallo bomba agua síntomas y problemas

La bomba del agua es una pieza fundamental del coche, como también lo es la bomba del aceite, y está ubicada dentro del motor. Si la bomba de agua presenta un fallo o nos da algún síntoma de avería, las consecuencias pueden ser muy graves y costosas, hasta el punto de tener que cambiar el motor. Los problemas de esta pieza pueden aparecer cuando notamos que el coche pierde líquido refrigerante y el motor se calienta en exceso, o cuando escuchamos un ruido característico bajo el capó.

Antonio Manzano, formador técnico del RACE, nos explica cómo saber si funciona bien la bomba de agua del coche y cómo detectar los síntomas que nos indican que esta pieza está en mal estado.

Con la garantía mecánica del RACE podrás hacer frente a cualquier avería.
¡Conoce las ventajas de nuestra garantía mecánica!

Sin la bomba de agua, el motor se calentará y puede dejar de funcionar

Aunque es conocida como bomba del agua, porque los coches antiguos llevaban este líquido dentro, en realidad lo correcto sería llamarla “bomba del refrigerante”, ya que es el producto que tienen en su interior los motores actuales. Su función es la de mover el refrigerante dentro del circuito de refrigeración para bajar la temperatura de la culata y el bloque motor. Sin ella, el motor sufriría una avería grave al calentarse en exceso.

Las posibles averías de esta pieza normalmente suceden por desgaste o por un mal mantenimiento. Si no lleva el refrigerante recomendado por el fabricante, y en su lugar echamos agua, empezará a aparecer la corrosión y, debido a ésta, los materiales del circuito acabarán rompiéndose. Es entonces cuando aparecerán las fugas del líquido refrigerante. Es la pescadilla que se muerde la cola: si no se arreglan esas fugas y se rellena de forma incorrecta con agua, los materiales seguirán estropeándose y el escape del refrigerante será todavía mayor.

Si una bomba está en mal estado, el motor se calentará porque no está recibiendo el caudal suficiente de líquido refrigerante como para que baje su temperatura.

Gracias a la bomba del agua, la temperatura del motor es constante y así trabaja a pleno rendimiento. Esta bomba se puede deteriorar, por ejemplo, si alguna de sus paletas se desgasta o si algunas de las empaquetaduras (una especie de retenes) están dañadas, momento en el que el líquido refrigerante se irá escapando del circuito de refrigeración.

Cuando la bomba no está en buen estado, el testigo de temperatura del cuadro de instrumentos del coche se enciende, alertándonos de este problema. Si hay un fallo en el eje o alguna paleta está rota, la bomba del agua hará un ruido que escucharemos desde el interior del coche. Si esto ocurre, no se podrá reparar la paleta y la única solución será sustituir la bomba de agua.

Algunos coches tienen una bomba de agua mecánica y otra eléctrica

Las bombas de agua no pueden arrancar y parar, no al menos las mecánicas (están en movimiento siempre que el motor esté funcionando). Algunos coches tienen una bomba de agua eléctrica adicional. Esto es porque cuando paramos el vehículo y quitamos la llave del contacto, hay veces que el motor sigue estando muy caliente. Por eso, algunos fabricantes ponen una bomba eléctrica dentro del circuito de refrigeración, que funciona gracias a la energía almacenada en la batería.

Dependiendo de la temperatura del motor, esta bomba empezará a funcionar para reducir los grados de la culata y el bloque motor. El objetivo es que el motor no se quede parado con una temperatura muy alta que pueda estropear los materiales de su interior.

¿Cuánto cuesta sustituir una bomba de agua?

A la hora de tener que reparar esta pieza, la podemos encontrar en la distribución o por la parte exterior. Si está en esta última zona, la mueve la correa de servicio y, por tanto, es más fácil trabajar con ella (nos ahorrará tiempo de mano de obra), si está en la distribución, hay que retirarla para poder repararla y el trabajo es más costoso.

El precio de cambiar una bomba de agua, en el caso de que esté en la distribución (la opción más cara), rondará los 130 euros, sin contar con el coste de la propia distribución, que también es aconsejable cambiar, más la mano de obra añadida. Para hacernos una idea de su mantenimiento, los fabricantes recomiendan cambiar la bomba de agua cada dos cambios de distribución.

Si tienes alguna avería de este tipo y eres socio del RACE, recuerda que puedes recurrir al servicio de asistencia en carretera. Pero antes de que eso pase, lleva tu coche a hacer el mantenimiento que le corresponde a cualquier taller del servicio Eurekar.

Los socios del RACE Unlimited cuentan con nuestra asistencia en carretera ante cualquier imprevisto.
¡Descubre las ventajas de ser Socio RACE Unlimited!

Más sobre Tecnología y motor