Zona bajas emisiones en Barcelona

¿Se puede conducir estando de baja? Seguramente te hayas hecho esta pregunta alguna vez. El hecho de conducir implica que debes tener ciertas facultades psicofísicas (así lo exige la Directiva Europea 2006/126), de ahí que tengas que ir a un centro de reconocimiento médico cuando te sacas el carnet de conducir por primera vez o lo tienes que renovar.

En RACE tenemos el seguro de coche que más te conviene
y te asesoramos de las coberturas que puedas necesitar.

¡Infórmate aquí!

El Reglamento General de Circulación explica en los artículos 17 y 18 que “los conductores deberán estar en todo momento en condiciones de controlar sus vehículos y mantener su propia libertad de movimientos para garantizar su propia seguridad, la del resto de ocupantes del vehículo y la de los demás usuarios de la vía”. Si aplicas el sentido común y estás de baja, no conducirás si tu estado psicofísico te imposibilita hacerlo. No obstante, la última palabra la tiene el médico que te haga la revisión.

La DGT advierte de que algunas enfermedades aumentan el riesgo de accidentes y lesiones. Con algunas de ellas está claro que no vas a poder conducir, por ejemplo, si tienes un brazo roto, pero ¿qué ocurre con otras enfermedades como la lumbalgia, la ansiedad o la cervicalgia?

Conducir estando de baja por ansiedad

La ansiedad es un estado de agitación, inquietud o angustia que acompaña a muchas enfermedades y que tiene como síntomas el mareo, la taquicardia o la sudoración excesiva. Según la OMS, la ansiedad es uno de los trastornos mentales más comunes que afecta a más de 300 millones de personas en todo el mundo.

Una persona que esté de baja por ansiedad necesita el informe de un psicólogo o un psiquiatra que indique que esta persona puede renovar o sacarse el carnet de conducir. Con la ansiedad, la atención en la conducción se puede desvirtuar, de ahí que sea fundamental tener ese reconocimiento médico apto.

Si dicha persona está tomando algún medicamento para tratar la ansiedad, en la caja puede aparecer un pictograma que informa de que no puede conducir mientras ingiera dichas pastillas.

Es importante que tengas en cuenta que si tienes un accidente estando de baja, según el tipo de seguro de coche que tengas y lo que aparezca en tu póliza, puede que la compañía establezca una cláusula en la que especifica que en esos casos no cubre los daños generados.

Conducir estando de baja por cervicalgia

La cervicalgia es una enfermedad que presenta un cuadro de dolor en el cuello que puede irradiarse hasta la cabeza y la espalda. Es una de las molestias más comunes en la actualidad que suele aparecer, entre otras razones, por una mala postura.

Entre sus síntomas están: rigidez, cefaleas, náuseas, vómitos, fiebre y mareos, de ahí que sea totalmente desaconsejable conducir si tienes esta enfermedad. Al igual que con la ansiedad, tendrás que recibir un tratamiento para que te cures y no podrás volver a conducir hasta que el médico dé el visto bueno.

El latigazo cervical es una de las dolencias más comunes que aparecen después de tener un accidente de tráfico. Por eso, es importante que tengas un buen seguro de coche que te cubra la asistencia personal y los gastos médicos derivados.

Conducir estando de baja por lumbalgia

El lumbago es un dolor agudo que aparece en la parte baja de la espalda por una lesión de los músculos y ligamentos. En los casos más graves puede aparecer hormigueo, hiperestesia e incluso parálisis.

El dolor intenso que produce esta enfermedad puede limitar la capacidad para conducir ya que, ante cualquier gesto, la molestia puede provocar que pierdas la atención en la conducción. Su tratamiento implica tomar analgésicos, antiinflamatorios y relajantes musculares. Por tanto, ante una baja por lumbalgia no está permitido conducir a no ser que el médico diga lo contrario.

La multa por conducir estando de baja, cuando la enfermedad no sea compatible con la conducción, puede ascender hasta los 6.000 euros. Así que no te la juegues y quédate en casa por tu bien y el de los demás usuarios de la vía.

Hazte Socio del RACE y tendrás protección ante la pérdida de puntos o retirada de carnet.
Quiero saber más

Compartir:
Compartir:
Más sobre Seguros y servicios