La etiqueta de los neumáticos es un gráfico informativo que debe acompañar a todo neumático nuevo, ya sea de turismo, camión ligero o camión pesado. Al igual que ocurre con la etiqueta energética de los electrodomésticos, la etiqueta de los neumáticos tiene como objetivo informar al consumidor sobre tres aspectos fundamentales del neumático: su eficiencia en el consumo energético del vehículo, su adherencia al suelo y el ruido exterior que produce.

Este etiquetado es obligatorio en toda la Unión Europea desde el 1 de noviembre de 2012 y se creó para facilitar la compra del neumático, aunque según pasan los años va recibiendo modificaciones. Así, en 2014 se prohibió la venta de los neumáticos etiquetados con la letra G para turismos y furgonetas ligeras y las letras F y G para camiones hasta 3.500 kilos. Ahora la Unión Europea da un paso más en el cuidado del medioambiente y desde el 1 de noviembre está prohibida la venta de neumáticos para turismos y furgonetas que estén etiquetados con la letra F en resistencia a la rodadura o eficiencia de combustible y de furgones hasta 3.500 kilos catalogados con la letra E cuyo coeficiente de resistencia a la rodadura sea superior a 9. Es decir, se eliminan de la comercialización los neumáticos menos eficientes. Y es que hay que tener en cuenta que el 20% del consumo de combustible de un neumático tiene que ver con la resistencia a la rodadura.

En el caso de los neumáticos de invierno, sí se permite su venta con dicho etiquetado, pero sólo para los que tengan el valor más bajo.

A pesar de esta prohibición, se ha establecido una moratoria de 30 meses para vender estos neumáticos siempre que se hayan fabricado antes del 1 de noviembre de 2018. Por tanto, los talleres, distribuidores o mayoristas que aún tengan en stock este tipo de neumáticos sí podrán venderlos durante dos años y medio. Si vas a comprar un neumático etiquetado con la letra F en el apartado de resistencia a la rodadura, asegúrate que la fecha de fabricación es anterior al 1 de noviembre consultando el dato en el flanco del neumático. En este enlace tienes las indicaciones para encontrar dicha fecha.

Conocer dicha información es fundamental para cualquier conductor, así como revisar el estado de los neumáticos periódicamente, cambiándolos cuando sea necesario.

Las clases de eficiencia en la etiqueta de los neumáticos

La etiqueta informativa de los neumáticos esta compuesta por: eficiencia en el agarre durante frenadas sobre asfalto mojado, en el consumo de combustible y en el ruido generado. La combinación de las tres clases nos indicará su calidad global.

Funcionamiento coches autónomos
  1. Eficiencia de combustible: El adquirir neumáticos clase A representa un ahorro de más de 240€ a lo largo de toda la vida del neumático
  2. Agarre sobre mojado: En el caso de una frenada, la diferencia entre un neumático de clase A y G a 80 km/h supone una reducción de 18 metros
  3. Nivel de ruido exterior: La clasificación del ruido exterior de un neumático se expresa en decibelios (dB) y se acompaña de una, dos o tres ondas en la etiqueta

Agarre sobre mojado, clave para la seguridad

Este bloque de la etiqueta de neumáticos europea expresa el comportamiento de éstos es una frenada sobre mojado. Se clasifica por letras, desde la A hasta la F, y entre ambas clases puede haber una gran diferencia a 80 km/h: los neumáticos más eficientes tienen una distancia de frenado 18 metros menor.

Las distancias de frenado a 80 km/h según la clase del neumático serían:

Clases de neumáticos para distancia de frenado

La eficiencia del combustible en los neumáticos

Este bloque de la etiqueta de los neumáticos muestra su resistencia a la rodadura y a la deformación. Y eso está estrechamente ligado a la eficiencia de combustible: a menor resistencia, mayor optimización de la fuente de energía empleada por el vehículo (combustible) y, por tanto, menor es el nivel de emisiones de gases contaminantes.

Eficiencia de combustible

En este apartado los neumáticos se clasifican desde la letra A (más eficiente) a la E (menos eficiente), tras la prohibición de vender los de las letras F y G. De forma aproximada, los neumáticos de clase A permiten un ahorro de unos 240 € en combustible durante toda su vida útil con respecto a uno de clase E.

Respecto a emisiones, la Comisión Europea estima que las mejoras de los neumáticos respecto a la resistencia a la rodadura que se alcanzarán a partir de la introducción de la etiqueta, tienen el potencial de reducir las emisiones de CO2 en 20 millones de toneladas al año (European Commission Impact Assessment SEC (2008)2860).

Nivel de ruido ambiental del neumático

Este tercer bloque indica el ruido de rodadura exterior, expresado en decibelios (dB), que genera cada modelo de neumático. También se muestra gráficamente en número de ondas de un altavoz: 1 onda (ruido mínimo, 3 dB o más por debajo del límite), 2 ondas (entre 3 dB y el límite permitido) y 3 ondas (un valor que se prevé quede prohibido en el futuro, por generar hasta 4 veces más de ruido).

Onda 1
1 onda
Responsabilidad en accidente
2 ondas +3 dB Doble ruido
Fallo en sistema
3 ondas +6 dB Cuádruple de ruido

¿Sabías que el RACE te cambia los neumáticos pinchados y te paga las reparaciones?
Descubre la Garantía
de neumáticos del RACE

Galería Multimedia


Más sobre Conducción