Coche eléctrico

Las diferentes prohibiciones en las ciudades están promoviendo que cada vez más conductores se planteen la compra de un vehículo eléctrico. Aunque su precio es más caro que el de un vehículo de combustión equivalente, este sobrecoste se puede amortizar si el uso va a ser intenso y, sobre todo, si vamos a circular por el centro de estas grandes ciudades y a aprovechar las ventajas en aparcamiento regulado.

Pero para disfrutar de uno de estos coches es imprescindible poder cargar el coche eléctrico en casa. Y en este punto surgen varias preguntas: ¿cómo instalar un punto de recarga para coche eléctrico? ¿cuánto cuesta instalar un punto de recarga en un garaje comunitario?

Instalar punto de recarga en garaje comunitario: ¿cómo puedo hacerlo?

La Ley de Propiedad Horizontal, en su artículo 17.5, facilita la instalación de un punto de recarga de coche eléctrico en un garaje comunitario para uso privado. El único requisito es comunicarlo previamente a la comunidad a través de su presidente o administrador. No hace falta ningún tipo de aprobación por parte de los vecinos, pero te recomendamos guardar una copia del documento con su fecha, sello y/o firma en el que conste el tipo de instalación y la fecha en la que está previsto iniciar la obra.

Los requisitos para cargar un coche eléctrico en un garaje comunitario son que el cargador se ubique en una plaza individual y que su propietario asuma el coste de la instalación y del consumo de electricidad.

Sólo se necesitará autorización por parte de la comunidad si al realizar la instalación se necesita realizar la conexión de la derivación a un contador comunitario o si implicara realizar una preinstalación en el edificio.

¿Y si más vecinos instalan puntos de recarga?

Hasta aquí parece fácil instalar un punto de recarga en un garaje comunitario, pero, : ¿qué ocurre si más vecinos también quieren cargar un coche eléctrico?

Para evitar problemas y una aglomeración de cables sin orden, los administradores de fincas recomiendan a las comunidades aprobar unas normas internas para que todos los propietarios que estén interesados en tener un cargador de coche eléctrico sigan los mismos criterios para la instalación.

Con la previsión de que en un futuro no muy lejano cada vez más vecinos quieran cargar un coche eléctrico en el garaje comunitario, también se recomienda realizar una preinstalación común para todo el garaje que garantice el suministro cuando la demanda sea mayor. El problema es que esta posibilidad debe someterse a votación en la Junta y no siempre estarán de acuerdo todos los vecinos.

¿Cuánto cuesta instalar un punto de carga en casa?

La mayoría de marcas que venden coches eléctricos ofrecen promociones y ofertas para instalar el punto de carga en tu casa, incluso algunos fabricantes te regalan el punto de carga y la propia instalación. También desde el concesionario te orientan para realizar la instalación y sobre el punto de carga que necesita tu vehículo en función de la batería del coche eléctrico. Y no olvides consultar ayudas públicas para la instalación de puntos de recarga en tu Comunidad Autónoma y del Plan Moves.

Si el concesionario no se hace cargo, deberás contratar los servicios de un instalador electricista autorizado y cumplir la normativa que establece el Reglamento Electrotécnico de Baja Tensión sobre la instalación de puntos de recarga en garajes. Según el tipo de vivienda y tus necesidades, hay varias opciones:

  • Instalar un punto de recarga en un garaje individual de una vivienda unifamiliar: se puede conectar el coche a la toma doméstica de 16A sin coste adicional, únicamente el consumo de electricidad que conlleve. La toma doméstica convencional utiliza un conector tipo Schuko con toma de tierra. El inconveniente es que la recarga se hace a baja potencia (2,3 kW) y es menos segura.
  • Instalar un punto de recarga tipo wallbox o base mural:el coste del equipo oscila entre los 100 y 350 euros a lo que hay que añadir el coste de la instalación de un circuito exclusivo (máximo 9,2 kW) que será mayor cuantos más metros de cables se necesiten hasta el contador individual. El precio de la instalación puede variar entre los 400 y 700 euros. En líneas generales, instalar un punto de recarga de coche eléctrico no suele superar los 1.000 euros. Si el coche eléctrico cuenta con una batería de elevada capacidad, tendrás que valorar instalar un cargador más potente.
  • En edificios de nueva construcción, un Real Decreto de 2014 obliga a que ya lleven una preinstalación, lo que facilita la posterior instalación de los puntos de carga que sean necesarios.

El consumo de electricidad del punto de carga iría asociado al contador de la casa. En el caso de que el garaje no estuviera en el mismo edificio que la casa, el punto de carga deberá contar con un contador propio. Otra opción es instalar un contador único y diversos puntos de carga cuando hay varios usuarios con coche eléctrico. En este caso, la facturación es individual.

Si te quedas sin batería, no te preocupes, el RACE va a buscarte y te lleva a un punto de recarga.
¡Quiero hacerme socio!

Más sobre Tecnología y motor