Preguntas frecuentes sobre sillas infantiles

¿Qué silla infantil es la mejor para llevar a mi hijo en el coche? ¿Hasta qué edad deben utilizar una silla de coche para niños? A la hora de llevar a los pequeños en el coche nos surgen muchas preguntas, pero lo primero que debemos de tener muy claro es cómo y dónde deben de ir sentados los niños en el vehículo.

Desde el 1 de octubre de 2015 ya no puedes viajar con niños en el asiento delantero del vehículo, ni siquiera si los llevas en su silla infantil en sentido contrario a la marcha. Es decir, todos los niños menores de edad de estatura igual o inferior a 1,35 metros, cuando viajen en el coche, deberán utilizar un sistema de retención infantil homologado adaptado a su talla y peso, y deberán hacerlo en los asientos traseros. Hay tres excepciones:cuando el vehículo no disponga de asientos traseros, cuando los asientos traseros están ocupados por otros niños con sistema de retención infantil o cuando no sea posible instalar en dichos asientos todos los sistemas de retención infantil.

Encuentra todas las respuestas a tus dudas sobre sillas infantiles.

¿Qué debo tener en cuenta al comprar un sistema de retención infantil?

El sistema de retención infantil debe estar homologado. Debe llevar una etiqueta de color naranja, colocada en la parte posterior de la silla de coche para niños, que indique la norma de referencia. Elige siempre la última norma de homologación, más exigente. En este caso, la norma i-Size R-129 es la más reciente, pero también puedes comprar sillas homologadas con la norma ECE 44/04.

¿Qué ocurre si llevo a un niño en el asiento delantero?

Si llevas al niño en el asiento del acompañante, sin que los traseros estén ocupados por otros niños y sin tener problema de espacio para instalar la silla infantil, te pueden multar con 200 euros y retirada de tres puntos del carné de conducir. Como el resto de infracciones relacionadas con la seguridad infantil ésta recae en el conductor, salvo en los taxis, que recae en el adulto que acompañe al niño.

Si viajas fuera de España, consulta la legislación de cada país.

¿Puedo llevar al niño delante si no me cabe una tercera silla detrás?

Es una de las excepciones a la ley que obliga a los niños a viajar en el asiento trasero. En un coche con el asiento trasero ocupado por otros menores de altura igual o inferior a 1,35 metros, se podrá utilizar el asiento del copiloto para otro menor. Eso sí, con su silla infantil correspondiente, como te hemos comentado, y desconectando el airbag si la silla se sitúa en sentido inverso a la marcha.

¿Puedo llevar a un menor de 1,35m si mi coche no incorpora cinturones de seguridad por su antigüedad?

La norma especifica de forma clara que los niños cuya estatura no alcance los 135 centímetros deberán utilizar obligatoriamente un dispositivo de retención homologado adaptado a su talla y a su peso en los asientos traseros. Si el vehículo no dispone de cinturones en las plazas traseras (anteriores a junio de 1992), no podrán viajar niños por debajo de esta estatura al no poder utilizar un SRI. En este caso, la ley permite que el niño ocupe la plaza delantera – que sí dispone de cinturón de seguridad- con su correspondiente silla infantil, aunque no es aconsejable.

Mi vehículo no tiene plazas traseras: ¿puedo llevar a mi hijo en la plaza delantera?

Cuando un vehículo no dispone de plazas traseras, la norma permite, como excepción, que el niño con una altura igual o inferior a 1,35 metros viaje en la plaza delantera con su correspondiente silla infantil. Recuerda que si la silla se sitúa en sentido inverso a la marcha debes desconectar el airbag frontal del copiloto.

¿Cuándo debo desconectar el airbag en el coche si coloco una silla infantil?

