Marcas viales



En el RACE hemos escrito en una serie de artículos en los que explicamos en qué consiste la señalización de las vías y cuál es su misión. Las clasificamos según su prioridad, donde las señales de los agentes son las más importantes, seguidas de las circunstanciales, los semáforos, las verticales y, finalmente, las marcas viales.

Es precisamente de estas últimas sobre las que hablamos en este texto. No por ser las menos prioritarias significa que tengamos que hacer caso omiso de ellas. De hecho, existen porque son necesarias, y su incumplimiento implica una sanción administrativa. Si quieres reclamarla o tienes dudas que aclarar, puedes hacerte socio del RACE para que te asesoremos sobre las multas que te han llegado a casa.

La finalidad de las marcas viales es la de regular la circulación y guiar a los usuarios de la vía. Pueden utilizarse solas o con otros medios de señalización para reforzar o hacer más precisas las indicaciones.

La finalidad de las marcas viales es la de regular la circulación y guiar a los usuarios de la vía.

Pueden aparecer en forma de líneas, símbolos, figuras, palabras o números señalados sobre el pavimento. Pueden ser de color amarillo, azul o blanco. Si son blancas, podemos encontrarnos con marcas longitudinales, transversales, señales horizontales de circulación u otro tipo. Si son amarillas o azules, nos encontraremos con señales algo diferentes. Toda la normativa sobre las marcas viales la encontramos en el Reglamento General de Circulación. Hacemos un resumen a continuación.

Marcas blancas longitudinales

En la carretera podemos encontrarnos tanto con líneas continuas como discontinuas.

  • Línea continua: significa que ningún conductor debe atravesarla, ni circular sobre ella, ni ir por su izquierda, cuando esté separando los dos sentidos de la circulación. Dos líneas continuas tienen el mismo significado.

  • Línea discontinua: Su función es delimitar carriles. Ningún conductor debe circular sobre ellas, salvo cuando sea necesario y la seguridad lo permita en calzadas con carriles de menos de 3 metros. También puede anunciar la proximidad de una línea continua, un tramo de vía con riesgo especial (en estos casos la separación entre los trazos es más corta) o la existencia de un carril especial (la marca es más ancha).

  • Líneas discontinuas dobles: delimitan un carril por ambos lados (carril reversible) en el que la circulación puede estar dirigida en un sentido o en otro, mediante semáforos de carril.

  • Línea continua adosada a otra discontinua: los conductores no deben tener en cuenta más que la línea situada en el lado por el que circulan. Cuando estas marcas separen sentidos distintos de circulación, esta disposición no impide que los conductores que hayan efectuado un adelantamiento vuelvan a ocupar su lugar en la calzada.

  • Marcas de guía en la intersección: indican cómo se debe realizar una maniobra en una intersección.

  • Líneas de borde y estacionamiento: delimitan el borde de la calzada. En algunos casos pueden ser discontinuas. También pueden delimitar las transversales de estacionamiento.

Marcas blancas transversales

Al igual que las longitudinales, con las líneas transversales también nos encontramos diferentes casos:

  • Marca transversal continua: está colocada en el ancho de uno o varios carriles. Indica que ningún vehículo o animal (ni su carga) debe franquearla en cumplimiento de la obligación impuesta por una marca de stop, un paso para peatones indicado por una marca vial o vertical, una señal de paso a nivel, un semáforo o una señal de detención efectuada por un agente.

  • Marca transversal discontinua: una línea discontinua dispuesta a lo ancho de uno o varios carriles es una línea de detención que indica que, salvo en circunstancias anormales que reduzcan la visibilidad, ningún vehículo o animal deben franquearla cuando tengan que ceder el paso.

  • Marca de paso para peatones: se forma con una serie de líneas de gran anchura, dispuestas en bandas paralelas al eje de la calzada y formando un conjunto transversal. Los conductores o animales deben dejar el paso a los peatones.

  • Marcas de paso para ciclistas: una marca formada por dos líneas transversales discontinuas y paralelas sobre la calzada indican un paso para ciclistas (en este caso los ciclistas tienen la prioridad).

Señales horizontales de circulación

Nos encontramos siete tipos de señales horizontales de circulación:

  1. Ceda el paso: un triángulo pintado sobre la calzada obliga al conductor a ceder el paso a otros vehículos en una intersección.

  2. El stop: si está indicado sobre la calzada, obliga al conductor a detener su vehículo ante la próxima línea de detención o, si ésta no existiera, inmediatamente antes de la calzada a la que se aproxima.

  3. Señal de limitación de velocidad: ningún vehículo debe sobrepasar la velocidad indicada por los números de la marca vial.

  4. Flecha de selección de carriles: una flecha situada en un carril delimitado por líneas longitudinales indica que todo conductor debe seguir la dirección, o una de las direcciones, indicada por la flecha en el carril en el que esté.

  5. Flecha de salida: indica a los conductores el lugar donde pueden iniciar el cambio de carril para tomar una salida.

  6. Flecha de fin de carril: señala que el carril termina en unos metros y que hay que cambiarse de carril.

  7. Flecha de retorno: Una flecha anuncia la proximidad de una línea continua que implica la prohibición de circular por la izquierda.

Además de las longitudinales, las transversales y las de circulación, hay otro tipo de marcas viales blancas que podemos citar brevemente: marca de bifurcación, de paso a nivel, de comienzo de carril reservado, de vía ciclista, de estacionamiento, de borde de calzada, cebreado, etc.

Marcas de otros colores

  • Marca amarilla en zig-zag: prohíbe el estacionamiento en la zona marcada.

  • Marca amarilla longitudinal continua: si está ubicada en un bordillo o junto al borde de la calzada significa que la parada y estacionamiento están prohibidos, o existe algún tipo de restricción temporal.

  • Marca amarilla longitudinal discontinua: indica que está permitida la parada, pero no el estacionamiento.

  • Marcas viales amarillas para un tramo de obras: En los tramos de obras, tanto las señales verticales como las marcas viales sobre el pavimento serán de color amarillo y se mantendrán como aviso hasta que terminen.

  • Cuadrícula de marcas amarillas: recuerda a los conductores la prohibición de bloquear una intersección o paso de peatones, si previsiblemente se pueden quedar detenidos impidiendo la circulación transversal.

  • Marcas viales azules: delimitan los lugares en los que el estacionamiento está permitido en ciertos períodos del día y durante una duración limitada.

Hazte socio del RACE y recurre tus multas gratis.
¡Infórmate aquí!

Más sobre Conducción