consejos-perdida-equipaje

Nuestras mejores vacaciones se pueden venir abajo si nuestra maleta no aparece cuando llegamos a nuestro destino. Observamos con preocupación que la cinta transportadora de equipajes no para de dar vueltas, pero ¡ni rastro de nuestro equipaje! Es en ese momento cuando saltan las alarmas: ¿Qué hacemos? ¿Dónde reclamamos? ¿Me cubre los daños mi seguro de viaje?

Seguro que has experimentado o conoces a alguien a quien le han perdido la maleta en un aeropuerto, se la han devuelto dañada o, incluso, le han robado algo de su interior. Estos problemas son frecuentes, sobre todo cuando tenemos que hacer escalas para llegar a nuestro destino.

La buena noticia está en que la pérdida de equipaje en los aeropuertos se ha reducido en los últimos años y en la actualidad ‘sólo’ hay reclamaciones en 5,57 maletas por cada mil pasajeros, según el último informe sobre equipajes del SITA con datos de 2017. Las compañías aéreas están poniendo el foco en reforzar el monitoreo de cada maleta a lo largo de su recorrido debido a la resolución 753 de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA), en vigor desde junio de 2018.

¿Quién debe hacerse cargo de las maletas perdidas o dañadas?

Aun así, se siguen perdiendo maletas, por lo que conviene estar bien preparado y disponer de toda la información por si ‘nos toca’ a nosotros pasar un mal rato. La normativa actual establece que son las aerolíneas las que deben hacerse cargo de los daños causados en las maletas facturadas de los pasajeros cuando están bajo su custodia o viajan a bordo de la aeronave. Si el equipaje no se ha facturado, la compañía sólo será responsable en el caso de que el daño haya sido causado por su culpa o sus empleados.

¿Cómo reclamar una pérdida de equipaje?

Cuando tu maleta no aparece, lo primero que debes hacer es acudir al mostrador de pérdida de equipaje de la compañía aérea contratada para solicitar un Parte de Irregularidad de Equipaje, lo que también se conoce como PIR –debes quedarte con una copia-. Este trámite también lo debes realizar si tu equipaje está deteriorado, ha sufrido algún tipo de robo o ha sido entregado con retraso. Te pedirán tu billete y el número de facturación de tu maleta, documentos que te pedirán en más de una ocasión, por lo que te recomendamos no perderlos. También será de gran ayuda durante el proceso guardar toda la comunicación e emails que hayamos mantenido con la aerolínea.

Ya con el PIR, la compañía iniciará la búsqueda internacional del equipaje. Como este parte de irregularidad no es una reclamación propiamente dicha, se aconseja ponerla por escrito ante la compañía aérea e, incluso, hacer otra reclamación ante la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA), con el fin de hacer más presión. Si AESA te da la razón te ayudará en tu reclamación ante un juez, aunque no tiene ninguna responsabilidad en tema de indemnizaciones.

Plazos para tramitar la reclamación

Es muy importante que la reclamación la realices en los plazos que marca la ley, que son 7 días desde la recepción si tienes que reclamar una maletera rota, y 21 días a partir de la fecha en que el equipaje haya sido puesto a tu disposición cuando se produce un retraso. Si pasados estos 21 días la maleta sigue sin aparecer, pasa a considerarse pérdida de equipaje, y debes poner otra reclamación para la que no hay plazo límite, aunque la recomendación es hacerla cuanto antes.

Otro trámite que debes realizar en caso de haber sufrido un robo en tu equipaje es poner una denuncia en la comisaría, siempre después de haber solicitado el PIR.

Si viajo con varias compañías… ¿a cuál reclamo?

Cuando se vuela con escalas y con diferentes aerolíneas no sabrás cuál ha sido la responsable. Tanto si tu maleta se pierde como si sufre daños, podrás reclamar a cualquiera de ellas.

Si la compañía aérea no quiere indemnizar o no responde a mi reclamación, ¿qué hago?

En este caso no te quedará más remedio que poner una denuncia e iniciar un proceso judicial. La reclamación ante la pérdida o deterioro de un equipaje es un proceso largo. El plazo es de dos años desde la llegada de tu vuelo.

¿A qué indemnización tengo derecho?

El Convenio de Montreal de 1999 es el que marca las indemnizaciones por retraso, destrucción o pérdida de equipaje y las limita a un máximo de 1.131 derechos especiales de giro (DEG) por pasajero. Se trata de una unidad que fluctúa diariamente y que se corresponde a una media entre diferentes divisas –su valor lo establece el Fondo Monetario Internacional y en la actualidad no supera los 900 euros-.

¿Qué ocurre cuando el valor de la maleta es superior?

Antes de responder a esta pregunta aconsejamos no facturar los objetos de valor. Si no puedes llevarlos contigo en cabina, debes saber que puedes acogerte a un límite de responsabilidad más elevado declarando de forma especial el valor de tu equipaje. Esta declaración la tendrás que hacer en el momento de facturar como tiempo límite y supondrá un coste suplementario, pero será esencial para conseguir una indemnización mayor en caso de robo o pérdida.

Quiero viajar con tranquilidad, ¿cómo lo consigo?

Perder una maleta se puede convertir en tu peor pesadilla. Si quieres viajar con tranquilidad te recomendamos contratar un seguro de viaje que te cubra los gastos ocasionados por pérdida o robo de equipajes.

El RACE encuentra tus maletas para que tú sigas tu viaje.
Despreocúpate y viaja tranquilo

Más sobre Conducción