Son muchos los conductores que acuden al mercado de ocasión para comprar un coche. En 2018 el mercado de coches usados cerró con un incremento del 9% en las ventas, mientras que, actualmente, ya se compran 1,8 coches usados por cada uno nuevo. Sobre todo, son operaciones de compraventa realizadas entre particulares (62,6%) frente a las que se realizan por medio de profesionales (33%).

Ya sea a través de un particular o de un profesional, cualquier compra de un vehículo usado debe ir aparejada a la firma de un contrato de compraventa. ¿Qué debe de incluir este contrato de compraventa de vehículo? ¿Cómo debe de ser? ¿Qué garantías da al comprador?

Cuando se compra un coche usado a través de un establecimiento profesional la calidad está asegurada. Es un vehículo que ha sido revisado y cumple unas normas mínimas. Además, estas compras están garantizadas al menos durante un año por si surgieran defectos ocultos o cualquier otro problema. En cambio, no ocurre lo mismo cuando la compra se realiza a un particular. Es por este motivo que el contrato de compraventa de un vehículo es tan importante: será el documento principal que justifica la operación y con el que podremos recurrir en caso de algún problema.

Cuando compramos un coche a un particular firmaremos un contrato de compraventa civil que ofrece una garantía mínima de 6 meses, mientras que, si la operación se realiza a través de un profesional, se firma un contrato de compraventa mercantil en el que la garantía mínima asciende a un año. Ante cualquier duda, lo más recomendable es acudir a una gestoría donde te ayudarán con todos los trámites.

¿Qué debe incluir un contrato de compraventa de un vehículo?

En cualquier caso, un contrato de compraventa de un vehículo debe de incluir lo siguiente:

Identificación de las personas que intervienen en la operación:

● Identificación completa del vendedor: nombre, apellidos, DNI y dirección.
● Identificación completa del comprador: nombre, apellidos, DNI, dirección.

Identificación del vehículo objeto del contrato

● Especificar marca, modelo, matrícula, posibles cargas y gravámenes.
● Estado del vehículo y demás características del vehículo de la forma más detallada posible

En este apartado el vendedor debe especificar el estado del vehículo y, sobre todo, dejar constancia de si están todos los impuestos, sanciones y otras obligaciones de pago administrativas pagadas o no. Si hubiera algo pendiente de pagar, debe comprometerse a abonarlo.

Cláusulas del contrato

En este apartado hay que especificar las condiciones de la compraventa: precio, forma de pago, fecha de entrega del vehículo, dónde y cómo se realizará la entrega y las obligaciones que conlleva la operación por parte del comprador y del vendedor.
Es muy importante que el contrato sea firmado por ambas partes. Y no olvides quedarte con una copia.
Y ten en cuenta que no sólo es suficiente con la firma de este contrato de compraventa, también es necesario hacer gestiones en la Jefatura Provincial de Tráfico de tu Comunidad con el objeto de realizar la transferencia de titularidad. Aquí tienes más consejos para comprar un coche de segunda mano.

Realiza todos tus trámites administrativos con el RACE. ¡Ahorra tiempo y desplazamientos!
Descubre nuestro servicio de gestoría

Más sobre Seguros y servicios