Relé de un coche

Un coche en la actualidad, por norma general, es difícil que funcione sin electricidad. De hecho, son fundamentales tanto la batería del coche como el alternador. Con ellos se consigue la corriente necesaria para que multitud de elementos del coche funcionen, tales como las luces del coche, el sistema de inyección del vehículo, los faros escamoteables, los intermitentes, el radiador, las ventanillas eléctricas, el cierre centralizado…

Hazte socio del RACE y te ayudaremos a reparar tus averías.
¡Descúbrelo aquí!

Todo sistema eléctrico que se precie debe tener unos elementos que protejan a los componentes. En este artículo explicábamos cómo los fusibles del coche representaban una parte muy importante de protección, pero no son los únicos. Los relés son otra pieza fundamental de las que están dentro de un coche. Gracias a ellos y su control, los componentes que más intensidad eléctrica necesitan pueden funcionar sin problemas.

¿Cuál es la función de un relé?

José Iglesias, asesor técnico del RACE, define el relé como un interruptor de corriente. Cuando está desactivado, no deja pasar la electricidad y, por tanto, el componente que depende de él no funciona. Del mismo modo, cuando se activa, la corriente eléctrica sí pasa y, a través de un circuito de alta intensidad, diferentes accesorios del coche como las luces, el claxon o el electroventilador pueden funcionar.

El relé une dos tipos de circuitos: uno de baja potencia con otro de alta. Lo que hace es evitar que todos los elementos eléctricos estén continuamente demandando energía. Esto podría acarrear dos problemas:

  • La demanda de electricidad sería demasiado alta: si todos los componentes eléctricos funcionasen continuamente en el coche, obligaría a tener que generar una gran cantidad de electricidad.
  • La instalación eléctrica puede sufrir un sobrecalentamiento: si los componentes que demandan más intensidad eléctrica estuviesen conectados todo el tiempo, la instalación eléctrica a largo plazo podría sufrir un sobrecalentamiento. De ahí que los relés permitan cortar el paso de la electricidad para que esas piezas del coche ‘descansen’.

Ejemplo: Gracias al mando que tienes junto al volante, puedes decidir cuándo activar las luces. Si las tienes apagadas, el circuito está abierto porque el relé no está activado. Sin embargo, cuando seleccionas encender una luz, es ahí cuando actúa el relé para dar paso a la electricidad (se cierra el circuito) que necesitan las luces de tu coche.

¿Dónde están ubicados los relés de un coche?

Cualquier sistema que utilice un motor eléctrico dentro del coche utiliza un relé diferente. Ahora bien, puede estar dentro de una pieza mecánica, como puede ocurrir con un motor de arranque, o puede encontrarse en dos zonas:

  • Cerca de la batería: puedes ubicar los relés en una caja, donde también podrás ver los fusibles.
  • Dentro del habitáculo: bajo el volante también puedes encontrarte algún relé en una caja.

Para comprobar un relé de un coche, lo distinguirás porque es más grande que los fusibles, tiene un par de centímetros tanto de ancho como de alto y su forma es como una caja con unos pines (suelen ser cuatro o cinco).

En la siguiente imagen podrás ver cómo es relé de un coche, un elemento fundamental.

fusibles para coche

¿Cuánto cuesta cambiar un relé?

Su precio ronda entre 5 y 10 euros más lo que cueste la mano de obra en un taller, como los que tienes en Eurekar con la garantía del RACE.

¿Cómo saber si un relé de coche está dañado?

No es muy común que un relé se estropee. Es más normal que te encuentres con un fusible fundido. Es más probable que se estropee el contactor del relé (se puede quedar pegado y el relé pierde su característica de interruptor) antes que la bobina que tiene en su interior.

Siguiendo el ejemplo de las luces, si se estropea el relé, pueden ocurrir dos cosas:

  • El circuito se queda abierto: las luces no se encienden.
  • El circuito se queda cerrado: las luces no se pueden apagar y gastará la batería o se fundirá la bombilla.

Hazte socio del RACE y disfruta de nuestra garantía mecánica
¡Descúbrelo aquí!

Más sobre Conducción