Señales verticales tráfico

Las señales verticales de circulación forman parte de la señalización general que nos podemos encontrar en las carreteras de casi cualquier país. En su momento, ya hablamos de la prioridad de cada una de las señales y, en este caso, las señales verticales son menos prioritarias que las de los agentes, las circunstanciales y los semáforos.

Que haya otras señales prioritarias no significa que no te puedan poner una sanción si haces caso omiso de ellas. Pero, si esto ocurriese, tranquilo: siempre puedes hacerte socio del RACE y recurrir a nuestro servicio de aviso y gestión de multas.

Clasificación de las señales verticales de tráfico

Tal como se explica en el Reglamento General de Circulación (RGC), la clasificación de las señales verticales puede establecerse por su forma en triangulares (advierten de un peligro), redondas (prohíben u obligan), cuadradas o rectangulares (informan u orientan). Por su finalidad, se pueden clasificar en advertencia de un peligro, reglamentación e indicación. Vamos a profundizar en cada una.

1. Señales de advertencia de peligro

Las señales de advertencia de peligro informan a los conductores sobre la proximidad y la naturaleza de un peligro que puede ser difícil de percibirse a tiempo. Las encontraremos a una distancia de entre 150 y 250 metros antes del peligro. Si la señal de peligro lleva un panel complementario indicando una longitud, ésta hará referencia al tramo de vía del peligro.

Por su nomenclatura, este tipo de señales las reconoceremos con la letra P seguida de un guion y un número, y se pueden contar hasta 51 tipos diferentes (todas ellas las podemos consultar en el anexo I del RGC). Algunos ejemplos que existen son:

P-1: Intersección con prioridad. Indica el peligro por la proximidad de una intersección con una vía, cuyos usuarios deben ceder el paso.
P-4: Intersección con circulación giratoria. Informa de un peligro por la proximidad de una intersección donde la circulación se efectúa de forma giratoria en el sentido de las flechas.
P-26: Desprendimiento. Nos adelanta un peligro por la proximidad a una zona con desprendimientos frecuentes y la posible presencia de obstáculos en la calzada.

*Imágenes obtenidas del BOE

2. Señales de reglamentación

Estas señales indican obligaciones, limitaciones o prohibiciones. Su forma es circular, salvo alguna excepción, y se subdividen en: señales de prioridad, de prohibición de entrada, de restricción de paso, de obligación, de fin de prohibición o restricción, y otro tipo de señales de prohibición y restricción. Vamos a hacer una breve descripción de cada una de ellas:

Señales de prioridad: ponen en conocimiento de los usuarios ciertas reglas de prioridad en las intersecciones o en los pasos estrechos. Según su nomenclatura, las reconoceremos por tener una R seguida de un guion y un número. Podemos contar hasta 7 señales diferentes. Entre ellas, el ceda el paso (R-1), el stop o detención obligatoria (R-2) o la prioridad al sentido contrario (R-5)
Señales de prohibición de entrada: si te las encuentras de frente, en el sentido de tu marcha y a partir del lugar en que están situadas, prohíben el acceso a los vehículos. Su nomenclatura incluye una R seguida de un guion y un número a partir del 100. Algunos ejemplos son la R-100 (circulación prohibida para todos los vehículos en ambos sentidos), la R-102 (entrada prohibida a vehículos de motor) o la R-117 (entrada prohibida a animales de montura)
Señales de restricción de paso: si te la encuentras de frente en el sentido de tu marcha, te prohíben o limitan el acceso. Las reconoceremos con la nomenclatura R seguida de un guion y un número a partir de 200. Ejemplos: R-200 (prohibición de pasar sin detenerse), R-205 (limitación de altura) o R-204 (limitación de anchura)
Señales de obligación: son circulares con fondo azul y símbolos blancos. Señalan una norma de circulación obligatoria. Se las nombra con una R seguida de un guion y un número a partir de 400. Algún ejemplo que nos solemos encontrar en la carretera es la R-400a (sentido obligatorio hacia la derecha), la R-402 (intersección de sentido giratorio-obligatorio) o la R-405 (calzada para motocicletas de dos ruedas sin sidecar)
Señales de fin de prohibición o restricción: indican el lugar a partir del que deja de tener aplicación alguna prohibición o restricción indicada por otra señal anterior. Son las del tipo R-500 (fin de prohibiciones), R-501 (fin de la limitación de la velocidad) o R-506 (fin de velocidad mínima)
Otro tipo de señales de prohibición o restricción: se las reconoce con la nomenclatura R-300 y siguientes hasta la R-400, destinada a las señales de obligación, como hemos explicado antes. Algunas señales de este tipo que nos podemos encontrar son: R-301 (velocidad máxima), R-302 (giro a la derecha prohibido) o R-305 (adelantamiento prohibido)

*Imágenes obtenidas del BOE

3. Señales de indicación

Las señales de indicación dan al usuario de la vía algún tipo de información útil. Se subdividen en señales de indicaciones generales, de carriles, de servicio, de orientación, paneles complementarios y otro tipo de señales. Explicamos cada una brevemente:

Señales de indicaciones generales: su nomenclatura es del tipo S-”número”. Algún ejemplo que nos encontramos es la S-1 (autopista), S-5 (túnel) o S-23 (hospital)
Señales de carriles: su nomenclatura se inicia con la S-50. Algún ejemplo puede ser la S-52.a (final de carril destinado a la circulación) o la S-51 (carril reservado para autobuses)
Señales de servicio: las reconoceremos por las señales S-100 y siguientes. Entre ellas, están la S-102 (servicio de Inspección Técnica de Vehículos) o la S-123 (área de descanso)
Señales de orientación: se clasifican en señales de preseñalización, dirección, identificación de carreteras, localización, confirmación y uso específico de poblado. Nos las encontraremos con la nomenclatura desde la S-200 hasta la S-700. Entre otras, son las señales de destino que nos informan de a cuántos metros está una estación de servicio o una población.
Paneles complementarios: los reconocemos con la nomenclatura S-800 y siguientes. Necesitan el significado de la señal que complementan. Algunos ejemplos son la propia señal S-800 (indica la distancia al comienzo del peligro o prescripción) o la S-810 (longitud del tramo peligroso)
Otras señales: debido a su peculiaridad, no se engloban en ningún otro tipo de señal mencionada anteriormente. Su nomenclatura parte de las S-900. Algunos ejemplos pueden ser la S-920 (entrada a España) o la misma S-900 (peligro de incendio)

*Imágenes obtenidas del BOE

Esperamos que este resumen sobre las principales señales verticales de tráfico y su clasificación te haya resultado útil. Para garantizar la seguridad en la carretera, es fundamental comprender su significado y que podamos responder en consecuencia.

Conduce con la tranquilidad de contar con nuestro servicio de aviso y gestión de multas.
¡Descúbrelo aquí!

Más sobre Seguridad vial