Garantía calidad sillitas infantiles

Criterios de análisis para los resultados del informe europeo de evaluación de sillas infantiles

Desde 2001 los clubes europeos del automóvil, entre ellos el RACE, y desde el año 2003 con la incorporación de las organizaciones de consumidores, se encargan de realizar, analizar y publicar las pruebas que analizan los SRI. Al actualizarse de forma periódica los criterios de análisis conforme a las nuevas exigencias de seguridad, los resultados de 2007 a 2010 y de 2011 a 2014 pueden compararse de forma directa, ya que en 2015 se realizó una revisión más rigurosa de las pruebas. En este caso, se pueden comparar los resultados obtenidos durante los años 2015 y 2016.

Las pruebas

Los análisis se realizan en instalaciones especializadas que se revisan con ciclos de calibración regulares. Dichos ciclos incluyen normas internas, públicas y de los fabricantes. Las medidas de garantía de calidad internas y los manuales de gestión de calidad representan la base de los procedimientos de las pruebas, que se someten a una auditoría externa en periodos prefijados.

En el análisis de las pruebas, varios empleados comprueban de forma independiente la corrección de todas las mediciones y vídeos. Además, la organización de consumidores alemana Stiftung Warentest les hace llegar los datos a los fabricantes antes de que se publiquen (de conformidad con la norma DIN66054).

En caso de que durante una prueba se detecte un defecto grave en un SRI, se repite dicha prueba para garantizar que el resultado es correcto. Asimismo, cuando los datos de medición de los maniquíes resultan poco verosímiles o se producen errores, se realiza una repetición de la prueba.

Las mediciones de las pruebas de impacto se introducen finalmente en una base de datos del club austriaco del automóvil (ÖAMTC). En dicha base de datos también se almacenan los resultados de las pruebas de uso (realizadas por la ÖAMTC y la TCS) y se realiza el cálculo de las notas de los diferentes apartados del estudio. Dichas notas se trasladan a una base de datos de ICRT en la que se evalúan las pruebas de sustancias tóxicas y se elaboran las recomendaciones finales.

ÖAMTC, TCS, la fundación Stiftung Warentest y ADAC se reúnen para revisar la tabla de resultados, debatir los puntos fuertes y débiles de cada modelo de silla y resumirlo todo en una valoración que se presenta al resto de participantes en las pruebas en otra reunión.

Las pruebas de impacto se realizan de conformidad con las siguientes normas:

  • ECE R 44 y ECE R 129
  • Protocolos de valoración y prueba de Euro NCAP

De forma adicional se utilizan los siguientes instrumentos en la fase de proyecto para garantizar la seguridad:

  • Manual de gestión de calidad de los laboratorios de pruebas de ADAC
  • Certificación de la Oficina Alemana de Vehículos (KBA)
  • Calibración de las instalaciones por parte de empresas externas

Crash test

Las pruebas de impacto para valorar la capacidad de protección frontal o lateral se realizan en el centro técnico de ADAC; por su parte, las pruebas de manejo las llevan a cabo empleados de los clubes automovilísticos de Austria (ÖAMTC) y Suiza (TCS) de forma conjunta. Por último, la organización Stiftung Warentest encarga a un laboratorio químico la realización de las pruebas de substancias contaminantes.

Las pruebas de impacto se realizan de acuerdo a una lista de pruebas elaborada antes de realizar el test. Se realizan pruebas con maniquíes de diferentes tamaños, sentados y tumbados (si la silla ofrece ambas opciones) y con diferentes tipos de sujeción (cinturón del vehículo, Isofix, con base, sin base). Si una silla tiene varias opciones de instalación (p. ej., abrochar al niño con el arnés de la silla o con el cinturón del vehículo), se prueban todas las opciones por separado. Si una silla está homologada para varios grupos de peso y tiene varias opciones de instalación, se prueba cada una de las opciones por separado.

Para la valoración dinámica, las mediciones de los maniquíes se analizan siguiendo criterios biomecánicos basados en las normas ECE y en los resultados de proyectos europeos de investigación (p. ej., CASPER, EEVC, CREST y Euro NCAP). En el caso de aquellos riesgos de lesión no registrados directamente por los maniquíes (p. ej., fallos en las estructuras de soporte) se aplican disminuciones de nota (“modificadores”). Estas se asignan tras analizar los vídeos de los ensayos e inspeccionar las sillas una vez finalizada la prueba.

