El coche es un bien muy preciado por los amigos de lo ajeno. Los robos de coche siguen estando a la orden del día, da igual que sea un modelo moderno, premium o uno antiguo: tu coche puede ser el ‘elegido’.

¿Qué sistemas antirrobo puedo utilizar para evitar que roben mi coche? En el mercado encuentras una gran variedad de sistemas, desde las clásicas barras ancladas en el volante, pedales… hasta los más tecnológicos, como las alarmas, llaves, GPS…

Aunque los coches nuevos que se venden en los últimos años ya suelen incluir algún tipo de alarma, todavía hay en España más 7 millones de vehículos con más de 10 años circulando por nuestras calles y carreteras, sin olvidar que la edad media del parque automovilístico español ya alcanza los 12 años. Estos coches más antiguos no suelen incluir tanta tecnología. Para todos ellos existe un sistema antirrobo de coche.

Los sistemas antirrobo de coche más tecnológicos

La tecnología avanza en todos los sectores y cada vez se lo pone más difícil a los ladrones de coche. Los antirrobos para coche cada vez son más sofisticados. ¿Qué opciones tenemos?

Antirrobo de coche con localizador GPS

Este rastreador GPS es realmente útil en el caso de que el coche haya sido sustraído, ya que detecta la ubicación del vehículo en tiempo real manteniendo informado a su propietario en todo momento mediante una aplicación. Incluye un sensor de movimiento y hace un seguimiento del coche cuando está circulando. Además, tiene función geovalla, es decir, se puede programar para que cuando exceda de un determinado territorio se active una alarma. También hay localizadores GPS con sensor de velocidad integrado y con botón SOS para emergencias o micrófono para una comunicación directa.

Antirrobo inmovilizador electrónico para el coche

Se trata de un sistema cuya misión es impedir el encendido del motor del vehículo sin la llave, un comando remoto u otro dispositivo programado. El inmovilizador solo se activa cuando la llave, el mando remoto u otro dispositivo es reconocido por el sistema. Hay diversos tipos de antirrobo con inmovilizador electrónico:

La llave transponder es el más utilizado por su sencillez de uso y porque se empezó a introducir en los vehículos a finales de la década de los 90. El conductor sólo tiene que accionar la llave como lo haría con otra llave clásica que no incluya el sistema inmovilizador. La misma llave incorpora un pequeño chip que le permite la doble función de transmitir y responder utilizando la tecnología de Radio Frecuencia.
Comando remoto infrarrojo: emite una señal para permitir arrancar el motor y abrir y cerrar puertas. No necesita antena, pero sí una unidad receptora del código infrarrojo que, por lo general, se ubica en el espejo retrovisor interior. Para hacerlo más seguro, los inmovilizadores más avanzados utilizan un código variable para evitar que sea copiado por los ladrones.
Inmovilizador con teclado numérico: una vez dentro del vehículo, el conductor debe introducir un código numérico que él solo conoce para arrancar el motor. Es un sistema sencillo que no utiliza receptores ni señales por radiofrecuencia pero que sí implica la necesidad de introducir dicho código cada vez que queremos utilizar el coche y que si se olvida supondrá una importante pérdida de tiempo y dinero ya que habrá que sustituir algunos elementos costosos.
Tarjeta codificada: en lugar de una llave, se utiliza una tarjeta para abrir y cerrar las puertas y para arrancar el motor introduciendo dicha tarjeta en un lector y pulsando un botón de arranque. La tarjeta suele incluir un código variable aleatorio para evitar que sea copiado.

Sistemas antirrobo pasivo


Siempre puedes recurrir a los clásicos inmovilizadores de coche que tanto se utilizaron en las décadas de los 80 y 90. Podemos citar la palanca antirrobo de bloqueo de volante, o los que se anclan a los pedales, freno de mano o caja de cambios. Siguen siendo una solución sencilla y más económica para disuadir a los ladrones. Su función es bloquear el uso de alguno de los elementos principales para conducir un vehículo. Hay que tener cuidado con ellos a la hora de la ubicación dentro del coche, ya que es peligroso llevar objetos sueltos dentro del habitáculo. También puedes optar por los cepos que bloquean las ruedas de los coches y que también utiliza la policía en algunos países para inmovilizar un vehículo.

A la hora de comprar el mejor antirrobo de coche, valora el que mejor se ajusta a tus necesidades, a las características de tu vehículo y a tu presupuesto.

Con RACE Unlimited, contarás con la mejor asistencia y un coche de sustitución en caso de robo
Consultar ventajas

Más sobre Conducción