Normativa sillas infantiles

Durante los últimos años, en Europa se ha trabajado para mejorar la seguridad de los sistemas de retención, endureciendo los requisitos que deben cumplir estos dispositivos para ser homologados, con nuevas pruebas como el impacto lateral. Así, nace la normativa de sillas de coche para niños R-129 o i-Size.

Pero no sólo es importante disponer de una silla segura. También hay que tener en cuenta la colocación del niño en la silla, y las distintas normas que regulan el uso de estos dispositivos en las respectivas legislaciones nacionales.

En España, el 1 de octubre de 2015 entró en vigor la modificación del Reglamento General de Circulación, que fue más riguroso con los cinturones de seguridad y con los sistemas de protección para niños en el coche. En esta mejora ya se contempló la normativa para sillas de coche que entró en vigor en 2013 y que se conoce como ECE R129 o i-Size.

Desde 1982, en este país salían al mercado sillas que cumplían con la homologación de la normativa ECE R44/04. Sin embargo, con la aparición del i-Size, conviven dos normativas para los Sistemas de Retención Infantil (SRI).

Esto no significaba que inmediatamente dejasen de venderse sillas infantiles de la ECE R44/04, pero sí que a largo plazo acabarán desapareciendo para dejar paso a la nueva normativa de sillas i-Size. Aún no sabemos la fecha concreta en la que esto ocurrirá (lo decidirá la Comisión Europea), pero la razón de este cambio es por la seguridad de los propios pequeños.

¿Cuál es la diferencia entre la normativa i-Size y la R44/04?

Para entenderlo rápidamente, la normativa más antigua, la ECE R44/04, basa su clasificación de las sillas en función del peso de los niños (grupos 0, 0+, I, II y III), mientras que con la i-Size se hizo una nueva categorización a partir de su estatura. En el RACE puedes ver todos los grupos de sillas infantiles que existen, tanto para la normativa ECE R44/04 como para la i-Size. Tenemos también un comparador de sillas infantiles para que consultes su nivel de seguridad y cuál es la más conveniente para tu niño.

La nueva homologación también añadió nuevos estándares de seguridad como, por ejemplo, una nueva prueba de choque lateral para una mayor protección del niño ante este tipo de impactos.

La obligatoriedad de utilizar un sistema de anclaje ISOFIX de tres puntos para las sillas de hasta 105 cm y aumentar el tiempo del uso de la silla en sentido inverso a la marcha el máximo tiempo posible (mínimo 18 meses).

Los niños deben ir detrás siempre

En la modificación del Reglamento General de Circulación de 2015 ya vimos que el conductor y los ocupantes del vehículo están obligados a colocarse correctamente los cinturones de seguridad, tanto al circular por ciudad como por carretera, autopistas y autovías. Quedan exentos los vehículos que no los tengan instalados, aunque en este caso, no se podrá llevar a los niños.

Si hablamos de seguridad infantil en los vehículos, los menores de edad de estatura igual o inferior a 135 centímetros deberán utilizar sistemas de retención infantil y ocupar los asientos traseros.

Pero en la normativa de sillas infantiles hay excepciones: si el vehículo no dispone de asientos traseros, estos asientos se encuentran ocupados por otros menores de edad con sus sistemas de retención correspondiente o no es posible la instalación en la parte trasera. En estos tres casos, el menor podrá sentarse delante, pero siempre en una silla de niños homologada y adaptada a su altura y peso (para conocer qué silla deberá utilizar acceda a nuestro Análisis de Sillas Infantiles para coche).

En caso de que un niño utilice una silla colocada en sentido contrario de la marcha en la plaza delantera del coche, deberá desconectar el airbag. Si el niño viaja en un sistema de retención en sentido de la marcha no es necesario desconectar el airbag pero es recomendable alejarle de la zona del salpicadero lo máximo posible.

Las sillas de retención infantil se instalarán de acuerdo a las instrucciones facilitadas por el fabricante, que indicarán en qué forma y en qué tipo de vehículos se pueden utilizar de forma segura. Pero si quieres despejar algunas dudas, consulta nuestro post de FAQs sobre sillas infantiles.

La normativa de sillas infantiles en vehículos especiales

En los vehículos de más de 9 plazas, el conductor, el guía o la persona encargada del grupo deberá informar a los pasajeros de la obligación de llevar abrochado el cinturón de seguridad o el sistema de retención homologado. Esto se hará mediante medios audiovisuales, letreros o pictogramas, situados en lugares visibles de cada asiento.

En los taxis, los menores cuya altura no alcance los 135 centímetros podrán viajar en los asientos traseros sin utilizar un sistema de retención adecuado a su talla y peso, pero siempre que circulen por la ciudad. Fuera de la ciudad, el responsable de la seguridad será el padre, madre o responsable de la seguridad del menor en ese momento. Si vas a viajar en taxi fuera de ciudad, pide un servicio con silla, o dispón una para proteger al pequeño. Puedes ampliar la información en nuestro artículo: Cómo deben viajar los niños y bebés en el avión, taxi o autobús.

Recuerda, está sancionado

Según la normativa de sillas infantiles, no llevar a los niños correctamente sentados en el coche con sus sillas homologadas y no hacer uso de los cinturones de seguridad está considerado como infracción grave, con una sanción económica de hasta 200 euros y retirada de tres puntos. Si vas a viajar fuera de España, y tienes previsto circular con tu coche, alquilar uno o utilizar transporte público donde sea obligatorio el uso de una silla, infórmate antes de la normativa en vigor o solicita con tiempo el alquiler de un sistema de retención, para evitar problemas. También es muy recomendable disponer de un servicio de asistencia en viaje para evitar contratiempos.

Nos preocupamos por tu bienestar y el de tu familia. Protege a los tuyos con RACE Unlimited.
¡Descubre sus ventajas!

Más sobre Seguridad vial