coche eléctrico

Los vehículos eléctricos empiezan a hacer acto de presencia en las calles y carreteras españolas de una manera más destacada a la que lo venían haciendo hasta ahora. Una mayor oferta de vehículos con más autonomía y las restricciones a la circulación en algunas ciudades están consiguiendo que más conductores se decidan a comprar coches eléctricos. Los datos de matriculaciones de 2018 reflejan un crecimiento del 61% gracias a las 13.882 unidades vendidas. Pero, ¿conoces realmente cómo funciona un coche eléctrico?

Funcionamiento del coche eléctrico

Un coche eléctrico tiene como cualidad que su sistema de propulsión está formado por uno o más motores eléctricos que se alimentan de la energía almacenada en una batería recargable. Dicha batería se recarga de energía bien enchufando el vehículo a una toma de corriente eléctrica o bien gracias a un sistema de autoregeneración, sobre todo durante las frenadas.

Partes del coche eléctrico

1

El motor

El motor eléctrico es el encargado de transformar la energía eléctrica en energía mecánica, que es la que mueve el coche. El motor también es capaz de recuperar energía que procede del sistema de frenada regenerativa.

El motor eléctrico a su vez se compone de:

  • El cargador: es el elemento encargado de recibir la electricidad de la toma de alimentación (enchufe doméstico, wallbox…) y de adaptarla en forma de corriente continua para que pueda ser almacenada en la batería. Puedes consultar en este artículo los tipos de carga de los coches eléctricos.
  • El inversor: encargado de transformar la corriente continua -suministrada por el conector- a corriente alterna trifásica que es la que utilizará el motor, el equipo de música, el sistema de iluminación, la toma de 12 voltios que se incluye dentro del coche o por los elementos del salpicadero.
  • El controlador: es el que gestiona la corriente eléctrica según las necesidades, es decir, recibe y envía la electricidad bien al motor, al equipo de música… o a las baterías para que se recarguen. Se encargan de que el funcionamiento sea eficaz y seguro.
2

Las baterías

Son un elemento clave para la autonomía del vehículo, las prestaciones y para el precio final que tendrá, ya que es el componente más costoso. Cuanta más capacidad tenga, más kilómetros podrá recorrer con cada recarga. Esto es así porque las baterías de los coches eléctricos son las encargadas de almacenar la energía –en forma de corriente continua- que llega desde el cargador. Actualmente, el tipo de baterías más utilizadas son las de iones de litio, desde 16 kWh de capacidad como la que montan el Peugeot iOn, Citroën C-Zero o Mitsubishi i-Miev; de 28 kWh en el caso del Hyundai Ioniq; 41 kWh como la del Renault Zoe o Nissan Leaf; 64 kWh como la del Kona EV; o de 90 kWh como la del Jaguar i-Pace.

3

Los transformadores

Son los encargados de transformar la corriente alterna que llega desde la red eléctrica en corriente continua que es la que se almacena en las baterías. De esta manera se equilibran los voltajes a los que trabajan tanto el motor como las baterías.

Ventajas del coche elétrico

mantenimiento

Al necesitar menos componentes mecánicos, su mantenimiento es más reducido

car complete

El coste energético por kilómetro de la carga eléctrica es más barato que el litro de combustible de un motor propulsado por gasolina o gasóleo.

etiqueta cero

Les corresponde la etiqueta cero de la DGT.

contaminación

Puedes circular por ciudades que tengan restricciones a la circulación o hayan activado protocolos por contaminación.

impuesto matriculación

Están exentos del pago del impuesto de matriculación.

descuento

Tienen un descuento del 75% en el impuesto de circulación de Madrid y Barcelona.

aparcar gratis

Pueden aparcar de manera gratuita en la zona SER en Madrid y en la zona AREA de Barcelona.

peaje

Pueden utilizar los peajes Ecoviat en Barcelona de manera gratuita.

Desventajas del coche elétrico

motor combustión

Son coches con un precio más elevado que su correspondiente con motor de combustión.

autonomía

La autonomía, por lo general, es reducida, lo que dificulta planificar viajes de medias o largas distancias. La parte positiva la encontramos en que los fabricantes están poniendo a la venta más oferta y versiones cada vez con más autonomía.

punto de carga

Es prácticamente indispensable disponer de plaza de garaje con punto de carga.

tiempos de carga

Los tiempos de carga suelen oscilar entre 30 minutos (para una carga rápida), 6 u 8 horas en un wallbox e incluso más de 10 horas si lo cargas en un enchufe doméstico convencional.

red cargadores

La red de cargadores en ciudad y en carretera es limitada. Para 2019 algunas compañías eléctricas y fabricantes de automóviles han anunciado inversiones para crear puntos de carga tanto en zona urbana como en las principales carreteras españolas.

¿Compensa comprar un coche eléctrico?
¡Descúbrelo!

Más sobre Tecnología y motor