Consejos-para-conducir-una-moto
Entre los usuarios vulnerables de las vías, los motoristas representan el grupo con mayor número de fallecidos en vías interurbanas. Concretamente, un 18% de las víctimas mortales viajaban en una motocicleta en 2018 y un 3% en ciclomotor, frente al 11% de los peatones y al 3% de los ciclistas.

El tipo de vehículo es clave en este aumento del riesgo y, aunque el año pasado hubo 31 motoristas fallecidos menos, hubo que lamentar 211 víctimas mortales. Además, los conductores de ciclomotores fallecidos fuera de ciudad aumentaron en 10, con un total de 30 comparado con 2017.

Para mejorar la seguridad cuando se conduce una moto, es importante seguir una serie de recomendaciones básicas.

Consejos para conducir una moto

La moto siempre a punto

La revisión periódica de la motocicleta o ciclomotor es básica para una conducción segura, e imprescindible antes de viajar en moto por carretera. ¿Qué debes revisar? El estado general y la presión del neumático, el sistema de alumbrado, los frenos (líquido, estado de los cables…), el nivel de aceite, líquido refrigerante, el estado de la transmisión,si hay fugas o ruidos extraños en el motor, si hay que cambiar los filtros y que no vibren los espejos retrovisores.

No olvides llevar la ITV en vigor y la pegatina de haberla pasado en un lugar visible. También es aconsejable llevar un chaleco reflectante, lámparas de repuesto y un kit antipinchazos.

Equipamiento adecuado

El casco es el elemento de seguridad y protección más importante para todo motorista. Hay de varios tipos, pero los cascos integrales son los más seguros porque protegen la cabeza, barbilla y cara. El uso del casco es obligatorio.

Pero, además, debes conducir con guantes, también en verano, porque te protegerán en caso de caída ya que las manos es lo primero que solemos apoyar en el suelo. Del mismo modo es aconsejable calzado específico con protecciones, y ropa que sea resistente a la abrasión y a los golpes y que proteja del frío o lluvia. Elige prendas que tengan elementos reflectantes para hacerte ver. En este otro artículo te aconsejamos el equipamiento del motorista para el invierno.

Técnicas de conducción

La conducción es clave para la seguridad del motorista. No olvides que eres un usuario vulnerable entre turismos, furgonetas o camiones. Y para ser un buen conductor es imprescindible que tu visión sea correcta y mires lejos para anticiparte y poder reaccionar con tiempo suficiente ante un imprevisto.

No olvides mirar por los espejos de forma frecuente, incluso aunque no vayas a realizar ninguna maniobra. Y ten en cuenta tu ángulo muerto si vas a cambiar de carril o realizar algún giro.

Teniendo en cuenta tu vulnerabilidad, debes realizar una conducción defensiva, siendo capaz de detectar y prever las intenciones del resto de usuarios. Esto te permitirá anticiparte a situaciones imprevistas. Valora si es conveniente realizar un curso para aprender a conducir una moto.

En ciudad es aconsejable seleccionar bien el mejor carril para realizar una intersección, asegurándote que el resto de conductores te ven en todo momento. En vías urbanas hay que conducir más concentrados porque es donde más situaciones conflictivas podemos encontrar debido a la presencia de peatones, ciclistas, usuarios de patinetes, etc.

Respetar las normas

Evita riesgos innecesarios cumpliendo las normas de circulación:

Circula a la velocidad adecuada, siempre adaptando la distancia de seguridad con el vehículo precedente en función de las circunstancias de la vía y de la meteorología.

No consumas alcohol y/o drogas, te estarás exponiendo a un gravísimo peligro y las sanciones pueden ser muy elevadas debido a los efectos negativos sobre la conducción.

Respeta las señales de prohibido adelantar. Mira aquí las multas de motos más habituales.

Con RACE Motoristas disfruta de las mejores ventajas y servicios desde solo 11 € al mes.
¡Infórmate ahora!

Más sobre Conducción