Que pasa si coche se queda sin aceite

El aceite es un elemento fundamental para que el coche funcione correctamente durante miles y miles de kilómetros. Juan Manuel García Llorente, formador técnico del RACE, lo define como “la vida del motor”. Es una de las piezas clave que fluyen dentro de cualquier vehículo de combustión que circula por las carreteras españolas, y sirve para que cada pieza del corazón del coche funcione adecuadamente sin sufrir un desgaste excesivo.

De hecho, por eso el aceite también recibe el nombre de lubricante, porque su efecto permite que las piezas del motor deslicen entre ellas sin que la fricción acabe rompiendo algunas de esas partes. Pero no solo eso; el aceite también impide que el motor se caliente en exceso y también limpia el interior para que no haya ninguna impureza que impida el trabajo correcto entre los diferentes elementos mecánicos (pistones, bielas, apoyos del cigüeñal…).

Por las razones anteriores, es muy importante que el coche tenga siempre aceite y que su nivel esté entre el máximo y el mínimo que indica la varilla. De ahí que haya que comprobar de vez en cuando este líquido (siempre puedes hacer esta revisión en el servicio Eurekar del RACE), además de cambiarlo cuando corresponde, según indica el fabricante, ya que necesita una serie de propiedades que van desapareciendo con el uso y el tiempo.

Es muy importante que el coche tenga siempre aceite y que su nivel esté entre el máximo y el mínimo que indica la varilla.

Si no hacemos un mantenimiento básico del vehículo y no revisamos el aceite, la avería puede llegar a ser muy grave. Y, ¿qué pasa si el coche se queda sin aceite? Circular sin llevar ni una gota de aceite en el motor supondrá una catástrofe, así que haz caso del testigo que aparece en el cuadro de instrumentos cuando se enciende una luz roja con el símbolo de aceite
Imagen

Si esto ocurre, debes detener el motor inmediatamente, siempre que sea seguro hacerlo. Si no, acabará gripando, ya que nos está indicando que la presión del aceite es baja.
Si en lugar de rojo, el símbolo del aceite es de color amarillo significa que el coche nos avisa de que el nivel de aceite es bajo y que, por tanto, las piezas del motor puede que no se estén lubricando correctamente y la temperatura del motor puede aumentar.

Si durante un trayecto, se enciendo un piloto en tu coche, el RACE va a buscarte a cualquier hora allá dónde estés. Reparamos in situ el 90% de las averías más comunes para que puedas continuar tu viaje. Te puedes informar en este enlace sobre las ventajas de ser socio RACE Unlimited.

Cómo puede llegar a quedarse sin aceite nuestro coche

Si sale humo azul de tu coche es que en la explosión que se produce dentro del motor se está quemando también aceite, además de la mezcla de oxígeno y gasolina. Si esto ocurre, la avería será muy grave: significa que el aceite se está filtrando entre las piezas del motor hasta llegar dentro del cilindro, algo que no debería suceder.

También puede ocurrir que haya una pérdida de aceite en el propio cárter o través de las juntas, que se van estropeando con el tiempo y son las que se encargan de que no haya fugas de aceite. Una señal de que esto está pasando es que haya gotas de aceite en el suelo cuando vamos a utilizar el coche. Si no es el cárter, puede ocurrir que el aceite lleve tanto tiempo dentro del motor que sus propiedades de lubricación y viscosidad se hayan perdido, por lo que no está protegiéndolo. El filtro del aceite sucio o la bomba del aceite (por la falta de presión) pueden ser otras razones de que el corazón del coche no esté correctamente lubricado.

Cuando nos quedamos sin aceite, además de los testigos del cuadro de mandos, empezaremos a escuchar cómo las piezas metálicas rozan entre ellas con un ruido y una vibración que pueden llegar a ser muy molestos. El olor a quemado (recuerda a cuando huele a embrague quemado) puede ser otro indicio que nos indica que el motor está sufriendo más de lo debido.

El cuidado de un coche es relativamente sencillo y si lo mimamos bien y cuando toque, nos durará muchos años. Eso sí, si no nos ocupamos de él, es cuando llegan las averías imprevistas, algo que no debería ocurrir si nos acordásemos más a menudo de nuestro compañero de cuatro ruedas. Recuerda: un coche sin aceite, puede significar que las partes móviles del motor se rompan aumenta exponencialmente. Evitar que esto suceda está en tu mano.

Ante cualquier reparación que necesites en la carretera, el RACE te ofrece atención inmediata.
¡Infórmate aquí!

Más sobre Conducción