Cuando se coloque una sillita infantil en el asiento del copiloto en sentido inverso a la marcha (sólo podremos hacerlo si las plazas traseras están ocupadas por otros niños), siempre tendremos que desconectar el airbag frontal de pasajero. Junto al asiento, o en la puerta, tienes una pegatina que te lo recuerda, y además lo indica la norma. Pero ten en cuenta que no todos los coches permiten desconectar el airbag; en algunos es un elemento opcional. Si es el caso de tu coche, tendrás que acudir a un taller especializado para que lo desconecte un profesional.

Insistimos en no utilizar la plaza del copiloto si el airbag no se puede desconectar. Tampoco se recomienda manipular los sistemas de desconexión (como quitar un fusible, derivar los cables, poner enchufes anexos…) sin la supervisión de un profesional autorizado por el fabricante, que garantice que los trabajos se hacen conforme a la norma, y que en ningún caso se verá afectada nuestra seguridad o la del menor.

Si el niño va en una sillita en sentido de la marcha, el airbag debe ir conectado.

No veo al niño si va en sentido inverso ¿no viajará nervioso?

Actualmente existen distintas soluciones para vigilar a los pequeños que van en esta posición, como los espejos colocados en las plazas traseras para que, en combinación con los espejos interiores, podamos ver al niño. Otro truco casero “reconocido” por los padres en los casos en los que el niño necesita ver a la madre es colocar una foto en el respaldo del vehículo.

Si va otro adulto acompañando al niño, resulta fundamental que éste vaya sujeto a su vez por el cinturón de seguridad, y que mantenga una distancia con respecto al pequeño, ya que en caso de impacto o frenazo existe el riesgo de ser nosotros los que impactemos contra el niño causándole daños. También es importante en este sentido no dejar elementos sueltos que puedan salir despedidos contra el niño, pudiendo provocar lesiones al pequeño.

Nuestra recomendación es que el niño viaje en el sentido inverso a la marcha durante el mayor tiempo posible hasta los 18 kg o 105 cm de altura, ya que leaporta más seguridad en caso de frenado o impacto frontal.

¿Los niños se marean viajando en sentido inverso?

Cada caso es diferente, como cada niño, y no se puede establecer una regla común para todos. Pero parece evidente que si durante los primeros meses de vida, en los que sí es obligatorio llevar al niño en sentido inverso a la marcha (sillas de coche para niños Grupo i- SIze o Grupo 0+ y cada vez más las sillas del Grupo I), los niños generalmente no se marean, tampoco lo harán cuando son más mayores.

Lo que es importante es analizar, en su caso, la razón de por qué se marean, ya que puede ser por una próxima ubicación a la ventanilla, el tipo de vehículo o la altura al suelo, por una conducción agresiva, por la mala ventilación, por llevar demasiada ropa que le pueden generar un exceso de calor, o incluso una mala hidratación, entre otras muchas razones. Si montamos al niño en el coche justo después de haber ingerido alimentos, existe un alto riesgo de producirse pequeños vómitos o regurgitaciones.

¿El niño puede viajar en cualquier silla en sentido inverso a la marcha?

Recuerda que el uso de las sillas en sentido inverso a la marcha está sujeto a las recomendaciones del fabricante respecto a la talla o peso máximo autorizado para ese modelo. Pero, en cualquier caso, la recomendación general es utilizar una silla de protección en sentido contrario a la marcha durante el mayor tiempo posible y prolongar el cambio al sistema de retención en sentido de la marcha lo más tarde posible. Con la nueva norma i-Size es obligatorio el uso de la silla en sentido inverso a la marcha hasta que el niño cumple 15 meses, aunque se recomienda su uso hasta los 18 kg o los 105 cm de altura.

Si llevas al niño en sentido inverso a la marcha es importante no bloquear la silla con el respaldo del asiento delantero. Mínimo hay que dejar tres o cuatro dedos de separación para que la silla pueda amortiguar en caso de colisión y evitar así mayor impacto en el niño.

¿Mi hijo me pone nervioso cuando va solo en las plazas traseras del coche?