La instalación y el ajuste de la silla y el abrochado del maniquí para las pruebas dinámicas se realizan de acuerdo con los manuales de uso del fabricante y las instrucciones del test de sillas infantiles de los clubes (de conformidad con las normas ECE R 44 y ECE R 129).

A cada silla utilizada en el estudio se le asigna un código para poder garantizar la trazabilidad de la prueba realizada con dicha silla. Los ajustes aplicados a la silla se registran con el correspondiente número de prueba en la lista de ensayos (tabla Excel). Asimismo se toman fotografías de la silla instalada tanto antes como después de realizar la prueba.

Los datos del maniquí se almacenan durante la prueba en un dispositivo temporal (anillo NA33 o M-Bus). Justo después de la prueba se leen con el correspondiente programa (Messring Crashsoft 3) a través de una red y se almacenan en el ordenador como datos en bruto. El análisis de estos datos, su representación gráfica (en formato PDF) y el resumen en tablas de los valores obtenidos (en formato Excel) se realiza también de forma automática con un programa informático (MeasX XCrash).

Los ingenieros revisan directamente después de la prueba que los datos sean plausibles y posteriormente los almacenan en un servidor. Los vídeos de las pruebas, grabados con cuatro cámaras de alta velocidad, también se leen a través de la red. Los ingenieros miden en pantalla el desplazamiento hacia delante de la cabeza del maniquí y registran los datos en la lista de ensayos con el correspondiente número de prueba. Después de las pruebas, los datos se introducen de forma automática en una base de datos. Para su revisión se extraen en una tabla en la que se calculan y compendian las notas. En dicha tabla se pueden comparar de forma gráfica los valores de las diferentes pruebas realizadas con un mismo modelo, o las pruebas de diferentes modelos.

Resultados del test

Los datos finales se calculan con las notas de los apartados Seguridad, Manejo, Ergonomía y Sustancias Contaminantes:

    50% Seguridad

  • 40% Protección contra impacto frontal
  • 40% Protección contra impacto lateral
  • 20% Diseño de la silla
  • 10% Recorrido del cinturón
  • 10% Fijación al vehículo
    40% Manejo

  • 40% Uso incorrecto
  • 20% Sujeción del niño
  • 20% Instalación de la silla
  • 10% Ajuste de silla / Ajuste de altura
  • 8% Manual de usuario
  • 2% Limpieza y acabado
  • 50% Limpieza
  • 50% Acabado
    10% Ergonomía

  • 40% Espacio para el niño
  • 10% Sujeción de la cabeza
  • 90% Espacio para el niño
  • 20% Espacio necesario en el vehículo
  • 20% Postura
  • 20% Comodidad
  • 33% Pata de apoyo
  • 33% Acolchado, zonas descubiertas
  • 33% Visibilidad para el niño
    0% Pruebas de sustancias contaminantes

Los valores de estos criterios y su correspondiente ponderación se encuentran descritos detalladamente en el documento “Estructura de la calificación global”. En el caso de que una silla cubra varios grupos y modos de instalación, la recomendación de los clubes se calcula con los peores resultados de cada grupo/modo de instalación (protección mínima).

Se asume que las sillas Isofix se instalan en su mayor parte con dicho sistema, por lo que las valoraciones del modo Isofix se utilizan preferentemente para calcular la recomendación de los clubes. Si dichas sillas también se pueden instalar con el cinturón del coche, dicho modo de instalación se utiliza solo en los comentarios. No obstante, si las pruebas con la instalación con el cinturón obtienen la calificación “muy insatisfactorio “, será esta la recomendación que los clubes publiquen.

Además del cálculo matemático con las ponderaciones detalladas anteriormente, existen disminuciones (“modificadores”) en la nota que tienen como objetivo reflejar las valoraciones negativas obtenidas en apartados importantes y que no puedan compensarse, en su mayor parte gracias a buenas valoraciones en otros apartados.

    Disminución en la calificación de seguridad:

  • Si la calificación en la prueba de protección contra impacto frontal o lateral es ” aceptable ” o por debajo, la nota final del apartado de seguridad se reduce.
  • Un mal resultado en la prueba de impacto frontal o lateral se refleja directamente en la nota del apartado de seguridad.
  • Si la calificación del diseño de la silla es “aceptable” o por debajo, se reduce la nota final del apartado de seguridad.
    Disminución en la calificación de manejo:

  • Si la calificación del riesgo de uso incorrecto, de la fijación o de la instalación de la silla es ” aceptable ” o por debajo, se reduce la nota final del apartado de seguridad.
  • Por otro lado, un mal resultado en el riesgo de uso incorrecto, la fijación o la instalación de la silla se refleja directamente en la nota del apartado de uso.
    Disminución en calificación global (recomendación del club):

  • Si la calificación en los apartados de seguridad o manejo es “aceptable” o por debajo, se reduce la calificación global de los clubes.
  • Si la calificación del apartado de sustancias contaminantes es “aceptable ” o por debajo, se reduce la calificación global de los clubes.
  • Un mal resultado en los apartados de seguridad, uso o sustancias contaminantes se refleja directamente en la calificación global de los clubes.

