carpool

Si hasta ahora el concepto de propiedad estaba mucho más arraigado en la sociedad, hoy podemos hablar de que la movilidad compartida está de moda. Y es que a algunas personas ya no les preocupa tanto disponer de coche propio, y prefieren invertir en tecnología o en ocio. Destacan los usuarios entre los 25 y 39 años, importantes consumidores de esta movilidad compartida: carsharing, motosharing, bicisharing… y también carpooling o carpool, un concepto no tan conocido pero que empieza a ganar adeptos en España.

¿En qué consiste el carpooling?

Se trata de un sistema que consiste en viajar en coche compartido. El propietario del coche se ofrece a compartir su vehículo con pasajeros que vayan a realizar el mismo recorrido a la misma hora. ¿Para desplazarse al trabajo, a la universidad, a otra ciudad, otro país…? Las rutas a compartir pueden ser infinitas, y en este caso, el conductor será su propietario.

Este concepto de carpool se viene fomentando desde hace años en Europa, especialmente en ciudades con necesidad de reducir el tráfico motorizado debido a la elevada congestión que sufren. Actualmente son plataformas digitales gratuitas para los usuarios las que se encargan de poner en contacto a propietarios de vehículos y buscadores de viajes y rutas. Y aunque ahora se habla mucho de estos viajes compartidos, el concepto no es nuevo.

En 1920 ya había empresas en Alemania que trataban de poner en contacto a conductores y pasajeros a través de carteles en las paradas de autobús, y en Estados Unidos también surgió esta iniciativa en los años 70, tras la crisis del petróleo, para ahorrar gastos.

Las ventajas del carpooling o viajar en coche compartido

Los beneficios de viajar en coche compartido son varios:

  • Para el propietario del vehículo: comparte gastos, por lo que tener coche en propiedad le sale más económico; y realiza el viaje en compañía.
  • Para el pasajero: facilita sus desplazamientos de manera más cómoda, rápida y económica; y mejora las posibilidades de socializar y conocer gente o hacer nuevos amigos.
  • Para la sociedad: elimina vehículos en circulación por lo que ayuda a descongestionar las calles y zonas de aparcamiento, y mejora la movilidad en grandes ciudades. También supone una gran ayuda a personas que no disponen de vehículo en propiedad, y ayuda a reducir el estrés de conducir en horas de más tráfico.
  • Para el medioambiente: supone una importante reducción de las emisiones contaminantes. Se calcula que el ahorro anual puede ser de 900 toneladas de CO2.

¿Cómo funciona el carpooling?

Se puede acceder al carpooling en España a través de diversas plataformas que operan a través de internet, la manera más rápida y eficaz de poner en contacto a conductores y pasajeros. Algunas de estas plataformas son Carpooling, Bla, bla car y Amovens.

En todas ellas es necesario registrarse para acceder a sus servicios, tanto los conductores que ofrecen plazas vacantes como los futuros pasajeros que buscan un vehículo con su conductor que les lleve a su destino. Una vez que ambos se han encontrado a través de la plataforma, ya solo necesitan organizar el viaje (hora, lugar de encuentro…) y acordar el coste. Por lo general, estas plataformas incluyen una guía de costes recomendada e incluso una calculadora para calcular los gastos con mayor precisión y así que cada ocupante haga sus cuentas.

Y si te preocupa tu seguridad, también lo tienen en cuenta, por lo que antes de ofrecer una plaza en tu coche o de reservar una plaza en un vehículo de un desconocido, podréis comunicaros entre vosotros a través de una mensajería interna para que vuestros datos estén protegidos y decidir si realizáis el viaje en coche compartido o no.

Los socios del RACE gestionan fácilmente sus multas con una llamada a nuestro servicio con RACE Unlimited.
Descubre más motivos para ser del RACE

Más sobre Conducción