Quitar hielo parabrisas coche

Con la llegada de los meses invernales, el frío no sólo lo notamos nosotros. Nuestros fieles compañeros de viaje de cuatro ruedas también sufren las bajas temperaturas tanto en su mecánica como en su exterior.

Conducir con hielo en la carretera es una de las peores experiencias que puedes tener: la sensación de que no controlas el coche está a la orden del día y las complicaciones empiezan antes de encender el motor.

Son las siete de la mañana, tienes que ir a trabajar y has dejado el coche en la calle. Te encuentras con una capa de hielo sobre todos los cristales del coche. Y ahora, ¿cómo quitas el hielo del parabrisas? Desde el RACE te damos algunos consejos de cómo hacerlo sin dañar los cristales.

Las alternativas que tienes para eliminar el hielo del parabrisas

Existen varias formas de eliminar el hielo del parabrisas de tu vehículo. Existen los métodos tradicionales, más baratos y caseros, y otros en los que utilizamos productos especialmente pensados para eliminar el hielo con relativa rapidez:

  • El calor del motor: después de haber dormido unas cuantas horas a la intemperie, el coche estará congelado. Enciende el motor para que se vaya calentando el habitáculo con la calefacción puesta (no la pongas al máximo, los cambios de temperatura bruscos no son buenos). Los cristales se irán calentando y esto ayudará a que se vaya derritiendo el hielo. Recuerda poner la luneta térmica trasera. Algunos modelos también tienen la opción de colocar una luneta térmica delantera.
  • Utiliza una rasqueta de plástico: mientras sube la temperatura del vehículo, puedes utilizar una rasqueta para ir quitando, desde el marco hacia el interior del cristal, el hielo que descansa sobre el parabrisas y los demás cristales del vehículo. Evita las rasquetas de metal porque pueden rayar los cristales.
  • Si no tienes una rasqueta de plástico, puedes utilizar una tarjeta, aunque ten en cuenta que se puede ir estropeando con el uso. Mejor utiliza una diferente a la del banco.
  • También existen los descongeladores de parabrisas, que en pocos segundos quitan la capa de hielo. Un bote de 500 ml puede rondar los 10 euros.
  • El alcohol también puede servirnos como recurso, ya que su punto de congelación es diferente al del agua.
  • Cuando esté todo el hielo prácticamente retirado, deberás accionar los limpiaparabrisas. No olvides que el líquido que utilices debe ser especial, no vale con echar agua y jabón porque se congelará esta mezcla. Los limpiaparabrisas pueden haberse quedado pegados así que haz una comprobación manual antes de accionarlos o, si no, se podrían romper las escobillas o incluso el servomotor.
  • Al igual que con los cristales, debes retirar el hielo de los faros del coche.

Lo que no debes hacer para quitar el hielo de los cristales del coche

  • En ningún caso, utilices agua caliente para quitar el hielo. No solo puedes provocar que el parabrisas se rompa, con el paso de los minutos esa agua se irá enfriando y volverá a congelarse.
  • No eches sal sobre los cristales. Verás que se echa en las carreteras, pero es para evitar que se congelen. Una vez que ya hay hielo, no sirve para descongelar y sólo conseguiremos rayar los cristales al intentar rascar.

En ningún caso, utilices agua caliente para quitar el hielo. No solo puedes provocar que el parabrisas se rompa, con el paso de los minutos esa agua se irá enfriando y volverá a congelarse.

¿Cómo prevenir el hielo sobre nuestro cristal?

Alguna vez es posible que hayas escuchado que, para evitar que el hielo aparezca sobre el parabrisas del coche, se puede pasar una patata partida sobre el cristal, pulverizar vinagre disuelto en agua o, incluso, colocar cartones o una manta sobre los cristales.

Más allá de los trucos caseros, la mejor forma de evitar el hielo es guardar el vehículo en un garaje. Si no es posible y tu coche duerme en la calle, queda la opción de colocar una lona de forma que la escarcha quede en la tela.

En cualquier caso, evita salir sin tener la visibilidad correcta a través de los cristales del coche o te podría suceder un percance que te obligase a recurrir a nuestro servicio de asistencia en carretera si eres socio del RACE.

Ante cualquier incidente o avería en tu vehículo, puedes contar con la garantía mecánica del RACE.
¡Descúbrela aquí!

Más sobre Conducción