Cuando los niños pasan del metro de estatura, para viajar en el coche deben dar un paso más y dejar su antigua silla infantil para sentarse en su nuevo Sistema de Retención Infantil (SRI): el elevador o alzador. Cuando los padres se informan sobre estos nuevos SRI, les puede surgir la duda de si es mejor comprar un elevador con o sin respaldo y qué diferencias hay.

David Fernández, coordinador de proyectos en la dirección de Seguridad Vial del RACE (Miguel aquí tenía dudas de si poner el cargo así o de otra forma), ofrece unos consejos de qué es lo más recomendable en la actualidad.

A partir de los 4 años y el metro de estatura, los niños deben viajar en elevadores con respaldo

En la actualidad, los Sistemas de Retención Infantil pueden tener dos tipos de homologaciones distintas: la más antigua es la R44/04 (pronto quedará en desuso) y la más moderna es la i-Size, también conocida como R129. Las dos son normativas aprobadas desde la Unión Europea y una de las diferencias entre ellas, con respecto al tema de los elevadores, es que los que se homologan con la normativa R129 deben pasar unas pruebas para los impactos laterales, una exigencia que no es necesario que cumplan los alzadores de la R44/04.

Desde 2017, cuando empezó a funcionar la segunda fase de la normativa R129, se implantó de forma obligada que todo elevador que saliera de fábrica tenía que incluir un respaldo para proteger mejor al menor. La necesidad de sujetar al niño en caso de impacto lateral hizo efectivo que los nuevos elevadores para niños incluyesen un refuerzo en los laterales, de ahí la inclusión del respaldo. Por esta razón, Fernández explica que el RACE recomienda utilizar elevadores con respaldo.

El RACE recomienda utilizar elevadores con respaldo.

Sin embargo, tal como hemos explicado, todavía existen en el mercado alzadores sin respaldo, ya que la homologación R44/04 no consideraba este aspecto. En concreto, en el grupo III se especifica el uso de elevadores sin respaldo para los niños que pesen entre 22 y 36 kg. Como en la normativa i-Size se tomó como referencia las tallas y no el peso, esta clasificación evolucionó y ahora, cada SRI que se fabrique para niños de más de 100 cm (cuando cumplen los 4 años aproximadamente) hasta los 135 cm, debe tener algún tipo de respaldo, además del alzador. Aunque el Reglamento General de Circulación en España especifica que la medida obligatoria para llevar algún tipo de SRI es hasta los 1,35 metros, la Dirección General de Tráfico recomienda que se mantenga a los niños en este tipo de SRI hasta que sobrepasen los 150 cm.

La etiqueta naranja y el cinturón de seguridad son la clave

Aunque en la actualidad todavía no hay muchos SRI que vengan con elevador y respaldo (en esta comparativa de sillas infantiles puedes ver varios modelos), hay que tener claro que, a la hora de comprar un alzador o cualquier otro tipo de silla infantil, hay que fijarse en la etiqueta naranja. Ahí viene la homologación que tiene ese SRI, las medidas (tanto en kg como en cm) que se ajustan al niño, el tipo de instalación (isofix, universal…), el símbolo de homologación y el país que la otorga (E9 en el caso de España).

También es importante ver, en el coche donde vamos a llevar al niño, cómo queda y si el cinturón de seguridad se ajusta bien. Puedes leer en esta información cómo se coloca correctamente este sistema de seguridad.

Con elevador, los niños de más de 100 cm pueden ir delante, aunque no es lo recomendable

Tal como indica el Reglamento General de Circulación, los niños con una altura igual o inferior a 1,35 metros no pueden viajar en el asiento delantero salvo que:

  • El coche es un biplaza.
  • En los asientos traseros no se pueden instalar los SRI.
  • Las plazas traseras están ocupadas por otros menores.

En el hipotético caso de que suceda lo anterior, Fernández recuerda que, aunque no es lo recomendable, se puede llevar al niño delante, siempre que se tengan en cuenta las siguientes recomendaciones: hay que intentar separar al niño lo máximo posible del salpicadero para evitar cualquier impacto y el airbag tiene que estar activado porque el niño va en el sentido de la marcha.

Conoce RACE Unlimited y disfruta de la tranquilidad de estar protegido en todo momento, tanto tú, como los más pequeños.
¡Infórmate aquí!

Más sobre Seguridad vial