Los niños se tranquilizan cuando ven a la madre o al padre. En caso de viajar solo el conductor y el niño, recomendamos colocar la silla en la plaza central (preferentemente) o derecha, detrás del copiloto. Recuerda que es obligatorio que los niños con una altura igual o inferior a 1,35 metros viajen en las plazas traseras en sus sillas infantiles homologadas.

¿Cómo sé qué silla infantil es la que necesito?

Antes de comprar la silla infantil, solicita asesoramiento e infórmate. Lo mejor es ponerse en contacto con el fabricante o bien puedes preguntar a los vendedores de tiendas especializadas, que te ayudarán a decidirte. Ten en cuenta tus necesidades, el vehículo donde vas a colocar la silla, si vas a necesitar mover la silla con frecuencia de un coche a otro y las características del niño (si es muy grande, alto…). Verifica el sistema de anclaje que incorpora tu vehículo (i-Size, ISOFIX, tercer punto Top Tether, cinturones de seguridad…).

Aunque estén homologadas, ¿hay sillas mejores que otras?

Los clubes automovilísticos realizan cada año diferentes pruebas –más exigentes que las obligatorias para homologar un modelo- en las que se analiza la seguridad de las sillas infantiles, la facilidad de uso de las mismas, el confort, los tejidos y su posible toxicidad, etc. Con estos datos se clasifican unos resultados de calidad que sirven de referencia a los usuarios a la hora de la compra las sillas de coche para niños, como una guía con los datos objetivos de las pruebas. Por lo que, aunque todas las sillas que se vendan en el mercado hayan pasado su correspondiente homologación obligatoria, no todas aportan la misma protección.

Tienes a tu disposición en la web de RACE los últimos análisis realizados a diferentes modelos de sillas infantiles, donde podrás comprobar las resultados obtenidos según los grupos de retención infantiles, y los resultados en cada categoría.

¿Todas las sillas de coche son iguales?, ¿vale cualquier silla?

Cada silla de seguridad está pensada para ofrecer la mayor protección según la estatura y el peso de los niños. Una silla infantil demasiado grande o demasiado pequeña puede provocar un mal funcionamiento. Infórmate de los últimos avances de seguridad, ya que cada año se mejoran los niveles de protección. Es recomendable comprar siempre los modelos más modernos y con nuevos accesorios, y utilizarlos conforme a las recomendaciones del fabricante. De poco sirve comprar una silla con buen nivel de protección si se instala de forma incorrecta o no se utiliza adecuadamente.

¿Cómo influye mi vehículo a la hora de comprar una silla?

Lo primero que debemos comprobar antes de comprar una silla de seguridad infantil para el coche es qué sistema de anclaje lleva nuestro vehículo: cinturones de tres puntos, ISOFIX… También antes de comprar una silla de coche para niños conviene asegurar que el vehículo donde se va a utilizar el sistema de retención infantil cuenta con una instalación firme y sin excesivas complicaciones. No olvides que desde 2013 está en vigor la norma de homologación de sillas infantiles i-Size que incluye pruebas más exigentes, pero para utilizar una de estas sillas tu coche debe estar también homologado para ello.

Comprueba que la silla infantil está en perfecto estado. Rechaza sistemas de seguridad de segunda mano, con mucho tiempo, o con pequeños desperfectos, ya que los años restan seguridad al producto. Y nunca utilices una silla que haya sufrido un impacto.

¿Se puede llevar a los niños con el cinturón de seguridad de un adulto?

Nunca viajes con un niño con una altura igual o inferior a 1,35 metros sin su silla infantil adaptada a su talla y a su peso. Utilizar únicamente los cinturones de seguridad no solo está prohibido, tampoco les protegerá debidamente: el niño puede “colarse” por debajo del cinturón al no poder apoyarse en el suelo con sus pies, y puede provocarle graves lesiones en el abdomen y en el cuello.

