Bola remolque coche

Por fin has decidido que te vas a comprar un remolque para irte de viaje. El primer paso ya lo has dado, ahora queda que te plantees la forma de transportarlo. Para eso existen los sistemas de acoplamiento, más conocidos como la bola de remolque del coche.

Hazte socio del RACE y tendrás la mejor asistencia en carretera.
¡Descúbrelo aquí!

Poner la bola al coche es un proceso relativamente sencillo, pero debes seguir una serie de pautas para hacer correctamente la instalación y que no te penalicen. En el RACE te explicamos los pasos.

1) ¿Tu coche puede llevar enganchado un remolque?

Antes de decidir si vas a comprar un remolque y qué tipo de bola vas a poner a tu coche, es fundamental que consultes en la ficha técnica cuál es la Masa Máxima Remolcable sin frenos y con frenos (MMR S/F y C/F). Con ella sabrás cuál es el máximo de peso (incluyendo el remolque con su carga) que puedes arrastrar con tu coche. Si no te aparece en la ficha, es que tu coche no puede llevar remolque.

El fabricante tiene estudiada esta MMR para que llevar un transporte sea seguro. Si superas esa cifra, estarás forzando las capacidades del coche (si llevas un remolque, las suspensiones, el motor y los frenos tendrán que trabajar con un mayor esfuerzo), con el consecuente peligro para ti y los demás conductores de la vía.

No se puede poner cualquier bola a cualquier coche. Cada modelo tiene una especificación técnica diferente y los fabricantes de enganches lo tienen en cuenta a la hora de vender sus productos. El propio taller donde instales la bola te dirá si tu coche necesita un tipo de enganche u otro.

2) Los tipos de bolas para el coche que existen

Existen dos tipos de bola de remolque:

  1. Fija: es recomendable que lo instales si lo vas a usar diariamente. No es legal ni fácil retirarla en casa, lo tiene que hacer un taller con unas herramientas especiales.
  2. Extraíble: se puede retirar manualmente sin herramientas. Es aconsejable su uso si tu coche tiene sensor de aparcamiento, ya que éste la considerará como un obstáculo. También si la vas a usar poco y no quieres perder la estética de tu coche.

    Existen dos tipos de bolas extraíbles:

    a) Horizontal.
    b) Vertical.

En cualquiera de los casos, es fundamental que la bola no tape la matrícula o las luces del coche, ya que te pueden sancionar por ello. Si es posible, evita conducir con la bola instalada: a la hora de aparcar, es más fácil que puedas dañar otro vehículo.

Junto con la bola también se instala una conexión eléctrica con un enchufe de 7 o 13 pines para que funcionen en el remolque las mismas luces que el coche (luz de freno, de posición, de cruce, intermitentes…). El primero se suele utilizar para remolques sencillos y el segundo si vas a remolcar una caravana.

3) ¿Dónde te instalan la bola de remolque?

Al ser una modificación importante, la instalación de la bola la debe realizar un taller profesional como los que puedes encontrar en Eurekar, que trabajan bajo la garantía del RACE. En la instalación, normalmente hay que retirar el paragolpes y enganchar la bola a una estructura que incluye el fabricante.

Los precios de instalación varían en función del modelo de coche, el tipo de bola y el taller donde vayas. La franja va desde los 250 euros hasta los 800 euros aproximadamente.

Una vez instalada la bola en el taller, un concesionario de la marca de tu coche debe revisar la instalación para emitir un informe de conformidad.

Los papeles que debes presentar en la ITV

En 2011 llegó la ley antituning (Real Decreto 866/2010) a España. Con ella, la instalación de la bola pasó a ser una reforma de importancia, lo que obliga a los propietarios del vehículo a pasar la ITV para su homologación (el coste ronda los 40 euros) y que así conste en la ficha técnica de tu coche.

El tiempo que tienes para pasar la ITV desde la instalación de la bola es de 15 días y debes presentar los siguientes documentos:

  • El certificado de homologación del enganche de remolque (CE).
  • Instrucciones de montaje de la bola de remolque.
  • El informe de conformidad.
  • El certificado del taller que te ha instalado la bola.
  • Ficha técnica del coche.
  • Permiso de circulación del coche.

Una vez que te hayan homologado la instalación de la bola en una estación ITV, debes avisar a tu seguro para que te cubra los posibles daños que puedas hacer a otros vehículos con este enganche. Y no olvides que si te haces socio del RACE te damos la asistencia tanto a tu coche como a tu remolque (hasta 750kgs).

Y recuerda que en un taller RACE Eurekar te ayudarán con todo lo que necesites.
¡Descúbrelo aquí!

Más sobre Conducción