Clasificación tipos de coches

En el mundo de la compra y venta de coches es posible que te encuentres con alguien que quiera darte gato por liebre y venderte un coche por un precio mucho mayor que el que corresponde. Una de las formas por las que te pueden engañar es manipulando el cuentakilómetros para que parezca que el vehículo está más nuevo. ¿Cómo saber si los km de un coche son reales? Antonio Jesús Ariza, asistente técnico del RACE, da cinco consejos.

Independientemente del coche que elijas con RACE Unlimited tendrás la mejor asistencia.
¡Disfruta de muchas ventajas y servicios!

Hazte Socio RACE

Cinco consejos para saber si han trucado los km de tu coche

1) Comprueba los kilómetros reales con una máquina de diagnosis

En los coches más antiguos era muy fácil modificar el odómetro de un coche. Como el cuentakilómetros era analógico, sólo había que desmontar el panel de instrumentos y hacer girar los números con un berbiquí, una especie de taladro manual.

Con los coches más modernos entró en escena la era electrónica y el odómetro pasó a ser digital. Parecía que los ‘cacos’ lo iban a tener más difícil para cambiar el número de kilómetros, pero lo cierto es que con un aparato electrónico relativamente barato lo pueden hacer.

No obstante, aunque manipulen la cifra de kilómetros, lo difícil es no dejar un rastro: el coche está lleno de módulos que también registran los kilómetros que recorre el vehículo, no sólo lo hace el propio odómetro. Por ejemplo: en la centralita que comanda la regeneración del filtro de partículas en un coche diésel se quedan los kilómetros registrados. A través de una máquina de diagnosis sería fácil ver que hay una diferencia entre los kilómetros que ves en el panel de instrumentos y los kilómetros reales.

2) Solicita un informe de Tráfico

Podrías intentar pedir un historial de reparaciones a la propia marca, pero la Ley de Protección de Datos te pondrá las cosas complicadas y no te lo facilitarán. Por eso, lo que sí puedes hacer es pedir un informe de antecedentes en Tráfico donde te vendrá el historial del cuentakilómetros que queda apuntado cuando tu coche pasa la ITV. Si eres socio del RACE, este informe lo podemos solicitar nosotros por ti.

3) Mira la tarjeta de la ITV de tu coche

Cuando adquieres un vehículo deben facilitarte tanto el permiso de circulación como la tarjeta ITV. Desconfía si no te dan alguno de los dos o si te dicen que lo han perdido (para eso existe la opción de pedir un duplicado).

En la propia tarjeta de la ITV viene apuntado desde hace algunos años el número de kilómetros recorridos en el momento de pasar la inspección. Lo encontrarás junto al sello que coloca la estación cuando la ITV sale favorable.

4) Analiza el desgaste de las piezas de tu coche

Hay quien aconseja fijarse en el desgaste del volante, el pomo de la palanca de cambios, los asientos… Sin embargo, tal como recomienda el técnico del RACE no hay que guiarse mucho por estas piezas porque por pocos euros en un desguace puedes encontrarlas en un estado aceptable y es ahí donde te ‘la pueden colar’.

Donde realmente deberías fijar tu atención es en las piezas mecánicas del vehículo que no están a simple vista:

  • Discos de freno: su duración, dependiendo del tipo de conducción, varía entre los 80.000 y 100.000 kilómetros. Imagina que en realidad es un coche con 150.000 kilómetros, pero tiene los discos de freno nuevos. Esto te tiene que hacer sospechar.
  • Los silentblocks de la suspensión: utilizan unos tacos de goma que con el paso del tiempo se van agrietando. Duran unos 200.000 kilómetros. Sospecha si te dan un coche con 100.000 kilómetros pero con estas piezas desgastadas.
  • Las lámparas de xenón: su gas se va desgastando con el paso del tiempo. Su vida útil ronda los 100.000 km. Si ves que una luz ilumina más que la otra, probablemente la habrán cambiado y el coche tiene más recorrido del que indica en el odómetro.
  • Tornillería: sospecha de aquellas piezas a las que les faltan tornillos o se ven desgastados o pasados. Significa que en su momento fueron manipulados bien para arreglar algún elemento mecánico o sustituirlo.
  • Otras piezas: correas, volante bimasa, neumáticos, turbo…

5) Cuidado con los coches de importación

El problema de un coche que compras fuera de España es que es casi imposible conocer a ciencia cierta qué tipo de vida ha tenido al estar matriculado y haber circulado por otro país. Si no es una persona o un sitio de confianza (en el RACE ofrecemos un servicio de importación de coches a nuestros socios), ten mucho cuidado al hacer la compra a través de esta vía si no te quieres llevar alguna sorpresa.

¿Cómo reclamar los vicios ocultos del coche?

Si adquieres un vehículo y tiene algún vicio oculto o algún problema que no está reconocido en el contrato de compraventa, tienes el derecho a reclamarlo (tienes un plazo de seis meses). Antes de este paso, tendrás que ir a un taller, como los que forman parte de la red Eurekar que trabajan bajo la garantía del RACE, para que hagan constar cuál es el problema.

Una vez que consigues la prueba y puedas demostrar que ya estaba el problema cuando te vendieron el coche, entonces es el momento de reclamar al vendedor. Para ello tendrás que rellenar un modelo de reclamación de vicios ocultos del vehículo. En él tiene que aparecer:

  • Datos del comprador.
  • Datos del vendedor.
  • Fecha de compra.
  • Datos del vehículo.
  • Taller al que fuiste.
  • Explicación de la avería.
  • Fecha en la que lo llevaste al taller.
  • La factura que acompaña al escrito con la cantidad resultante.
  • Petición de arreglo por parte del vendedor.

Cuando lo entregues al vendedor él se tendrá que encargar de comprobar también si ya existía la avería y si procede el arreglo.

Si ya sabes qué coche necesitas, ¡mira ahora tu seguro!
Consigue el mejor presupuesto.

Calcula tu seguro