En el vehículo, el niño debe ir siempre en su silla de coche, por muy corto que sea el trayecto. A 50 km/h existe un alto riesgo de mortalidad si se produce un impacto y el niño no lleva un sistema de retención infantil, ya que puede salir despedido impactando contra los elementos interiores y multiplicando su peso hasta 40 veces: un niño de 25 kilos tendría un impacto con una fuerza equivalente a una tonelada… Sería como tirarle desde un tercer piso al vacío.

¿Cuál es la sanción por no llevar a los niños en su sistema de retención?

No llevar sistema de retención infantil en España cuando es obligatorio conlleva la retirada de tres puntos del permiso de conducir y una multa económica de 200 euros. La multa recae en el conductor del vehículo, excepto cuando se viaja en taxi, en cuyo caso el responsable es el adulto responsable del menor.

Si viajas fuera de España, consulta la legislación de cada país.

¿En qué plaza viaja el niño de forma más segura?

Los asientos traseros son los más seguros. Por eso, la ley obliga a los niños con una altura igual o inferior a 1,35 metros a viajar en dichas plazas. Dentro de las plazas traseras, la más segura es la central. Pero, si no dispone de anclaje Isofix, la siguiente plaza más segura es la trasera detrás del copiloto. En el caso de necesitar llevar al menor en la plaza delantera (si se cumplen las excepciones a la norma), el uso de sillas dispuestas en sentido inverso a la marcha estará condicionado a la necesaria desactivación del airbag frontal de pasajero.

Hay que tener en cuenta la ubicación de la silla infantil dentro del coche y, dependiendo del número de ocupantes, considera qué plaza deben ocupar en el vehículo. Por ejemplo, y si es posible, si solo viaja un adulto detrás, es mejor que no se siente en la plaza junto al pequeño, con el fin de evitar riesgo de lesiones por impacto entre los pasajeros. Y recuerda que todos los ocupantes siempre deben llevar abrochado el cinturón de seguridad.

Ya tengo una silla infantil, pero es muy complicado montarla...

Antes de instalar una silla infantil en el coche, lee con atención todas las advertencias, instrucciones y recomendaciones de instalación del fabricante, así como los requisitos u observaciones establecidos por el vehículo. Te recomendamos que, en el momento de la compra de la silla de coche para niños, preguntes al experto cómo instalarla correctamente (no todos los modelos de sillas siguen el mismo sistema). También es importante eliminar las holguras del cinturón cuando éste sujete la silla, o en el caso de disponer de anclaje ISOFIX, comprueba los testigos de instalación correcta.

¿Cómo puedo adaptar la silla a la medida de mi hijo?

Los niños crecen, y las sillas de seguridad deben ajustarse a este crecimiento. Por ello, es preciso ajustar el recorrido del arnés y el reposacabezas a medida que aumenta la envergadura del niño. No solo viajará más seguro, también más cómodo.. En cualquier caso, consulta el manual para adaptar el dispositivo.

¿Los grupos 2 y 3 de sillas infantiles sujetan al niño con el cinturón de seguridad?

¿Cómo debe ir colocado el cinturón de seguridad para que no dañe al niño en caso de frenazo o impacto? En las sillas de grupos 2 y 3 (para niños de más de 100 cm de altura, referidos a los elevadores con respaldo, pon especial atención al recorrido del cinturón de seguridad sobre el cuerpo del niño: Siempre debe ir por las guías de la silla y nunca debe ir por encima del cuello, siempre ha de ajustarse en la parte ventral lo más bajo posible sobre las caderas (zonas duras), y elimina cualquier posible holgura. El cinturón debe pasar por las guías para que no entre en contacto con el niño. Nuestro consejo: utiliza la silla con respaldo hasta que el niño alcance una altura de 1,40 – 1,50, ya que le permitirá apoyar la cabeza cuando duerma y tendrá una mayor protección en caso de un choque lateral..

Mi hijo siempre en su silla, por eso no tiene peligro de lesiones...

