Coches gnc

La movilidad ecológica es un tema que ha despertado mucho interés en el último año especialmente por las restricciones a la circulación que algunas ciudades como Madrid están poniendo en marcha. El vehículo privado es el más utilizado por los madrileños, por delante del transporte público y muy por delante de las nuevas formas de movilidad, según una encuesta realizada por RACE y Goodyear a 3.000 conductores de la capital. Concretamente, estos conductores utilizan el coche 17 días de media al mes y el 54% lo utiliza como mínimo 3 días a la semana.

Actualmente hay conductores que están valorando la compra de un automóvil ecológico. Pero ¿qué coche comprar? ¿Eléctrico, de gas, de hidrógeno…?

En estos momentos, dentro de la gama de eléctricos, los coches híbridos, es decir, los que combinan un motor de combustión –normalmente de gasolina- con un motor eléctrico que se regenera sin enchufar, son los más vendidos porque su precio sólo es ligeramente superior a un coche de gasolina y disponen de etiqueta eco de la DGT. El problema de los coches híbridos es que apenas tienen una autonomía eléctrica de dos o tres kilómetros por lo que su consumo medio es más alto que un diésel. Esto es así porque, dependiendo de si se conduce más por ciudad o carretera, el motor de gasolina es el que más se utiliza.

Otra opción está en comprar un coche híbrido enchufable –suele superar los 50 km de autonomía- o un eléctrico 100%, en ambos casos con etiqueta cero de la DGT, pero el precio se dispara.

Como alternativas más económicas podemos optar a conducir coches de gas ya que cuentan con la etiqueta eco de la DGT. Éstos pueden ser de dos tipos, gas natural comprimido o coches GNC y gas licuado de petróleo o coches GLP.

Coches GNC o de gas natural comprimido

Los coches que van propulsados por gas natural comprimido o GNC cada vez tienen más seguidores por sus muchas ventajas, entre ellas que su precio es muy similar al de un coche de gasolina. Otras ventajas de los coches GNC:

  • Es un tipo de combustible que procede de pozos y de estratos pizarrosos en lugar del petróleo.
  • El kilo de gas es un 35% más barato que el litro de gasóleo y un 55% más barato que el litro de gasolina. También es un 15% más económico que el gas licuado de petróleo o GLP.
  • Repostar un coche con GNC conlleva el mismo tiempo que repostarlo con gasolina o gasóleo.
  • Comparado con un coche eléctrico, los coches GNC tienen más autonomía.

Los inconvenientes de los coches GNC son que el depósito de gas reduce el espacio del maletero y que cuentan con una red de puntos de repostaje reducida. Actualmente en España hay 53 gasolineras públicas, pero ya hay planes para aumentar la red a 300 en 2020.

GNC
GLP
Hidrógeno
Desembolso inicial

GNC

GLP

Hidr.

Puntos de repostaje

GNC

GLP

Hidr.

Autonomía

GNC

GLP

Hidr.

€ cada 100 km

GNC

GLP

Hidr.

Tiempo de recarga

GNC

GLP

Hidr.

Nivel de emisiones

GNC

GLP

Hidr.

Etiqueta ambiental

GNC

GLP

Hidr.

Maletero

GNC

GLP

Hidr.

Coches GLP o de gas licuado de petróleo

Otra alternativa ecológica son los coches propulsados por gas licuado de petróleo o GLP. Son vehículos de gasolina adaptados para circular con un tipo de gas que procede del petróleo, concretamente mezcla de butano y propano. ¿Cuáles son sus ventajas?

  • La principal ventaja es que el precio del combustible GLP es menor y reduce el coste por kilómetro en torno al 40% comparado con un coche de gasolina y un 20% con un coche de gasóleo o diésel. Y este ahorro, a pesar de que el consumo medio de los coches GNC es un 10% mayor que uno de gasolina.
  • La red de repostaje de GLP es bastante mayor que la de GNC. En España hay instalados más de 600 estaciones GLP.
  • El tiempo de repostaje de un coche GLP es similar a repostarlo con gasolina o gasóleo.
  • Comparado con un coche eléctrico, los coches GLP tienen más autonomía.

Uno de los inconvenientes del GLP es que, al derivar del petróleo, la reducción de emisiones contaminantes no es tan notable como en el caso del GNC, además, el depósito de gas reduce el espacio del maletero.

Coches de pila de hidrógeno

Sin duda es una de las alternativas que más respeta al medioambiente porque solo emite vapor de agua, pero apenas están empezando a producirse coches de pila de hidrógeno. La tecnología que utiliza es cara de producir, apenas hay hidrogeneras donde cargar los coches de hidrógeno –solo 6 en España- y de momento hay pocos fabricantes que hayan apostado por estos modelos: Hyundai, Honda o Toyota. Pero sus ventajas son importantes:

  • Además de que es un combustible muy limpio, los coches de pila de combustible ofrecen una autonomía de más de 500 kilómetros.
  • Para recargar hidrógeno solo se necesitan entre 3 y 5 minutos.
  • Obtienen la etiqueta cero de la DGT al igual que los coches eléctricos o híbridos enchufables con más de 50 kilómetros de autonomía.

Los coches de hidrógeno son realmente coches eléctricos ya que funcionan con un motor eléctrico. La diferencia está en que la batería que mueve el motor eléctrico se carga con hidrógeno y no con electricidad.

La mejor conducción es la que realizas estando seguro. Contrata RACE Unlimited y disfruta conduciendo.
¡Infórmate aquí!

Más sobre Tecnología y motor