Criterios de análisis

SEGURIDAD

Pruebas dinámicas de conformidad con las normas ECE R 44/04 y/o ECE R 129:

Protección contra impacto frontal:

  • Carro de prueba con carrocería Volkswagen Golf VII (5 puertas)
  • Prueba en los asientos traseros izquierdo y derecho con cinturón automático
  • Deceleración del carro de acuerdo con la prueba de colisión descentrada de Euro NCAP para Volkswagen Golf VII
  • Av=74 km/h
  • Posición sentado y tumbado (en caso de existir)
  • Colocación estándar y alternativa de cinturones (en caso de existir)
  • Fijación Isofix y mediante cinturón (en caso de existir)
  • Sentido de la marcha: con los maniquíes mayor y menor homologados para cada instalación
  • Sentido contrario a la marcha: con el maniquí mayor
    (Si hay que cambiar el grado de inclinación del respaldo según el peso del niño, también con el maniquí mayor posible en las posiciones sentado y tumbado)
  • Maniquíes: Q0, Q1, Q1,5, Q3, Q6, Q10
  • Mediciones a una temperatura ambiente de aprox. 20 °C

Si la calificación es inferior a “satisfactorio”, se produce una disminución gradual de la nota en el apartado de seguridad. Una calificación de “muy insatisfactorio” en la prueba contra impacto frontal afecta directamente a dicha nota de seguridad.

Protección contra impacto lateral:

    Pruebas dinámicas de conformidad con la norma ECE R 129:

  • Pruebas de banco y puertas girados 80º con respecto a la dirección al impacto.
  • Av=27kph
  • Ajuste de postura (si está homologado)
  • Colocación estándar y alternativa de cinturones (en caso de existir)
  • Fijación Isofix y mediante cinturón (en caso de existir)
  • Posición final de la puerta que recibe el impacto: 215 mm de distancia desde el centro del asiento
  • Acolchado de la puerta: Styrodur C2500 de 20 mm
  • Colocación estándar y alternativa de cinturones (en caso de existir)
  • Fijación Isofix y mediante cinturón (en caso de existir)
  • Pruebas con todas las modalidades de instalación
  • Maniquíes: Grupo ECE 0: Q1 Grupo ECE 0+: Q1.5 Grupo ECE I: Q3 Grupo ECE II/III: Q3, Q6
  • Mediciones a una temperatura ambiente de aprox. 20 °C

Si la calificación es inferior a “satisfactorio”, se produce una disminución gradual de la nota en el apartado de seguridad. Una calificación de “muy insatisfactorio” en la prueba contra impacto lateral afecta directamente a dicha nota de seguridad.

AJUSTE Y RECORRIDO DEL CINTURÓN, FIJACIÓN AL VEHÍCULO:

    Además de las pruebas de impacto, se llevan a cabo otras adicionales para evaluar la seguridad de las sillas infantiles.

  • Pruebas de instalación en diferentes vehículos (Opel Adam, Ford C-Max, Volkswagen Golf VII)
  • Pruebas con niños y maniquíes de diferentes alturas.

Las pruebas de instalación permiten comprobar si la silla puede instalarse correctamente en los diferentes asientos y con diferentes puntos de anclaje al cinturón (fijación al asiento).

Una silla que solo funciona en condiciones de prueba y con maniquíes que se parezcan a un niño de tamaño dentro de la “media” es inútil en el día a día. Por ello se comprueban todas las opciones con niños y con maniquíes especiales. De esta forma se puede juzgar si el cinturón se ajusta de forma óptima al niño (recorrido del cinturón).

