Diferencia multas en España y Europa

¿Pensando ya en tus siguientes vacaciones? Un buen plan es viajar en coche fuera de España, realizar una ruta o incluso alquilar un vehículo en el punto de destino para recorrer la zona. En estos casos es importante conocer bien las normas de tráfico de otros países de Europa para circular con seguridad y no llevarnos sorpresas en forma de multas.

El problema con el que se encuentran muchos españoles cuando viajan por Europa es que desconocen que no en todos los países europeos rigen las mismas normativas de circulación, y tampoco se conduce de igual manera. Cuanta mayor información tengamos sobre nuestro destino, más fácil será adaptar nuestra conducción.

Hay algunas conductas que están prohibidas en toda Europa, como son manipular el teléfono móvil mientras estamos conduciendo, conducir tras haber tomado alcohol o drogas, viajar en coche sin usar el cinturón de seguridad o un sistema de retención infantil homologado, exceder los límites de velocidad… Pero no en todos los países coinciden los mismos límites ni las mismas multas.

Así, por ejemplo, en Bulgaria, Hungría, Eslovaquia, Rumanía y República Checa está totalmente prohibido circular con alcohol en sangre, es decir, la tasa de alcohol debe de ser cero. En otros países como en Alemania o Italia el límite general está en 0,5 gr/l pero para conductores noveles y profesionales es 0,0 gr/l. En Francia los noveles no pueden superar los 0,2 gr/l cuando en España el límite está en 0,3 gr/l.

También encontramos diferencias con los límites de velocidad, especialmente en autopistas y autovías. Si en España la velocidad máxima es de 120 km/h, en Francia (excepto con lluvia o baja visibilidad), Italia y Austria asciende a 130 km/h, mientras que en Alemania se puede circular incluso por encima en carreteras con una señal de recomendación a 130 km/h. Especial precaución debes tener si viajas a Dinamarca, Chipre, Malta, Países Bajos, Noruega, Suiza y Finlandia porque la velocidad máxima se reduce a 80 km/h, mientras que en Suecia a 70 km/h.

Multas de tráfico en España

En España la multa por conducir al mismo tiempo que se utiliza el teléfono móvil es de 200 € y tres puntos en el carnet de conducir; por exceder los límites de velocidad tendrás que pagar desde 100 a 600 euros con retirada de seis puntos; saltarse un semáforo en ámbar o en rojo, 200 €; por no utilizar el cinturón de seguridad o un sistema de retención infantil, 200 € y 3 puntos; mientras que si conduces con exceso de alcohol la multa asciende a 500 € o 1.000 € para reincidentes, con posibilidad de penas de prisión y retirada del carnet de conducir de uno a cuatro años.

La presencia de drogas en el organismo se castiga con una sanción de 1.000 €, 6 puntos y retirada del carnet durante 3 meses, siempre que no se ponga en peligro la seguridad, en cuyo caso las consecuencias son mayores.

Multas de tráfico en Francia

Centrándonos en países de nuestro entorno, si viajas en coche Francia debes saber que la sanción por no llevar puesto el cinturón de seguridad es de 135 €. Si se exceden los límites de velocidad en menos de 20 km/h la multa es de 68 €, entre 20 y 50 km/h la multa asciende a 135 € y por encima puede alcanzar una multa máxima de 1.500 € y la retirada del vehículo. Si los excesos son graves, las consecuencias son peores que en España.

Conducir con presencia de alcohol en sangre tiene multas mayores, que oscilan entre los 135 € y la prohibición de circular por todo el territorio francés durante tres años, a multas de 4.500 €. En cambio, hablar por el teléfono móvil mientras se conduce sólo está sancionado con 35 €.

En Francia aplican un descuento si la multa se paga de manera inmediata. En función de la gravedad del comportamiento del conductor, también se imponen penas de prisión. Además, a los conductores no residentes que cometan infracciones en Francia y no paguen sus multas, podrá confiscárseles el vehículo y, si procede, retenerlo bajo depósito hasta que paguen las cantidades debidas.

Multas de tráfico en Alemania

En Alemania las multas por exceso de velocidad son ligeramente inferiores a las que se imponen en España. Te pueden poner una sanción de 15 € si superas en 10 km/h el límite de la vía urbana y hasta 600 € con retirada de 4 puntos y 3 meses sin carnet, si superas en 70 km/h o más el límite de una autovía o autopista.

Si te saltas un semáforo en rojo en Alemania te podrán poner una multa de 50 € y retirada de tres puntos del carnet de conducir; de 60 € y 3 puntos si no cedes el paso a peatones que cruzan por un paso de cebra o se obstaculiza la circulación de ciclistas por el carril bici; desde 250 €, 4 puntos y un mes sin carnet si conduces con más de 0,5 gr/l de alcohol. La multa por conducir con exceso de alcohol puede superar los 750 € o suponer el ingreso en prisión, 7 puntos y retirada del carnet desde 6 meses a 5 años. Y cuidado con los conductores novatos, porque si te pillan con más de 1,6 gr/ de alcohol directamente pierdes el carnet. En cambio, circular con el teléfono móvil en la mano sólo implica una multa de 40 € y un punto menos en el carnet. Multas mucho menores que las que se ponen en España también en el caso de niños que viajan sin una sillita infantil (40 € y un punto), o por no llevar el cinturón de seguridad puesto (30 €).

Multas de tráfico en Italia

Italia es otro de los destinos preferidos por los españoles para recorrerlo en coche. En este país las sanciones más severas las encontramos en el consumo de alcohol al volante, con multas que oscilan entre 500 y 6.000 euros. Especial cuidado hay que tener también con los excesos de velocidad, ya que si incumples los límites, las multas están entre 41 y 3.827 €.

En carreteras y vías urbanas italianas incumplir la obligación de utilizar el cinturón de seguridad te costará entre 80 y 323 € mientras que si manipulas el teléfono móvil al volante te podrá llegar una multa entre 160 y 641 €.

Multas de tráfico en Portugal

Si viajas al país vecino debes saber que no utilizar el cinturón de seguridad está castigado con una multa entre 120 y 600 €; exceder la velocidad entre 60 y 2.500 €; conducir con alcohol en sangre entre 250 y 2.500 € y hablar con el teléfono móvil mientras se conduce entre 120 y 600 €.

La mejor recomendación para los conductores que viajen en coche por Europa es conocer las normas más importantes de tráfico y cumplirlas siempre para evitar problemas mayores, especialmente para evitar accidentes en el extranjero. Además, recuerda que las infracciones en carreteras europeas ya no tienen fronteras. Gracias al intercambio de datos transfronterizos, todos los conductores españoles que cometan infracciones fuera de España recibirán sus correspondientes multas.

Viaja tranquilo estés donde estés cuenta con nuestra asistencia en carretera también en el extranjero.
¡Infórmate ahora!

Más sobre Conducción