Qué es la junta de culata

Antonio Manzano, formador técnico del RACE, define la junta de culata como una pieza alargada y fina que se coloca entre la culata y el bloque motor.

Tiene como misión absorber las imperfecciones de las dos piezas para que haga un asiento hermético tanto para la compresión del motor, el flujo de aceite, el líquido refrigerante e, incluso, para los gases de la combustión.

Hazte socio del RACE y sigue moviéndote con un coche de sustitución
¡Descúbrelo aquí!

A simple vista parece un elemento sencillo pero, en realidad, esta junta utiliza diferentes materiales especiales para aguantar las altas temperaturas generadas en la cámara de combustión del motor. En la siguiente imagen podemos ver el aspecto de esta parte del motor.

Junta de culata

La junta de la culata está especialmente diseñada para que no acabe quemada. Del buen estado de esta pieza y de que no esté rota dependerá que el motor funcione en perfectas condiciones. Si no es así, por ser socio del RACE tienes incluida la avería de la junta de culata en nuestra garantía mecánica.

Síntomas de que la junta de la culata está en mal estado

La junta de culata está pensada para que dure durante toda la vida útil del coche, no tiene un mantenimiento como el de una suspensión, por ejemplo. Sin embargo, hay veces que esto no es así y hay factores que te pueden estar avisando de que la junta de la culata está en malas condiciones:

  • El nivel del líquido refrigerante está bajo: puede que haya una fuga en la junta. En este artículo te enseñamos cómo cambiar el líquido refrigerante de tu coche.
  • Exceso de temperatura en el motor: este elemento y el anterior están relacionados. Si falta refrigerante, el propulsor se va calentando cada vez más porque no se enfría correctamente y acabarás teniendo una avería grave en el motor.
  • Si el coche tiene muchos años, la junta se puede llegar a deformar, aunque no es lo normal.
  • La rotura de algún manguito en el circuito de refrigeración puede provocar que la temperatura del motor suba y la junta puede acabar dañada.
  • Aparece aceite en el circuito del líquido refrigerante a través de las vías de la junta: el refrigerante se pone de color negro y aceitoso y no hace su función de enfriar el motor correctamente al taponar el radiador.
  • Aparece líquido refrigerante en el aceite: la temperatura y el aceite suben de nivel. Te recordamos en este post la importancia de saber cuándo tenemos que cambiar el aceite del coche
  • Aparecen gotas de agua a través de la válvula de escape o un humo blanco porque el anticongelante entra en alguno de los cilindros, aunque no hay que confundir esto con la catalización de un coche, que genera vapor de agua

¿Cuánto cuesta sustituir una junta de culata averiada?

Los motores alcanzan temperaturas muy altas cuando están en funcionamiento. Esto obliga a que la junta de culata lleve refuerzo de diferentes materiales como el aluminio, el acero o la goma (para las partes donde pasa el líquido refrigerante). Si alguno de estos elementos se estropea es cuando se necesita cambiar la junta de culata. Los fabricantes no recomiendan su reparación, sino su sustitución.

Pero una pieza así no es cara sólo por el material, sino por la mano de obra y las horas que hay que dedicar. No es un proceso tan sencillo como cambiar una rueda; en este caso, es necesario que la junta la cambie un profesional porque en la reparación de una junta de culata hay que sumar el kit de distribución y su calado posterior.

El precio de la junta es de unos 100 euros y las horas de mano de obra rondan entre las 5 y 7 horas. Teniendo en cuenta que la hora puede rondar entre los 40 y 120 euros (dependiendo del taller), el coste de cambiar una junta de culata puede suponer entre 300 euros y 1.000 euros, según tu modelo de coche. Siempre puedes cambiar esta pieza en alguno de los talleres Eurekar con la garantía del RACE.

Hazte socio del RACE y sigue moviéndote con un coche de sustitución
¡Descúbrelo aquí!

Más sobre Tecnología y motor