Ponerse enfermo en el extranjero

Cuando organizamos un viaje al extranjero, bien por vacaciones, por temas de trabajo o de estudios, en lo último que pensamos es en ponernos enfermos. Pero lamentablemente es una posibilidad que siempre está presente. Nunca sabemos cuándo nos podemos encontrar mal o sufrir un percance que nos obligue a visitar al médico, y lo que en tu país es un pequeño trámite, fuera de España puede ser un calvario, sin contar costes económicos inesperados. Por este motivo, no hay que dejar nada en el aire en temas de salud cuando organizamos un viaje.

La atención médica que podrás solicitar en el extranjero dependerá del país de destino. En cualquier caso siempre que organices un viaje debes informarte bien sobre el país o países que vayas a visitar. Además de legislación, costumbres, documentación y divisas, deberás informarte previamente sobre las condiciones de seguridad, situación sanitaria y vacunas recomendadas. En la página web del Ministerio de Sanidad encontrarás amplia información por países.

No olvides la Tarjeta Sanitaria Europea

Posiblemente dispongas de tu Tarjeta Sanitaria Española, y quizás piensas que es suficiente para recibir atención médica cuando acudes a un centro público de salud en cualquier otro país de Europa. En muchos de estos países probablemente no te pongan trabas y te atiendan sin problemas, pero te facilitará mucho las cosas si llevas contigo la Tarjeta Sanitaria Europa (TSE).

Se trata de un documento personal –debes solicitar una por cada miembro de la familia- que te da derecho a recibir atención sanitaria cuando de forma temporal te encuentras en un país de la Unión Europea. Concretamente se puede utilizar en estos países: Alemania, Austria, Bélgica, Bulgaria, Chipre, Dinamarca, Eslovaquia, Eslovenia, España, Estonia, Finlandia, Francia, Grecia, Hungría, Irlanda, Islandia, Italia, Letonia, Liechtenstein, Lituania, Luxemburgo, Malta, Noruega, Países Bajos, Polonia, Portugal, República Checa, Rumanía, Suecia, Suiza y Reino Unido.

Se obtiene fácilmente a través de Internet o en los Centros de Atención e Información de la Seguridad Social. Si te surge un viaje relámpago, sin tiempo a solicitarla, puedes pedir un Certificado Provisional Sustitutorio (CPS) que tiene el mismo valor.

La asistencia sanitaria no funciona igual en todos los países

No obstante, aunque dispongas de esta tarjeta sanitaria europea no lo des todo por hecho. La asistencia sanitaria no funciona en todos los países igual, por lo que te aconsejamos que te informes previamente sobre el país o países concretos que vas a visitar y sobre los gastos que cubre la tarjeta en dicho país.

También puede darse el caso de que tengas que adelantar el coste del tratamiento o de la consulta porque hay países donde la atención sanitaria no es gratuita, en cualquier caso, estos gastos serán reembolsados con posterioridad. Y asegúrate que acudes a un centro público ya que si el tratamiento lo recibes en un centro privado no tendrás derecho a reembolso.

Ante situaciones de emergencia y no previstas siempre es recomendable disponer de suficiente dinero en efectivo y combinarlo con otros medios de pago, ya que te puedes encontrar en países donde no aceptan tarjetas de crédito.

Para hacernos una idea de lo que suponen los gastos médicos, en España el gasto medio de las intervenciones quirúrgicas más frecuentes oscila entre los 993 y 18.662 euros, según se recoge en el libro de tarifas de la Sanidad Vasca. Una prótesis de cadera cuesta como mínimo 7.227 euros, una operación de hernia sencilla 4.869 euros y un parto entre 3.825 y 20.881, dependiendo de lo que se complique. En relación a las enfermedades cardíacas, el coste inicial para operar una válvula del corazón es de 26.151, practicar un bypass, 23.595 euros y colocar un marcapasos, desde 7.034 euros.

En Madrid, por ejemplo, el precio por una primera consulta con un médico especialista está presupuestada en 130 euros, las consultas pediátricas en 191 euros, una resonancia sin contraste cuesta 153 euros y una urgencia general sin ingreso, 180 euros.

Cuidado si te pones enfermo en países exóticos

¿Estás organizando unas vacaciones en África, Brasil, Rusia, India o China? Son destinos de alto riesgo para que un turista se ponga enfermo según publica SOS Internacional y esto es debido a indicadores como la existencia de enfermedades infecciosas, la higiene y la calidad de los servicios sanitarios.

En estos países es más fácil contraer una enfermedad contagiosa o tener complicaciones para que te prescriban algunos medicamentos.

Tanto si vas a viajar a algunos de estos países como si quieres viajar tranquilo y sin preocupaciones, lo más recomendable es contratar un seguro médico en el extranjero o un seguro de asistencia en viaje, que además de cubrirte los gastos médicos y otras emergencias, también te garantizan el traslado a tu país de origen.

Y recuerda que ante cualquier emergencia que te pueda surgir cuando te encuentres en un país extranjero, podrás recurrir a la embajada española o consulado en dicho país.

Garantízate la mejor cobertura médica y asistencia en viaje con nuestros Seguros de viaje.
¡Infórmate ahora!

Más sobre Seguros y servicios