Avisador acústico coche eléctrico

Una de las ventajas de los coches eléctricos es su silencio. La ausencia de ruidos procedentes del motor eléctrico conlleva una conducción más cómoda, reduce el estrés e incita a conducir de forma más tranquila. Pero lo que, a priori, es una ventaja para el conductor, se convierte en un peligro para el peatón o el ciclista, porque puede provocar un atropello.

Sonido artificial obligatorio por debajo de 30 km/h

Para evitar esta falta de información que le llega al peatón o al ciclista a través del sonido del motor, la Unión Europea obliga a todos los coches nuevos eléctricos e híbridos a incluir el AVAS (Acoustic Vehicle Alerting System) a través de una nueva normativa.

Esta obligatoriedad entra en vigor el 1 de julio de 2019 para todos los vehículos de nueva homologación, y a partir del 1 de julio de 2021 para cualquier vehículo nuevo que se venda.

Se trata de un sonido artificial que no puede desactivarse y que debe modificarse como lo hace el motor de combustión, es decir, cambiando el tono en función de si el coche aumenta o reduce la velocidad.

Este sistema AVAS se aplica en vehículos de tipo turismo híbridos, 100% eléctricos, de autonomía extendida, híbridos enchufables y de pila de hidrógeno que tengan un peso inferior a 4,5 toneladas y que circulen por debajo de los 30 km/h tanto hacia delante como marcha atrás. La intensidad del sonido que emite este sistema debe tener una un mínimo de 56 dB y un máximo de 75 dB. El avisador tendrá una frecuencia de 1.600 Hz con el objetivo de que las personas mayores, con oídos menos sensibles, puedan detectar la presencia de estos vehículos eléctricos.

Coche eléctrico en ciudad, mayor peligro de atropello

Tanto Europa como en Estados Unidos ya habían dado la voz de alerta sobre el mayor peligro de atropello de los vehículos eléctricos. Concretamente un estudio realizado por la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras (NHTSA) de Estados Unidos revela que con un coche eléctrico el riesgo de atropello es un 35% mayor que con uno convencional de combustión, y también aumenta un 57% el riesgo de atropellar a un ciclista. La razón la encontramos en que detectar un sonido por debajo de los tres decibelios es complicado para el oído humano.

El sonido que emite un vehículo se convierte en fundamental para que los transeúntes detecten su presencia. Peatones y ciclistas se guían por el ruido del motor de combustión a pesar de que, por su seguridad, deben estar siempre atentos al tráfico. La realidad es que la imprudencia del peatón está detrás de uno de cada tres atropellos, según un estudio del RACE. ¿Sabías que los peatones que incumplen las normas pueden ser multados? Aquí te informamos de las multas para peatones

En los últimos meses la oferta de coches eléctricos e híbridos enchufables está aumentando, y ya muchos de estos modelos ya incorporan algún tipo de sonido que ayuda a los peatones y ciclistas detectar su aproximación, el problema es que suelen ser sistemas desconectables y que no están sujetos a ninguna normativa. A partir de ahora esta situación cambiará para una mayor seguridad en el tráfico urbano.

Con RACE Unlimited tendrás la mejor protección en la carretera
Descubre aquí todas las ventajas

Más sobre Tecnología y motor