Qué es hacer el paralelo al coche

Habrás escuchado más de una vez el término “hacer el paralelo al coche”. Es posible que en algún momento de la vida de tu coche lo hayas tenido que hacer. Es una acción que sólo se realiza en ocasiones contadas, siempre a través de talleres especializados.

Hazte socio del RACE y sigue moviéndote con un coche de sustitución
¡Descúbrelo aquí!

Carlos Soria, técnico del área de reparación e innovación mecánica del RACE, explica que el paralelo es una calibración de los distintos ángulos de las ruedas en orden de marcha para que estén lo más paralelas posibles mientras circulas con tu coche. Esto no hay que confundirlo con el equilibrado de las ruedas (consiste en que no haya irregularidades cuando las llantas giran), que es un concepto diferente y que los conductores suelen confundir con la alineación de las ruedas.

Cuando compras un coche nuevo de fábrica, el paralelo ya está configurado por defecto: el fabricante ofrece unos parámetros que deben tener las ruedas cuando circulas con tu vehículo. Pero, ¿por qué es tan importante conservar estos reglajes?

¿Por qué se hace el paralelo al coche?

Con el uso, las piezas del coche van cambiando su regulación original cuando aparecen holguras y desgastes. Esto lleva a que no hagan su función con tanta efectividad como cuando eran nuevas. De ahí que sea necesario hacer el mantenimiento cuando toque, algo que puedes realizar en cualquiera de los talleres Eurekar que trabajan con la garantía del RACE.

Los socios del RACE pueden, además, disfrutar de una garantía mecánica con reparaciones incluidas de multitud de piezas.

Las razones por las que se tiene que hacer un paralelo suelen ser por:

  • Desajuste de los silentblocks y las rótulas: empiezan a coger holgura con el uso y su posición se va modificando. Estos sirven para amortiguar las vibraciones de las piezas mecánicas.
  • Cambio de piezas por el propio mantenimiento: amortiguador, mangueta, rodamiento, copela… si sustituimos estos por otros nuevos, generalmente hay que volver a ajustar la calibración de las piezas, ya que con el uso su comportamiento varía.

¿Cuándo es necesario hacer el paralelo del coche?

Según Soria, hacer un paralelo no es algo que pueda realizar cualquiera en su casa. Se necesitan herramientas especiales con mediciones en centésimas de grado con las que se puedan calibrar los parámetros en el punto exacto que recomienda el fabricante. Por eso, si no se tienen esas herramientas, el paralelo no se haría bien y aparecerían los síntomas que contamos unos párrafos más abajo. De ahí que el experto del RACE recomiende que el paralelo lo realice un profesional.

Por ejemplo, una de las razones por las que se suele hacer un paralelo es cuando se realiza la sustitución de los neumáticos. Si hay un mayor desgaste en una de las ruedas, tiene sentido realizar el paralelo. En ese caso, por ser socio del RACE te facilitamos un coche de sustitución hasta que tengas tu coche listo.

Si en el cambio de neumáticos no hay una gran variación en el desgaste de las ruedas significa que sus ángulos siguen correctamente configurados. Por eso, en esta situación no sería necesario hacer el paralelo.

Qué tipo de regulaciones se realizan cuando se hace el paralelo

Carlos Soria quiere corregir la creencia de que el paralelo sólo se realiza en el eje delantero. Ya que lo que se modifica es el ángulo de las ruedas, puede hacerse tanto en el eje delantero como en el trasero.

Existen varios tipos de regulaciones:

  • Convergencia y divergencia.
  • Avance.
  • Caída del neumático.

Normalmente, lo que se suele corregir en un vehículo es la convergencia y la divergencia. En la parte delantera se suele modificar el alineado de la dirección. En la parte trasera, el eje puede ser rígido o independiente. Es este último el que suele tener regulación. Se suelen ver en coches deportivos de tracción trasera o los 4×4.

Síntomas de que el coche tiene que pasar por el taller para hacer el paralelo

Si estás acostumbrado a conducir tu coche, después de los miles de kilómetros que has recorrido con él notarás cuándo tu compañero de viaje no va tan fino como antes y algo ocurre. Hay varias señales que pueden indicar que es hora de hacer un paralelo:

  • Mientras circulas, si dejas el volante enderezado, el coche se va hacia un lado en lugar de ir en línea recta.
  • El desgaste de los neumáticos es mayor en un lado que en otro.
  • El consumo de combustible aumenta.
  • El rendimiento de las ruedas pierde su eficacia y la distancia de frenado aumenta.

Infografía paralelo

Si detectas cualquiera de estos problemas, es posible que tengas que hacer el paralelo al coche. En ese caso, el precio suele rondar los 40 euros, aunque puede aumentar según el tipo de coche que tengas y los reglajes que haya que modificar. El tiempo de esta tarea suele ser de entre 20 y 50 minutos.

Soria explica que para comprobar que el paralelo está correctamente hecho hay que salir a algún lugar apartado y seguro, acelerar y comprobar que vaya recto, y finalmente, frenar mientras que el volante sigue centrado. Si no ocurre esto, hay que volver a hacer el paralelo.

Para resolver cualquier duda o inconveniente, cuenta con la tranquilidad que ofrece RACE Unlimited
¡Infórmate aquí!

Más sobre Conducción