Máquina diagnosis

Cuando hablas del motor de un coche, debes conocer diferentes conceptos como la potencia o el par motor, entre otros. Es importante saber la diferencia entre la potencia y el par motor ya que, en función de uno u otro, podrás saber qué coche te interesará más comprar según el uso que le vayas a dar.

Hazte socio del RACE y te ayudaremos a reparar tus averías.
¡Descúbrelo aquí!

Tanto la potencia como el par motor son dos magnitudes que se explican a través de la física. Sin embargo, entrando en el mínimo de tecnicismos, en este artículo queremos explicarte de la forma más sencilla posible cuál es la diferencia entre ambos términos.

El par: cuánto es capaz de empujar el motor de tu coche

Raúl Gallardo, técnico del RACE, explica el par motor (también conocido como torque), como la fuerza necesaria para que el cigüeñal del motor gire y sea capaz de transmitir dicho movimiento al resto de elementos mecánicos necesarios para desplazar tu vehículo. En otras palabras, es el empuje que genera el motor después de que se produzca la explosión dentro de la cámara de combustión.

Para entender mejor el torque, se puede comparar con el funcionamiento de una bicicleta: la fuerza con la que pedaleas con tus piernas sería el par motor, que en el motor del coche correspondería con la fuerza con la que los pistones empujan las bielas, que a su vez transmiten la energía al cigüeñal.

En definitiva, el par es la capacidad o la fuerza que tiene el motor de mover el peso total del coche en una distancia. El par motor (que se representa en Newton x metro), por norma general, es mayor en un motor diésel que en un gasolina.

La potencia: en cuánto tiempo ejecuta un trabajo el motor de tu coche

La potencia indica la capacidad que tiene tu motor de realizar esa fuerza de la que hablamos con el par motor, pero en un tiempo determinado. Representa la rapidez que puede hacer un motor un trabajo, es decir, lo rápido que puede aplicar el torque.

Si piensas en la bicicleta de antes, la potencia está definida por la cantidad de veces que puedes hacer girar los pedales en un minuto (las revoluciones por minuto que aparecen en el cuadro de instrumentos). A mayor cantidad de giros, mayor potencia dará el motor hasta un límite dado por la propia mecánica.

Las curvas de potencia y par te dicen cómo trabaja el motor de tu coche

Para conocer las prestaciones de un motor, se analiza en un banco de pruebas cuál es su máximo rendimiento. En los resultados aparecen las gráficas con las curvas de potencia y par motor. En la siguiente tabla puedes ver dos ejemplos de motor diésel y gasolina y cómo trabaja cada uno:

Par máximo
Potencia
Interpretación del gráfico
Motor diésel (Gráfico Ejemplo 1)
Par máximo

Está casi al principio del régimen de giro, entre las 1.600 y 2.400 rpm. Esto significa que si quieres que tu coche suba una cuesta con alegría, tendrá que moverse en ese rango de revoluciones.

Potencia

Alcanza su máximo desarrollo en las 3.600 rpm, momento en el que entrega 110 CV.

Interpretación del gráfico

El motor de este diésel tiene su mayor empuje a bajas revoluciones. A medida que la velocidad sube y el régimen de giro es más alto, la potencia aumenta, pero la fuerza es cada vez menor.

Motor gasolina (Gráfico Ejemplo 2)
Par máximo

Tiene un empuje lineal y creciente hasta su máximo par ubicado en las 3.800 rpm. Es notable la diferencia comparada con la gráfica del diésel.

Potencia

Crece de forma casi lineal hasta los 102 CV (75 kW, que los alcanza a las 5.600 rpm.

Interpretación del gráfico

Tanto el par como la potencia están en un régimen más alto que en el caso del motor de diésel (independientemente de los CV que entregue). Si quieres aprovechar todo el jugo del coche debes ir a unas rpm altas.

Ejemplo 1: motor diésel
Ejemplo 1: motor diésel
Ejemplo 2: motor gasolina
Ejemplo 2: motor gasolina

Entonces, ¿para qué me sirve saber el par y la potencia?

Lo importante de estas magnitudes es saber aplicarlas a las necesidades que vas a tener con tu coche. Por ejemplo, el par en un 4×4 debe ser alto ya que necesita mucho empuje con poca velocidad. También será interesante tener un coche con un buen par de torsión si va a tener que arrastrar una caravana. Lo que necesitan en estos casos es tener una buena fuerza de empuje más que una buena velocidad punta.

Por el contrario, si quieres un coche que sirve para disfrutar de la velocidad, siempre dentro de los límites permitidos o desplazándote a un Circuito, entonces deberás prestar más atención a la potencia que entrega. Un vehículo de calle con una potencia máxima baja no alcanzará muchos km/h, entre otras razones porque tiene que luchar contra la resistencia del viento, y eso requiere potencia.

No obstante, Raúl Gallardo destaca que en los coches actuales cada vez se aplica más el equilibrio entre el par y la potencia, tanto con los motores de gasolina como en los diésel. La información del par motor la encontrarás en el manual de tu automóvil, mientras que para saber cuántos caballos tiene tu coche, tendrás que consultar la ficha técnica del vehículo.

¿Sabías que el RACE paga total o parcialmente las averías de motor a los socios?
¡Descúbre más aquí!

Más sobre Conducción