Carril reversible

Irremediablemente los atascos forman parte de tu día a día como conductor. Es una situación peligrosa donde tienes que poner especial atención a los vehículos que te rodean y donde tienes que seguir manteniendo la distancia de seguridad por si ocurre cualquier imprevisto. Si tienes un percance, recuerda que por ser socio del RACE te damos la asistencia en carretera durante todo el año en cualquier parte del mundo.

Hazte socio del RACE y tendrás la mejor asistencia en carretera.
¡Descúbrelo aquí!

Para intentar evitarlos, la Dirección General de Tráfico se anticipa a esa acumulación de coches en una misma vía abriendo, entre otras soluciones, un carril habilitado en el sentido contrario al habitual de forma temporal. Con él, la DGT intenta dar fluidez al tráfico, sobre todo en autovías y autopistas, cerca de los accesos a las ciudades. Sin embargo, circular por él requiere cumplir ciertas normas que te explicamos a continuación.

Las normas que debes cumplir para circular en estos carriles para ‘desatascar’

El Reglamento General de Circulación explica todo lo relacionado con las normas que se deben cumplir cuando circulas por un carril habilitado en el sentido contrario al habitual, que lo encontrarás sólo en calzadas con más de un carril de circulación en cada sentido de la marcha.

En concreto, en el artículo 41 especifica que:

Conductor que circula en un carril habilitado en el sentido contrario al habitual
Conductor que circula en un carril contiguo al habilitado en sentido contrario
Sólo pueden circular por ellos las motocicletas y turismos. Todos los demás vehículos no pueden ir por ese carril, incluyendo los turismos con remolque.
Ya que circulan en el sentido normal de circulación, no existe sólo el límite para motos y turismos.
Si circulas por este carril debes ir siempre con la luz de corto alcance o de cruce encendida, tanto de día como de noche.
Debes circular entre 60 y 80 km/h a no ser que haya otra señal en la vía.
Si sólo hay un carril en el sentido normal de circulación, también tendrás que circular a 80 km/h y a una mínima de 60 km/h o a una velocidad inferior si está señalizada. Si hay más de un carril, podrán ir a la velocidad normal de la vía.
No puedes desplazarte lateralmente invadiendo el carril que circula en sentido contrario, ni siquiera para adelantar.

Existe otro supuesto en el que se habilita un carril en el sentido contrario al habitual: cuando se están realizando trabajos en la calzada. En este caso, podrá circular por dicho carril cualquier vehículo que puede transitar por la vía salvo prohibición expresa en las mismas condiciones que explicamos arriba. No cumplir las normas con los carriles en sentido contrario al habitual supone una sanción grave o muy grave.

Además del carril en el sentido contrario de la marcha, la DGT también tiene otras herramientas para mejorar la fluidez del tráfico como el carril adicional, el carril BUS-VAO y el carril reversible.

Hazte socio del RACE y tendrás la mejor asistencia en carretera.
¡Descúbrelo aquí!

Más sobre Conducción