Una silla puede reducir hasta un 75% de las lesiones, pero siempre que la silla infantil vaya perfectamente instalada y el niño bien sujeto, eliminando objetos que puedan provocarle lesiones. Hay que prestar especial atención con los errores que se puedan producir en el montaje y de uso por parte del niño. Lee las recomendaciones del fabricante, y vigila que el niño no se quite los arneses o se desabroche el cinturón. Para esto último es esencial que vayan bien tensados sobre el cuerpo del menor.

¿Cómo coloco un capazo de seguridad?

Las cunas portátiles (capazos de seguridad) del grupo 0 deben ajustarse de manera que la cabeza del recién nacido esté orientada siempre hacia la parte interior del vehículo. De este modo, puede evitarse un golpe directo en la cabeza del niño en un choque lateral. Mejor que un capazo, te recomendamos un portabebés con la última homologación i-Size en sentido inverso a la marcha o en su defecto una silla de la normativa R44/04 del Grupo 0+.

¿Cómo debo llevar la silla infantil cuando mi hijo no va en ella?

Una silla infantil es un objeto que puede salir proyectado hacia los ocupantes si va suelta en el coche. Por ello, y aunque el niño no viaje en ese momento, conviene sujetar siempre las sillas de coche para niños con el cinturón del vehículo o con los anclajes ISOFIX para evitar que salga despedida. En caso de que la silla no disponga de ISOFIX, conviene llevarla con el cinturón de seguridad abrochado.

¿Puedo utilizar una silla infantil que ha sufrido un impacto?

En un accidente de tráfico, donde se han producido fuerzas de desaceleración importantes, una silla infantil puede sufrir daños graves, aunque no se detecten a simple vista: microrroturas, daños en las guías del cinturón, en los arneses, en los anclajes… Por lo tanto, nuestra recomendación es sustituir la silla de coche para niños tras sufrir un accidente de tráfico, reduciendo el riesgo de llevar una silla que no esté en perfecto estado.

También hay que tener en cuenta la renovación de la silla infantil tras un largo período de uso. La reutilización de una silla puede reducir su eficacia debido al uso, a la temperatura interior del coche o a la pérdida de las propiedades de los materiales. En el caso de que te presten una silla usada, ten en cuenta también su etiquetado de homologación: en la actualidad se pueden utilizar sillas homologadas según la norma ECE R44/03 (aunque no las recomendamos porque es antigua), sillas según la normativa ECE R44/04 y según la actual normativa i-Size.

¿Puedo ir en un taxi sin una silla infantil?

El uso de sillas de coche para niños en los taxis es únicamente obligatorio por ley cuando se viaja por carretera, por lo que los profesionales del sector que no las utilicen en áreas urbanas no serán sancionados (en cualquier caso, el responsable será el adulto que viaje con el niño en ese momento). A pesar de la obligatoriedad de que los más pequeños viajen seguros en sillas infantiles, en lo que respecta a los desplazamientos en taxis, pueden realizarse trayectos urbanos sin riesgo de ser sancionados, pero con el inestimable riesgo de sufrir lesiones. Es por ello que deben ser los padres o tutores del menor los responsables de preocuparse de llevar los denominados sistemas de retención infantil en los desplazamientos urbanos. En carretera, los padres podrán optar por llevar su propio SRI o solicitar un taxi con silla infantil homologada según las características del niño o niños.

Otras precauciones que debo tener cuando viajo con mi hijo en coche

En muchas ocasiones llevamos objetos en el vehículo que, en el caso de frenazo o impacto, pueden convertirse en peligrosos “proyectiles”. Este hecho se agrava cuando hablamos de pequeños que viajan en un capazo de seguridad, tumbados, o en un portabebés en sentido inverso a la marcha, lo que aumenta el riesgo de impacto directo. Coloca estos pequeños objetos en el maletero para evitar estos riesgos.

Las mascotas o los objetos más voluminosos que llevemos deben ir situados en el maletero, ya que en caso de impacto podemos golpear a los más pequeños al salir despedidos.

Con RACE Unlimited tu familia siempre estará protegida en todo momento.
Descúbrelo aquí

Más sobre Seguridad vial