Conducir caravana

Las caravanas se identifican con la libertad, la naturaleza, los deportes al aire libre… Son muchas las familias que deciden viajar en caravana y, a pesar de que España no es de los países de la Unión Europea más aficionado a este tipo de vacaciones, existen algunas normas que debes saber.

No es necesario un carnet específico para conducir caravanas

Podrás conducir una caravana o autocaravana con el carnet de conducir B para turismos si el remolque no supera los 750 kilos de peso y si la autocaravana no excede los 3.500 kilos de peso y las nueve plazas. Si se sobrepasa este peso ya hay que sacarse el carnet B96 o el B+E.

Velocidad limitada para conducir caravanas

Como vehículos especiales que son, la Dirección General de Tráfico establece unos límites de velocidad para reducir el riesgo de accidente. Consulta aquí el mapa de radares para una conducción más segura.

Las caravanas o remolques que se pueden conducir con el carnet B no pueden superar los:

  • 90 km/h en autopistas y autovías.
  • 80 km/h en vías secundarias con más de un carril por sentido o con un arcén de al menos 1,5 metros de ancho.
  • 70 km/h en el resto de vías secundarias.
  • 50 km/h en zona urbana.

Las autocaravanas de hasta 3.500 kilos (clasificadas como vehículo tipo M1 desde enero 2019), tienen la velocidad limitada a:

  • 120 km/h en autopistas y autovías, y no puede circular por debajo de 60 km/h (90 km si superan los 3.500 kg)
  • 90 km/h en carreteras convencionales con un arcén de al menos 1,5 metros de ancho o más de un carril por cada sentido.
  • 80 km/h en el resto de vías secundarias.
  • 50 km/h en vías urbanas.

Consejos para viajar en caravana con niños y mascotas

La normativa prohíbe circular ocupando el habitáculo de una caravana. Los pasajeros adultos, niños y mascotas deberán ocupar un asiento con su correspondiente cinturón de seguridad, silla infantil, transportín o arnés dentro del coche. En el caso de una autocaravana, los pasajeros podrán viajar dentro del habitáculo siempre que cuente con asientos homologados para viajar y vayan sujetos con su correspondiente sistema de retención.

¿Dónde aparco la caravana?

A la hora de conducir caravanas debes tener en cuenta el aparcamiento. Con caravana o autocaravana puedes aparcar en cualquier sitio donde esté permitido el estacionamiento y se cumplan las normas de tráfico, a pesar de que algunos ayuntamientos ponen multas según normativas propias que van contra la ley de tráfico. Para evitar problemas te recomendamos que lleves una copia de la instrucción 08/V-74 de la Dirección General de Tráfico en relación a las autocaravanas donde regulan el estacionamiento, y que te informes de la reglamentación local para poder anticiparte a posibles problemas.

Al aparcar, siempre se aconseja utilizar calzos en las ruedas para evitar que el vehículo pueda deslizar en caso de aparcar en una pendiente. También debes saber, que como en cualquier vehículo privado, podrás comer o dormir en la caravana siempre que estés estacionado, que no es lo mismo que acampado. Recuerda que la acampada libre no está permitida y en ese caso tendrás que ir a un camping.

¿Cuándo se considera que la caravana está acampada en la calle irregularmente? Cuando algún elemento sobresale fuera del perímetro del propio vehículo, es decir, cuando extiendes un toldo, sillas, mesas… también cuando viertes algún líquido en la zona, haces ruidos o provocas molestias a otras personas. En el caso de extender un techo (al no sobresalir el perímetro) no se considera acampada, por lo que podrás utilizar dicha cama estando aparcado.

Consejos para una conducción segura en caravana

Debido al peso y a las características de una caravana y/o autocaravana, es necesario tener en cuenta algunas recomendaciones de conducción.

  • Como en todo vehículo, antes de iniciar un viaje debes revisar el estado y presión de los neumáticos y el de los líquidos. Siempre es aconsejable llevar un seguro de viaje para unas vacaciones más seguras.
  • Tendrás que utilizar retrovisores que sobresalgan un máximo de 20 centímetros con respecto a la anchura del vehículo; cuanto más separados estén, mejor visibilidad tendrás.
  • Es importante revisar el enganche y los agarres de emergencia.
  • La conducción debe ser suave, sin acelerones ni frenadas bruscas, para evitar que el conjunto vehículo y remolque se desestabilice.
  • Conduce a una velocidad estable en la que te sientas cómodo, pero no demasiado lenta porque se generan riesgos innecesarios con el resto de vehículos. Si te sorprendiera viento fuerte durante el viaje, lo más prudente será reducir la velocidad e incluso detener el vehículo hasta que el tiempo mejore. De igual modo tienes que actuar en caso de climatología adversa.
  • Los adelantamientos son situaciones de riesgo, mayor aun al viajar con caravana. Evítalos y, en caso de ser necesario, nunca adelantes a más de un vehículo a la vez.
  • Si no estás habituado a conducir caravanas o vehículos grandes, es aconsejable practicar algunas maniobras, por ejemplo, de aparcamiento, marcha atrás, giro cerrado…

Y no olvides llevar contigo la documentación del vehículo y de la caravana, un teléfono móvil y el teléfono del seguro y del servicio de asistencia en carretera. Ya sólo tienes que planificar tu ruta, ponerte al volante y disfrutar de unas vacaciones en caravana.

Disfruta de tu viaje con todas las garantías gracias a nuestro seguro de viaje
Ver todas las ventajas

Más sobre Conducción