Es tu momento. Has ahorrado cierta cantidad de dinero y llega la hora de cambiar de coche. Hay muchas formas de adquirir uno: comprar un coche nuevo o de segunda mano, un kilómetro 0 o a través de un renting… cualquier opción es válida.

Escojas el coche que escojas, hazte socio del RACE y disfruta de la mejor asistencia en carretera.
¡Hazte socio!

El renting es otra forma de ‘adquirir’ un coche. Javier León, presidente del Consejo de la Asociación Española de Leasing y Renting (AELR), explica que es un formato muy extendido entre las empresas y autónomos porque desgrava el IVA, pero entre los particulares no es tan conocido.

Se define el renting como un tipo de alquiler en el que la propiedad del coche la tiene una identidad que lo arrenda a un usuario. Es decir, en ningún momento del contrato el coche es del usuario, un concepto importante teniendo en cuenta la cultura de coche propio que existe en España. Por esto mismo, entre otras razones, los profesionales consultados por el RACE creen que el renting para particulares no se ha conocido tanto en el pasado, aunque poco a poco cada vez hay más usuarios que se decantan por esta opción.

Cómo puedes hacerte con un coche de renting si eres un particular

Existen básicamente tres tipos de empresas que se encargan de que adquieras un coche de renting:

  • Compañías de grandes flotas e intermediarios: tienen ofertas de coches por un breve espacio de tiempo, según el stock disponible y la demanda.
  • Banco: saben cuánto dinero tienen guardado sus usuarios y les ofrecen un tipo de vehículo según su capacidad económica.
  • Fabricantes: Ofrecen ofertas y paquetes de servicios, pero dentro de la gama de los vehículos de su marca.

Una vez que te pones en contacto con alguno de ellos, te harán un estudio para analizar qué coche y precio se ajustan más a tus necesidades. Para hacerte una idea, un vehículo de renting medio compacto puede rondar entre los 200 y 300 euros al mes y un vehículo de alta gama entre los 400 y 500 euros. A partir de aquí te ofrecerán un tipo de vehículo u otro según la cuota mensual que quieras y puedas pagar y de los kilómetros anuales que contrates y de la duración del contrato.

Una vez que eliges el coche, llega el momento de conocer las condiciones del renting. Por norma general (cada compañía puede exigir más o menos cosas) te solicitarán lo siguiente:

  • El mantenimiento del coche viene incluido en la cuota fija que vayas a pagar.
  • En esa cuota también está incluido el seguro en sus diferentes modalidades.
  • Si te toca pasar la ITV, te avisarán cuando te toque. En el RACE nosotros mismos te llevamos el coche a la ITV.
  • Tendrás que llevar el coche al taller que ellos digan cuando corresponda.
  • En caso de avería, es el renting el que gestiona los trámites de la reparación del vehículo con el taller.
  • Hay un límite de kilometraje que suele rondar entre 10.000 y 20.000 kilómetros al año. Si te pasas, hay una penalización de entre 3 y 6 céntimos de euro por kilómetro. Si no llegas al mínimo, te devolverán una cuantía.
  • El contrato dura desde los 6 meses hasta normalmente 3, 4 o 5 años, según lo que hayas acordado con cada compañía. Si quieres cerrarlo antes de tiempo, podrás hacerlo, pero tendrás que pagar una penalización por ello.
  • Está incluida en la cuota fija el impuesto de circulación.
  • Tendrás también la opción de contratar un coche de sustitución si se estropea el tuyo.

Antes de que venza el contrato de renting, la compañía te preguntará si deseas comprar el coche. Según los datos de AELR, solo el 15% de los clientes de renting acaban comprándoselo. El resto deciden adquirir otro coche de renting o eligen otra modalidad.

Una buena opción para completar lo que te ofrece el renting es hacerte socio del RACE, ya que tendrás un sinfín de servicios complementarios.

Ventajas e inconvenientes del renting

Hay varias ventajas e inconvenientes que pueden nombrarse a la hora de comprar un coche de renting. Algunas de las más destacables son:

VENTAJAS
INCONVENIENTES
VENTAJAS

No tienes que hacer una gran inversión inicial, como cuando pagas la primera y última entrada de un vehículo nuevo

INCONVENIENTES

El coche de renting no es de tu propiedad, sólo lo utilizas y pagas por su uso, aunque al final te ofrezcan su compra

VENTAJAS

La cuota mensual fija cubre varios gastos fijos:

  • Mantenimiento
  • Seguro
  • Reparaciones
INCONVENIENTES

Tienes que cumplir el plazo del contrato. Si no, tendrás que pagar una indemnización que dependerá de cada compañía

VENTAJAS

Al cambiar el coche cada pocos años, tendrás un vehículo más eficiente y seguro

INCONVENIENTES

En muchos casos, al adquirir un coche de renting no puedes personalizarlo: tendrás que adquirir el vehículo que haya en stock

VENTAJAS

Las cuotas son fijas y, al estar incluido el mantenimiento y las reparaciones, existen menos sobresaltos.

INCONVENIENTES

Tienes que pagar un extra si te pasas con los kilómetros contratados

VENTAJAS

Cada pocos años podrás disfrutar de un coche nuevo, con tecnología renovada

INCONVENIENTES

Si no cumples con ciertas condiciones de solvencia económica, no te darán la opción de poder optar a un coche de renting

VENTAJAS

La oferta con los precios y la ausencia de entrada te permiten acceder a un coche más lujoso que quizás no te podrías permitir si lo comprases nuevo y a plazos.

INCONVENIENTES

No puedes hacer las reparaciones y el mantenimiento en el taller que quieras, sino en el que te diga la compañía

EL RACE cuenta con una gran experiencia en la gestión de servicios integrales que demandan los clientes de renting, contando con acuerdos con las principales compañías de renting de nuestro país, por eso recuerda que la mejor opción para completar tu experiencia disfrutando de un vehículo de renting es hacerte socio del RACE.

¿Quieres saber cuáles son todas las ventajas de ser socio de RACE?
¡Descúbrelo aquí!

Más sobre Actualidad y eventos