coches-stock

Es posible que en unos meses o ahora mismo estés comparando diferentes modelos de coche para decidir cuál te vas a comprar en un futuro muy próximo. Con la llegada de las Zonas de Bajas Emisiones en España, cerca de 9 millones de vehículos (casi el 30 % de los que circulan, según datos recogidos por ANFAC) ya no pueden acceder a estas áreas que restringen los coches más contaminantes, es decir, los que no tienen derecho a ningún tipo de etiqueta ambiental de la Dirección General de Tráfico (DGT).

Los Socios del RACE se benefician de la garantía mecánica
con reparaciones en la que se incluyen muchas piezas del motor.

¡Quiero saber más!

Si eres uno de esos millones de propietarios que no tiene más remedio que cambiar de coche, existen varias opciones en el mercado para adquirir otro vehículo:

  • Un coche de segunda mano o de ocasión que se puede adquirir a través de un particular o de un concesionario.
  • Un coche de kilómetro 0.
  • Un coche de gerencia.
  • Un coche nuevo personalizado por ti.
  • Un coche en stock.

En su día ya explicamos en esta tabla en qué consiste cada uno de ellos. En este artículo vamos a profundizar más sobre la última de las opciones de la lista, el coche en stock.

El coche en stock: cómpralo y llévatelo puesto en pocos días

Los coches en stock son aquellos vehículos nuevos (no están matriculados, ni usados) que tienen los concesionarios expuestos y listos para su venta casi inmediata, es decir, son coches que vienen de fábrica con un equipamiento ya escogido que suele resultar atractivo a los compradores.

A diferencia de un coche nuevo que se puede configurar según los gustos de una persona o una familia completa, el comprador no puede personalizar los coches en stock. Sin embargo, este tipo de producto ofrece una serie de ventajas:

  • Entrega inmediata: uno de los grandes pros es que como estos vehículos ya están listos para su venta, normalmente no es necesario esperar varias semanas o incluso meses a que salga de fábrica, como sí ocurre con un coche que personalizas desde cero.
  • Compra con descuento: los concesionarios están interesados en vender los coches que tienen expuestos por lo que suelen tener algún tipo de oferta o pequeño descuento para que te lo lleves puesto. Si no, tienes más posibilidades de negociar su precio a la baja o la posibilidad de incluir algún extra añadido que se pueda instalar después de su venta.
  • Compras lo que ves: como el coche es de exhibición, puedes comprobar al detalle tanto el exterior como el interior del vehículo así como sus características y tecnología. Esto se puede volver en tu contra ya que como los modelos están expuestos al público puede tener algún arañazo o algún desperfecto (la marca debe informarte de ello), así que observa bien el vehículo antes de comprarlo.

Aunque los coches en stock tienen unas ventajas muy atractivas, también tienen otras desventajas:

  • No puedes personalizarlo. Como el coche ya está fabricado, no puedes configurarlo a tu gusto, tienes que aceptar lo que hay: color de coche, motor, tapicería, etc. A lo sumo, puedes añadir algún accesorio extra que te pueden instalar en el propio concesionario. No obstante, los concesionarios pueden buscar en su stock de coche nuevos otras opciones que se acerquen a lo que quieres en los coches que la fábrica tiene almacenados o, directamente, en otros concesionarios.
  • Modelos anteriores. Es posible que el coche que esté en stock no sea la última versión que tiene en venta la marca.

Si no te importa no tener un vehículo personalizado, adquirir un coche en stock puede ser una alternativa muy interesante. Ahora bien, confirma el tipo de garantía que tiene vigente e infórmate de los servicios postventa. Analiza cuándo es el mejor momento para comprar un vehículo para así aprovecharte de más ofertas y promociones. Pregunta sobre las ayudas a la compra que tiene el modelo que te ha llamado la atención y, por último, infórmate de los requisitos si quieres financiar el coche.

Ahorra en gasolina o diésel con nuestros descuentos en las estaciones de servicio BP y Galp.
¡Descubre más aquí!

Compartir:
Compartir:
Más sobre Tecnología y motor