MANEJO

    Evaluación de

  • uso incorrecto
  • abrochado y desabrochado del niño
  • instalación y extracción de la silla infantil
  • transformación de la silla infantil (dificultad a la hora transformar la silla para poder transportar a un niño mayor/menor)
  • manual de usuario
  • limpieza de la funda (extracción de la funda y posibilidad de lavado)
  • acabado de la silla (p. ej., duración de las pegatinas en la silla)


Prueba de instalación en vehículo de 3 puertas

ERGONOMÍA

    Pruebas de instalación con niños y maniquíes en los asientos traseros exterior y central (si la silla está homologada) de los vehículos de prueba.
    Se analizan y evalúan los siguientes puntos:

  • espacio para el niño en la silla
  • espacio necesario en el vehículo
  • postura del niño (inclinación del respaldo y espacio para las piernas)
  • comodidad para el niño (pata de apoyo, acolchado, zonas descubiertas, visibilidad para el niño)


Disposición de la prueba de ergonomía

PRUEBAS DE SUSTANCIAS CONTAMINANTES

Se toma y analiza una prueba variada de todos los materiales textiles que entran en contacto con el niño. A continuación se detallan las sustancias tóxicas analizadas y las correspondientes disposiciones legales, normas y estándares.

Hidrocarburos aromáticos policíclicos (HAP):

    Se han analizado los materiales textiles de conformidad con el documento AfPS GS 2014:01 PAK de 4 de agosto 2014 (utilizado para otorgar el sello GS) para detectar su contenido de 18 HAP. Los resultados se han clasificado según la categoría 1:

  • Benzo(a)pireno
  • Benzo(a)pireno
  • Benzo(a)antraceno
  • Benzo[b]fluoranteno
  • Benzo[j]fluoranteno
  • Benzo[k]fluoranteno
  • Criseno
  • Dibenzo[a,h]antraceno
  • Benzo[g,h,i]perileno
  • Indeno[1‚2,3-cd]pireno
  • Acenaftileno
  • Acenafteleno
  • Fluoreno
  • Fenantreno
  • Pireno
  • Antraceno
  • Fluoranteno
  • Naftaleno

Ftalatos:

    Se han analizado los materiales textiles de conformidad con las directivas 2005/84/CE y 76/769/CEE (disposiciones legales sobre ftalatos en juguetes y artículos para bebés) para detectar su contenido de los siguientes ftalatos:

  • DEHP
  • DBP
  • BBP
  • DINP
  • DIDP
  • DNOP
    También se realiza un análisis de los siguientes ftalatos de conformidad con las normas Ökotex 100, RAL-UZ (juguetes textiles) y la normativa sobre cosméticos.

  • DIBP
  • DMEP
  • DIHP
  • DHNUP
  • DIPP
  • DNPP

En las pruebas se ha utilizado tolueno como disolvente. La suma de los ftalatos reseñados no puede superar 1.000 mg/kg.

Plastificantes / retardantes de ignición:

    Se han analizado los materiales textiles de conformidad con la norma Ökotex 100 para comprobar su contenido de los siguientes plastificantes y retardantes de ignición:

  • Fosfato de tri-o-cresilo (TKP)
  • Fosfato de tris(2-chloroetilo) (TCEP)
  • Fosfato de trifenilo (TPP)
  • PBB
  • PBDE
  • HBCD
  • Fosfato de trisdibromopropilo

El análisis se ha realizado de conformidad con la norma EN 71-9 (norma sobre juguetes, de aplicación voluntaria).

Así mismo se analiza el contenido de TCPP y TDCPP (<5 mg/kg) de conformidad con la directiva 2014/79/UE.

Compuestos fenólicos:

Los materiales textiles se analizan de conformidad con la norma Ökotex 100 para comprobar su contenido de fenol (altamente tóxico y corrosivo), nonifenol (tóxico para la reproducción y corrosivo) y bisfenol A (nocivo para la salud).

La suma de los fenoles emitidos no puede superar 2.000 mg/kg.

Organoestaño:

    Los materiales textiles se analizan de conformidad con la norma Ökotex 100 (de aplicación voluntaria) para comprobar su contenido de compuestos organoestánnicos (límites entre paréntesis):

  • TBT (<0.5mg/kg)
  • TPhT (<0.5mg/kg)
  • DBT (<1mg/kg)
  • DOT (<1mg/kg)

Formaldehído:

Los materiales textiles se han analizado de conformidad con la norma EN ISO 14184-1 para comprobar su contenido de formaldehído. Los resultados se han elaborado de conformidad con la norma EN 71-9 (norma sobre juguetes, <30 mg/kg).

Metales pesados:

Se han analizado los materiales textiles de conformidad con la norma EN 71-3 (norma sobre juguetes) para comprobar su contenido de metales pesados.

Más sobre Sillas infantiles