Qué es adblue

Desde hace ya varios años, algunos conductores de vehículos diésel, conocen la existencia de AdBlue.

La norma Euro 6, que entró en vigor el 1 de septiembre de 2014, limita las emisiones de NOx de los motores diésel a 80 mg/km. Los fabricantes que no logren que sus coches cumplan el nuevo límite estarán obligados a incluir un depósito para el aditivo AdBlue que ayude a reducir las emisiones de los diésel.

Pero, ¿qué es exactamente AdBlue, cómo funciona y cuál es su uso? Hemos preparado una pequeña guía para conocer todos los beneficios de esta sustancia.

¿A qué nos referimos cuando hablamos de Adblue?

Juan Manuel García Llorente, formador técnico del RACE, lo define como un compuesto que se utiliza en los vehículos diésel para ayudar a reducir las emisiones contaminantes producidas tras la combustión del motor.

Qué es AdBlue El AdBlue es un líquido que no contamina el medio ambiente, incoloro, inodoro y tampoco es inflamable ni tóxico, ya que está compuesto por agua desionizada con un 32,5% de urea.

¿Cómo funciona AdBlue?

El tubo de escape presente en la parte trasera de los coches sirve, como su nombre indica, para dejar escapar los gases resultantes de la combustión que se produce en el motor. El cometido del AdBlue es el de transformar las partículas de NOx que salen expulsadas por el escape, gracias a una reacción química, denominada Reducción Catalítica Selectiva (RCS), en una mezcla menos nociva para el medio ambiente compuesta por nitrógeno y vapor de agua.

¿Cómo echar Adblue en el depósito de gasoil?

Como ya hemos comentado anteriormente, sólo está disponible para vehículos diésel, y su modo de utilización es relativamente sencillo para cualquier conductor. Hay una apertura para rellenar el tanque, exclusivo para AdBlue, y como si de repostar gasóleo se tratase, se llena el tanque cuando el testigo del cuadro de mandos nos lo avisa (cuando se enciende el testigo de la reserva aún tenemos un margen de unos 2.000 kilómetros). En los vehículos nuevos se encuentra junto a la boca del depósito de gasóleo, pero en los coches antiguos podíamos encontrarla en cualquier parte del vehículo: desde el maletero hasta debajo del capó junto al motor.

Cómo se usa adblueEs importante saber que nunca se debe esperar hasta que esté agotado, porque después no podremos arrancar el vehículo (en ningún caso el coche se apaga si está en marcha y se le acaba el AdBlue). Para que nos hagamos una idea, el consumo de Adblue es de un litro cada 1.000 kilómetros. Lo normal es que los coches tengan un depósito de Adblue de entre 10 y 20 litros, según su tamaño, así que la recarga se tendría que hacer cada 10.000 o 20.000 kilómetros en la mayoría de los casos. Todo depende de cómo circulemos y por dónde: el consumo de Adblue en ciudad es mayor que en carretera.

Si el coche no arranca por la falta de AdBlue, debemos repostar rápidamente, y antes de arrancar es aconsejable poner el contacto un par de veces hasta que el vehículo detecte el nuevo nivel de AdBlue. Hay que tener mucha precaución para no mezclar AdBlue con el combustible, ya que las consecuencias para el motor serían nefastas.

Errar es de humanos y, si te equivocas echando este componente dentro del motor, siempre puedes acudir a la asistencia en carretera del RACE para que te echemos una mano. Para utilizar este servicio, te hará falta hacerte socio del club unlimited.

¿Qué características tiene AdBlue?

corrosivo adblue Adblue fecha caducidad
CORROSIVO TIENE FECHA DE CADUCIDAD
Una de las particularidades más importantes de este producto es la atención que se debe prestar a la hora de usarlo, ya que habrá que tener mucho cuidado de no derramar el producto sobre la pintura del vehículo debido a su alto PH, de 9,5, que actuaría como agente corrosivo. Hay que tener bastante cuidado a la hora de utilizarlo porque las propiedades del AdBlue son efectivas durante un año aproximadamente.
adblue-congelacion normativa adblue
CONGELACIÓN NORMATIVA
Si el producto va a estar expuesto a bajas temperaturas hay que tener cuidado de que nunca esté expuesto a temperaturas inferiores a los -11 grados, ya que se solidifica y no se podría usar. Es importante cumplir los estándares de calidad. En este caso se trata de DIN 70070 o ISO 22241.

¿Dónde puedo conseguirlo?

Si buscamos gasolineras con AdBlue, no todas lo tienen desde un surtidor. Lo más habitual es encontrarlo en garrafas de 10 litros, aunque también se pueden comprar envases más pequeños, de unos 2 litros, en concesionarios. El precio por rellenar un depósito de AdBlue oscila entre los 20 y 30 euros.

En lo referente a los vehículos pesados (los primeros en utilizar este producto fueron los tractores y luego los camiones), AdBlue cuenta con surtidores de manguera en estaciones de servicio especializadas debido al mayor volumen de sus depósitos. Es importante resaltar que las marcas de vehículos ligeros no recomiendan usar las mangueras de los surtidores debido a que la presión podría dañar el depósito o el sistema de medición y su recambio no es barato, entre otras cosas, porque este tipo de depósitos van calefactados para evitar que se congele el AdBlue cuando la temperatura externa cae por de bajo de los 0ºC.

En resumen, gracias a una reacción química y a unos pocos cuidados con el uso del producto, se puede conseguir que un motor de gasóleo supere la Euro VI, y así bajar los niveles de emisión de gases contaminantes.

AdBlue es un producto con un alto grado de eficacia y además cuenta con unas normas simples de uso, por lo que es la opción mayoritaria de los fabricantes de vehículos en Europa.

Los socios del RACE cuentan con total tranquilidad ante cualquier incidencia en carretera.
¡Infórmate aquí!

Más sobre Tecnología y motor