Tipos de semáforos

Cada día es muy posible que te encuentres con varios de ellos para ir al trabajo o para ir a recoger a tus hijos. Estamos más que acostumbrados a obedecer sus señales luminosas automáticas, que controlan y regulan el tráfico a través de colores.

Por supuesto, estamos hablando de los semáforos, que forman parte de la señalización vial. Dentro de la prioridad de éstas, se encuentran en tercer lugar, por detrás de las señales de los agentes de circulación y las señales circunstanciales.

Existen semáforos para peatones y también para vehículos, que a su vez pueden ser circulares, cuadrados o reservados para algún transporte concreto. Aunque todo viene explicado en el Reglamento General de Circulación, vamos a resumir cada elemento por separado.

Existen semáforos para peatones y también para vehículos, que a su vez pueden ser circulares, cuadrados o reservados para algún transporte concreto. Aunque todo viene explicado en el Reglamento General de Circulación, vamos a resumir cada elemento por separado.

Los semáforos peatonales

Los semáforos reservados para peatones podemos encontrarlos con una luz roja no intermitente en forma de peatón inmóvil. Indica que estos no deben comenzar a cruzar la calzada.

Bajo la luz roja, nos encontramos una luz verde no intermitente en forma de peatón en marcha. Indica que pueden comenzar a atravesar la calzada. Si es intermitente significa que el tiempo para cruzar está a punto de finalizar y que, en breve, se encenderá la luz roja.

Semáforos circulares para vehículos

Son de diferentes tipos y cada luz significa algo diferente:

Luz roja no intermitente: prohíbe el paso. Los vehículos no deben rebasar el semáforo ni, si existe, la línea de detención anterior al mismo. Si estuvieran dentro o al lado opuesto de una intersección, los vehículos no deben internarse en ésta ni, si existe, rebasar la línea de detención situada antes de ésta. En algunas ciudades existen los semáforos foto-rojo que captan con una cámara si te has saltado la señal.
Luz roja intermitente o dos luces rojas intermitentes alternativamente: prohíben temporalmente el tránsito ante un paso a nivel, una entrada a un puente móvil o a un pontón transbordador, una salida de vehículos de extinción de incendios o una aproximación de una aeronave.
Luz amarilla no intermitente: indica que los vehículos deben detenerse en las mismas condiciones que si se tratara de una luz roja fija a no ser que, cuando se encienda, el vehículo se encuentre tan cerca del lugar de la detención que no pueda pararse con unas condiciones suficientes de seguridad.
Luz amarilla intermitente o dos luces amarillas intermitentes alternativamente: no prohíben el paso, pero exigen a los conductores extremar su precaución, ya que no eximen del cumplimiento de otras señales verticales que obliguen a detenerse o ceder el paso, o, en su ausencia, de obedecer las reglas generales sobre prioridad de paso.
Luz verde no intermitente: permite el paso con la excepción de que haya un atasco y podamos quedarnos bloqueados impidiendo el tránsito de los demás conductores o peatones que circulan de forma transversal.

Una flecha negra sobre una luz roja no intermitente o sobre una luz amarilla no cambia el significado de dichas luces, pero su acción se limita exclusivamente al movimiento indicado por la flecha. La flecha negra sobre luz roja da el alto sólo a los vehículos que sigan la dirección de la flecha, no a los demás vehículos. La flecha negra sobre luz amarilla intermitente indica precaución para los vehículos que sigan sólo la dirección de la flecha.

Una flecha verde que se ilumina sobre un fondo circular negro significa que los vehículos pueden tomar la dirección y sentido indicados por ésta, cualquiera que sea la luz que esté simultáneamente encendida en el mismo semáforo o en otro contiguo.

Semáforos cuadrados para vehículos o de carril

Los semáforos de ocupación de carril afectan sólo a los vehículos que circulan por el carril sobre el que están situados. Son de tres tipos:

Luz roja en forma de aspa: prohíbe ocupar el carril por lo que los conductores que vayan por éste deberán abandonarlo cuanto antes.
Luz verde en forma de flecha apuntando hacia abajo: permite circular por el carril en la que está encendida y no exime de la obligación de detenerse ante una luz roja circular o de obedecer cualquier otra señal que obligue a detenerse o a ceder el paso.
Luz blanca o amarilla en forma de flecha fija o intermitente: si apunta hacia abajo, en forma oblicua, indica a los usuarios del carril correspondiente la necesidad de irse incorporando en condiciones de seguridad al carril hacia el que apunta la flecha porque el carril va a quedar cerrado al tráfico.

Semáforos reservados a determinados vehículos

Estos semáforos pueden ser de dos tipos:

  1. Semáforo con silueta iluminada de un ciclo: se refieren exclusivamente a los ciclos y ciclomotores. Su significado por colores es el mismo que hemos contado unas líneas más arriba.
  2. Semáforos para tranvías y autobuses de líneas regulares: tienen una franja rectangular iluminada sobre un fondo circular negro. En el caso de que exista un carril reservado para autobuses, taxis y otro tipo de vehículos, las indicaciones sólo harán referencia a los que circulen por él. Según la inclinación de la franja iluminada, el significado es diferente:
    • Franja horizontal: prohibido el paso.
    • Franja vertical: permite el paso de frente.
    • Franja oblicua hacia la izquierda o derecha: permite el paso a izquierda o derecha.
    • Franja oblicua intermitente: los vehículos que hemos mencionado deben detenerse como si se tratara de una luz amarilla fija.

    Las señales que indican los semáforos son de obligado cumplimiento si no existiera algún otro tipo de indicación vial prioritaria a ellos. No realizar la parada, el cambio o seguir las instrucciones de su significado, tal como indica el Reglamento General de Circulación, puede conllevar una sanción, e incluso en los casos más graves ocurrir un accidente por no respetarlos.

    Si eres socio del RACE, y dispones de algún aviso o multa sobre el incumplimiento o infracción ante las señales de los semáforos, debes saber que cuentas con un servicio especializado para ayudarte en la gestión y los trámites de dichas multas.

    Hazte socio del RACE y comienza a disfrutar de ventajas exclusivas desde ya
    ¡Quiero ser socio!

    Más sobre Seguridad vial