Cómo pulir faros del coche

Los faros del coche, al igual que otras piezas del vehículo, se van deteriorando con el paso del tiempo. Décadas atrás se fabricaban de cristal, pero debido a la seguridad de los peatones, más tarde pasaron a ser de policarbonato. Este material es moldeable y resistente a los golpes, pero sufre con los rayos ultravioleta del sol. Con el paso del tiempo, puede aparecer en ellos una capa amarillenta o blanquecina que restará la eficacia de la iluminación de los faros, ya sean halógenos, xenón o de led.

¿Sabes que te pueden poner una multa por llevar los faros en mal estado?
Hazte socio del RACE, te avisaremos si te han puesto una multa y la recurrimos por ti.

¡Quiero saber más!

Para pulir los faros del coche se puede acudir a un profesional o puedes hacerlo tú mismo. En el primer caso te cobrarán cerca de 50 euros por cada faro. En el segundo caso, Juan Manuel Llorente, formador técnico del RACE, explica qué materiales necesitas para pulir los faros de forma casera y cuál es el proceso que debes seguir.

Los materiales que vas a necesitar para pulir un coche

Existen kits de pulimento en el mercado que ya te incluyen todo el material que debes utilizar. Si no quieres comprarlo, necesitarás los siguientes materiales:

  • Cinta de carrocero de tela.
  • Un par de paños de microfibra.
  • Agua y jabón.
  • Pulverizador.
  • Alcohol sanitario.
  • Pulimento líquido con siliconas.
  • Lijas de diferente grano: 800,1200 y 2000.
  • Barniz o laca translúcida.
  • Esponja.
  • Taladradora de velocidad variable (opcional).
  • Discos de lana (opcional) de diferente dureza.

10 pasos para pulir los faros del coche de forma casera

  1. Pon cinta de carrocero en los laterales de los dos faros. Va a proteger la pintura del coche cuando hagas el lijado y pongas el barniz.
  2. Limpia los faros con agua y jabón; más tarde pasa el alcohol.
  3. Seca la zona.
  4. Lija con distintos granos. Ve del grano más grueso (el de 800) al más fino (2000). No aprietes mucho ya que desgastarás más de la cuenta la capa del faro que quieres quitar. Aplica movimientos circulares y no olvides que antes de pasar la lija debes echar agua con un pulverizador. Cuando acabes quedará una capa opaca al pulir el plástico viejo.
  5. Aclara con agua.
  6. Utiliza el pulimento líquido con siliconas y espárcelo sobre el faro. Repite este proceso las veces que sean necesarias. Puedes hacerlo con una taladradora, pero tienes que tener mucho cuidado y escoger una velocidad de trabajo muy baja. Si no, puedes llegar a derretir el plástico del faro.
  7. Limpia el faro con alcohol.
  8. Seca la zona.
  9. Sellado o barnizado. Existen kits de laca o barniz específicos para los faros del coche. Es la tarea más complicada de todo el proceso porque no es sencillo echarlo de forma uniforme y que no queden gotas, de ahí que sea opcional este tratamiento, aunque sí recomendable.
  10. Espera las horas que te especifiquen en el bote de barniz antes de mover el coche. La laca se tiene que secar.

Existen remedios todavía más caseros para pulir los faros del coche: la pasta de dientes o el bicarbonato

Utilizar pasta de dientes o bicarbonato puede funcionar para pulir los faros. Juan Manuel Llorente explica que estos materiales son en realidad esmeriles y devastadores que se pueden utilizar para quitar la capa amarillenta del faro. Debido a sus componentes, pueden retirar la capa de plástico del faro que se ha degradado. Eso sí, no esperes un resultado tan efectivo como con el pulimento.

¿Cada cuánto tiempo es necesario limpiar y pulir los faros del coche?

Todo depende de la vida que tenga tu coche. No es lo mismo que viva en la calle que duerma en un garaje. Cuanta más exposición al sol tenga, los faros sufrirán más sus efectos. Teniendo esto en cuenta, un coche que duerme en garaje no necesitaría ningún tratamiento en los faros, mientras que uno aparcado en la calle tendrá que recibir un pulido de faros al menos una vez durante los primeros diez años.

¿Necesitas pulir los faros de tu coche?
En los talleres RACE Eurekar tendrás descuento y prioridad con la garantía del RACE.

¡Quiero buscar un taller!

Más sobre Tecnología y motor