Sillas de coche para niños

La importancia de utilizar siempre una silla infantil que se adecúe a la talla y peso del niño en el coche es incuestionable. En demasiadas ocasiones nos relajamos y en los trayectos más cortos pensamos que no va a pasar nada. “Total son solo unos metros”, decimos. Y los niños se sientan en el vehículo sin silla de seguridad, solo con el cinturón del coche. A 50 km/h (la velocidad máxima permitida en ciudad) existe un alto riesgo de mortalidad si se produce un impacto y el niño no está sentado en una silla de coche para niños. , y solo va con el cinturón de seguridad de los adultos, el niño no está protegido. Los niños que viajan solo con el cinturón de seguridad como única protección corren el riesgo de sufrir lesiones graves o fatales.

Tampoco debemos llevar a los más pequeños en nuestro regazo. Da igual que llore o patalee porque no quiere ir sentado en la silla infantil. La seguridad del niño es lo primero y eso es lo único importante. Las estadísticas han demostrado que utilizar un sistema de retención infantil durante el trayecto reduce hasta un 75 por ciento las lesiones en caso de siniestro, evitando su impacto contra otros ocupantes y elementos del vehículo, sobre todo cuando van en sentido inverso a la marcha.

Hay que proteger a los pequeños en el vehículo con una silla de coche para niños que se adapte a su talla y peso, hasta que ya midan 1,35 metros de estatura o hasta los 12 años aproximadamente. Con esta talla, la Ley ya les permite viajar sin que vayan sentados en una silla infantil o cojín elevador, aunque es recomendable prolongar su uso hasta el 1,50 metros de altura

Un niño, una silla infantil de coche

Debido a que los niños van creciendo en edad, hay un momento en que la silla del coche se le quedará pequeña para seguir viajando seguros y cómodos. Los niños necesitan un sistema de retención que se ajuste a cada edad, talla y peso para que les proteja, debiendo utilizar cada grupo según las características de las sillas infantiles y del vehículo: sentido de la marcha, sentido inverso, con arnés, con cinturón de seguridad… Por ello, las sillas de coche para niños se dividen en diferentes grupos, según las normas internacionales de homologación, que les permiten adaptarse a estos parámetros con fidelidad. Los asientos más seguros para colocar la silla infantil de seguridad son los traseros, en concreto la plaza central —siempre que disponga de cinturón de seguridad de tres puntos o Isofix—, seguido del lateral derecho y del izquierdo.

Si quieres conocer con más detalle qué tipo de silla infantil debe llevar el niño en el coche, el RACE te explica cómo se distribuyen los grupos de sillas infantiles, ofreciéndote toda la información para ajustar cada modelo según las características de los pequeños, de forma que sus desplazamientos y viajes se realicen con la máxima seguridad. Además, el RACE pone a tu disposición los datos más importantes a tener en cuenta sobre diferentes modelos de sillas infantiles que se venden en el mercado, ya que participa cada año en el Informe Europeo de Seguridad en los Sistemas de Retención Infantil (SRI).

Seguridad en el coche para tu familia y comodidad en el aeropuerto con el servicio de Salas Vip
¡Hazte socio ya!

Más sobre Seguridad vial