Con la nueva Ley sobre Tráfico, que entró en vigor en marzo de 2022, multitud de medidas pasaron a ser una realidad y otras tantas sufrieron una revisión importante. Entre ellas, hubo un cambio en la normativa y en las sanciones por utilizar un inhibidor o un detector de radar.

Si eres socio del RACE te avisamos si tienes multas pendientes y las recurrimos por ti.
¡Infórmate ahora!

A pesar de que sólo estos dos aparatos son los que no se pueden utilizar en el coche, todavía hay usuarios que los confunden con los avisadores de los diferentes tipos de radar que están funcionando en España. En este artículo te explicamos en qué consiste cada uno y cuál es legal llevar en tu vehículo.

¿Qué son los inhibidores de radares?

Un inhibidor de radar tiene como misión bloquear un cinemómetro (tanto de ondas como láser) para que no pueda medir la velocidad a la que circula un coche. Su uso ya estaba considerado como muy grave antes de la reforma de la ley y se sanciona tanto por instalarlo en el coche como simplemente por llevarlo en el vehículo. Así lo indica el artículo 13.6 de la Ley de Tráfico:

Se prohíbe instalar o llevar en los vehículos inhibidores de radares o cinemómetros o cualesquiera otros instrumentos encaminados a eludir o a interferir en el correcto funcionamiento de los sistemas de vigilancia del tráfico, así como emitir o hacer señales con dicha finalidad”.

Multa por el uso de inhibidores de radares

La multa tanto por la pertenencia como la utilización de un inhibidor de radar es de 6.000 euros y también conlleva la retirada de 6 puntos del carnet de conducir. ¡Y cuidado! porque el taller que lo instala tampoco se libra de pagar una multa de 30.000 euros.

¿Qué son los detectores de radares?

Si los inhibidores pueden detectar y anular un cinemómetro, los detectores te hacen saber que delante de ti tienes un radar de Tráfico. Por tanto, quienes lo utilizan suelen ir a más velocidad de lo que marca la ley y pegan el correspondiente pisotón al pedal del freno para evitar la sanción (con el consecuente peligro que puede conllevar), algo que puede no ser suficiente contra otras medida como los radares de tramo.

Con el nuevo texto de la Ley de Tráfico se incluyó la prohibición específica de llevar estos aparatos en el vehículo (aunque no se utilicen) a través del artículo 13.6: “Asimismo se prohíbe llevar en el vehículo mecanismos de detección de radares o cinemómetros”.

Multa por llevar un detector de radares

Al no actuar contra los cinemómetros de Tráfico, la multa es menor que en el caso de los inhibidores. Llevar un detector de radares en el coche supone una sanción de 500 euros (antes era de 200 euros) y también supone la retirada de 3 puntos del carnet de conducir.

¿Qué son los avisadores de radares?

Finalmente, el avisador de radares. Al contrario que un inhibidor o un detector, sí es legal utilizarlo. Su función es informarte de la localización de los radares que están publicados de forma oficial por la Dirección General de Tráfico.

En el artículo 13.6 de la nueva Ley de Tráfico, además de añadir la prohibición de llevar un detector de radar, también se especifica que se pueden utilizar los avisadores de radar: “quedan excluidos de esta prohibición los mecanismos de aviso que informan de la posición de los sistemas de vigilancia del tráfico”. Por tanto, estate tranquilo porque no te van a poner una multa por utilizar uno. Y, de hecho, son muy comunes ya que aparecen integrados en cualquiera de las redes sociales relacionadas con el Tráfico. Si quieres consultar la ubicación de los radares de la DGT, puedes hacerlo en el mapa de radares del RACE.

Los socios del RACE disfrutan de una protección en el carnet de conducir.
Costeamos el curso de recuperación de puntos y
ofrecemos un subsidio mensual durante 6 meses en caso de perderlo.

Quiero estar protegido

Más sobre Seguridad vial