Normas aparcamiento motos Madrid

El sector de la moto en España aumentó sus ventas un 12% en 2019 con respecto al año anterior, hasta superar las 200.000 unidades. Además, las diez motos más vendidas del año fueron scooters (uno de ellos eléctrico), un transporte enfocado a la movilidad urbana.

Las motos son vehículos que, por norma general, consumen poco combustible, ocupan menos espacio para circular por la ciudad, son ligeras y son más fáciles de aparcar. Además, desde que la Dirección General de Tráfico permitió su uso a los conductores con carné de coche y al menos tres años de experiencia, cada vez son más utilizadas por aquellos que quieren llegar a su destino y ahorrarse alguna vuelta de turno para estacionar.

En España, normalmente aparcar una moto resulta más sencillo e implica menos tiempo que un coche. Sin embargo, es importante aclarar que no pueden hacerlo en cualquier lugar. Según sea la ciudad en la que vivas, tendrás más o menos facilidades para aparcar tu moto en la acera, pero todas tienen una normativa de aparcamiento que has de cumplir.

Las motos pueden aparcar en la acera, pero no en todas las ciudades de España

Para conocer la normativa sobre el aparcamiento de los vehículos en España hay que consultar la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial. En su artículo 40 se explican las prohibiciones a la hora de estacionar un vehículo. En uno de sus apartados aparece especificado que no se puede aparcar «sobre aceras, paseos y demás zonas destinadas al paso de peatones».

Hasta aquí se entendería que las motos deben seguir las mismas normas de aparcamiento que los coches. Sin embargo, un poco más adelante en el reglamento se especifica que «los municipios, a través de ordenanza municipal, podrán regular la parada y estacionamiento de los vehículos de dos ruedas y ciclomotores de dos ruedas sobre las aceras y paseos siempre que no se perjudique ni se entorpezca el tránsito de los peatones por ella». Dicho de otro modo, es la forma de dejar abierta la puerta para que los ayuntamientos decidan dónde podemos aparcar las motos.

Si vamos al caso concreto de las ciudades más pobladas de España, el artículo 48 de la Ordenanza de Movilidad Sostenible de Madrid explica que las motos podrán aparcar en la acera con una anchura superior a tres metros y no de cualquier forma, sino paralela a la calzada, dejando medio metro de distancia con respecto a ésta. Si el espacio fuese de más de seis metros sí que lo podrían hacer en batería. También hay otras normas como que deben dejar una distancia mínima de 2 metros con respecto a los pavimentos tactovisuales (fundamentales para los invidentes) y se debe colocar la moto al menos a cinco metros de un paso de peatones.

Normas aparcamiento motos

Estas normas también podrían valer en Barcelona, donde se regula el aparcamiento de las motos en la Ordenanza de Vehículos y Peatones. En Valencia, desde que entró en vigor la nueva Ordenanza de Movilidad en junio de 2019, es más difícil para las motos aparcar en la acera. Según el artículo 80.3 «el Ayuntamiento habilitará progresivamente, mediante planes por distritos, un número adecuado de plazas de estacionamiento para motos, en la calzada y en aparcamientos públicos. Una vez implantado el plan en un distrito no estará autorizado en él estacionar motos en aceras y espacios peatonales, salvo en los lugares expresamente señalizados».

Otras ciudades en las que se puede aparcar en la acera con ciertas reglas son, entre otras, Zaragoza, Sevilla o Vigo. Entre las que no permiten esta acción están Bilbao, Alicante, Granada, Málaga, Oviedo, San Sebastián, Santander o Valladolid.

El sentido común: tu mejor recurso a la hora de aparcar la moto

Más allá de plantearnos dejar las motos en la acera, deberíamos dar prioridad a los lugares especialmente habilitados para estacionar nuestros vehículos de dos ruedas. Los ayuntamientos suelen crear plazas específicas para motos, aunque una de las quejas de los usuarios es que no hay para todos. También podemos aparcar las motos en la zona azul y verde de las ciudades sin que suponga ningún coste.

Utiliza el sentido común y no dejes tu moto aparcada donde veas que pueda molestar a los peatones: aceras de poca anchura (normalmente menos de tres metros), cerca de los pasos de cebra, junto a las paradas de autobús, pegadas a las fachadas de los edificios incluso aunque esté lloviendo, etc. Tampoco asegures tu moto con cadenas a elementos públicos como árboles, bancos u otro tipo de objetos ya que no está permitido por el reglamento y te pueden multar con hasta 200 euros. En el RACE tenemos un departamento que te puede dar asesoría jurídica y gestionarte la multa. También podemos aconsejarte sobre la mejor cobertura de seguros para tu moto.

Asistencia en carretera para ti y tu moto gracias a los servicios del RACE
Infórmate sobre RACE Motoristas

Más sobre Actualidad y eventos