Válvula EGR

Las normativas anticontaminación europeas han impulsado a las marcas de coches a evolucionar para procurar que sus vehículos produzcan menos emisiones.

Con la garantía mecánica del RACE podrás hacer frente a cualquier avería.
¡Conoce las ventajas de la garantía mecánica!

Ya contamos que el filtros de partículas es una de las soluciones, pero no es la única; tanto los coches diésel como los de gasolina incluyen una válvula EGR (Exhaust Gas Recirculation o Recirculación de Gases de Escape). Raúl Gallardo, profesional de reparación e innovación mecánica del RACE, explica que tiene como misión recircular los gases de escape hasta la admisión para que vuelvan a ser quemados dentro del motor. Gracias a esto, se consigue una reducción de los niveles de óxido de nitrógeno (partículas NOx) y, por tanto, una reducción de emisiones a la atmósfera. En la siguiente imagen podéis ver cómo es la válvula EGR.

¿Cómo funciona la válvula EGR?


como es una valvula egr
Cuando el motor trabaja a revoluciones bajas es cuando la válvula EGR entra en funcionamiento y se mantiene abierta. Por tanto, suele actuar cuando circulas por ciudad o en carretera a baja velocidad, sobre todo cuando se realiza una conducción eficiente.

Para entender cómo funciona la válvula EGR, hay que compararlo con un grifo que siempre está abierto cuando el motor trabaja poco revolucionado. La cuestión es que, según las rpm con las que circules, esa válvula está más o menos abierta, por lo que pasan más o menos gases para que sean de nuevo quemados en el motor. Cuanto mayor rendimiento pidas al propulsor, más se cerrará la válvula. Cuando el motor está al ralentí, la válvula también se mantiene cerrada.

como funciona la valvula egr

Tipos de válvula EGR

Hay de dos tipos de válvula EGR:

  • Válvula mecánica: está en los vehículos más antiguos y era más común que se estropease con los vehículos diésel. Es conocida también como válvula de vacío. Es la más barata a la hora de reparar. Las válvulas mecánicas de primera generación cuestan en torno a los 90 euros.
  • Válvula electrónica: la tienen los vehículos más modernos del mercado. Aunque los vehículos diésel sufren más su avería, al ser un problema electrónico también puede darse en los vehículos de gasolina. Es más cara que la mecánica. La más asequible cuesta en torno a los 300 euros, aunque puede ascender hasta los 1.000 euros en los coches más lujosos.

¿Qué testigo se enciende cuando falla la válvula EGR?

Cuando la válvula EGR da un error, el problema es que puede estar abierta o cerrada. Esto implica que no trabaja como debería hacerlo:

  • Si no se abre bien, el caudal de oxígeno que llega al motor se reduce por la acumulación de hollín en el colector de admisión (se podría asemejar a la acumulación de colesterol en las venas). Por tanto, la mezcla de oxígeno y gasoil no se produce correctamente y el vehículo comienza a presentar fallos.
  • Si se mantiene cerrada, podría afectar al filtro de partículas, que recibiría toda la suciedad del motor directamente. Si este filtro tiene una avería, puede suponer un coste de arreglo de unos 1.200 euros.

La avería más común, sobre todo en los motores diésel (generan más partículas contaminantes y hollín que los motores de gasolina) es que se atasque el grifo. Esto implica que el colector de admisión también se atasca y puede dar varios problemas:

  • Pérdida de potencia.
  • Tirones.
  • El motor no arranca correctamente.
  • El testigo de avería de motor se enciende cuando falla la válvula EGR. En los coches nuevos aparece el testigo de gestión de gases de escape.

¿Cómo mantener la válvula EGR en buenas condiciones?

Ya hemos explicado que el problema con la válvula EGR es que se acumula hollín dentro. Esto provoca que las altas temperaturas acaben estropeando su electrónica. La forma de evitar que esto no pase es no hacer una conducción eficiente en algún momento concreto: aumentando un poco las revoluciones del motor (3.000 rpm en el caso de los diésel) y conduciendo con unas marchas más cortas de lo que lo harías normalmente. Esto hace que el motor trabaje a mayor temperatura y, por tanto, las partículas contaminantes se queman en mayor cantidad y no se acumulan en la válvula EGR.

Otra forma de evitar que se estropee una válvula es limpiarla por dentro y quitar la carbonilla que hay acumulada. Esto lo puedes solicitar en cualquiera de los talleres Eurekar con la garantía del RACE y su precio ronda los 70 euros.

A esto hay que sumar el coste de mano de obra según el tiempo de la operación. En algunos coches está más accesible que otro este elemento; dependiendo de esto, el coste de mantenimiento será mayor o menor: 30 minutos en el mejor de los casos y 1h 30 minutos en las válvulas menos accesibles.

Sólo por ser socio del RACE te pagaremos las facturas del taller
¡Descúbrelo más aquí!

Más sobre Conducción