Comprueba periódicamente el líquido refrigerante de tu coche

Para mantener la temperatura del motor de un coche en sus niveles óptimos, resulta esencial mantener las propiedades del líquido refrigerante o anticongelante en condiciones óptimas y, el circuito, en el nivel adecuado. Por eso, se recomienda comprobarlo regularmente.

En tus desplazamientos siéntete protegido por la asistencia en carretera líder,
te ayudamos a llegar a tu destino.

RACE Unlimited

¿Cómo comprobar el líquido refrigerante de tu coche?

Si quieres saber el nivel del líquido refrigerante en tu coche, debes realizar los siguientes pasos:

  1. Localiza el vaso de llenado del circuito de refrigeración. Suele ser siempre de plástico semitransparente y tiene un tapón de cierre de color negro o azul. Si tienes dudas, el libro de mantenimiento te ayudará a localizarlo bajo el capó del coche.
  2. En la pared exterior del vaso de llenado encontrarás siempre dos marcas, una indica el nivel máximo y la otra el mínimo al que el nivel del líquido refrigerante se puede situar. Siempre que se encuentre entre ambas marcas, el nivel del líquido refrigerante es el adecuado.
  3. Para comprobar el anticongelante, pon el coche en una superficie plana, y deja que el motor se enfríe. Comprueba a través de la pared semitransparente si la línea marcada por la superficie máxima del refrigerante coincide entre las marcas de máximo y mínimo.

Si el líquido refrigerante está por debajo del nivel mínimo puede significar que hay una fuga en algún lugar del circuito. Esto puede derivar en una avería grave en el motor. Sin el líquido refrigerante, el motor empezará a aumentar de temperatura y llegará un momento en el que no pueda trabajar y gripe. Si esto te ocurre recuerda que por ser socio del RACE tienes un servicio de asistencia en carretera. Si no es posible solucionar el problema, te lo podemos llevar a un servicio técnico como los que tienen los talleres Eurekar, que trabajan bajo la garantía del RACE.

¿Cómo rellenar el líquido refrigerante?

  • Después de localizar el tapón del vaso de llenado, debes abrirlo gradualmente. Recuerda que el líquido anticongelante está en un circuito cerrado. Si fuera necesario, ábrelo con un paño para que vaya haciendo la descompresión progresiva.
  • Recuerda rellenar el líquido refrigerante con el motor frío. Cuando el motor está en funcionamiento y caliente tiende a aumentar el nivel del circuito hasta ponerse por encima de la marca máxima.
  • Reponer el líquido refrigerante es una operación sencilla que puedes realizar tú mismo. Si es necesario incluso te puedes ayudar con un embudo para no derramar el líquido.

Lo que debes tener en cuenta con el líquido refrigerante

Cuando eches el líquido refrigerante, debe ser siempre el recomendado por el fabricante. Ten en cuenta que te encontrarás con anticongelantes de diferentes colores (rosa, verde, amarillo, naranja…) con una protección contra la corrosión, un punto de congelación y un punto de ebullición diferentes. Si juntas dos anticongelantes de distintas propiedades, la mezcla puede formar una pasta sólida que, con el paso del tiempo y los kilómetros, puede provocar una avería al obstruir el circuito.

Si no encuentras el refrigerante recomendado por el fabricante, como última opción podrías rellenar el circuito con agua destilada; al fin y al cabo, el refrigerante es una mezcla de anticongelante y agua. Algunos anticongelantes vienen concentrados, lo que normalmente obliga a mezclarlos con agua al 50%.

En ningún caso eches sólo el agua del grifo: ésta tiene su punto de congelación en los 0ºC, hierve a los 100ºC y además corroe el metal. Gracias a los etilenglicoles y otros aditivos contenidos en los líquidos refrigerantes, se mejora tanto el punto de congelación, el de ebullición y el grado de corrosión.

Recuerda que con RACE Eurekar, tendrás un descuento en revisiones y mantenimientos.
¡Quiero saber más!

Más sobre Tecnología y motor