Preparación conductores noveles

Para obtener el permiso de conducir en España hay que pasar por una autoescuela. En estos centros de formación te enseñan las normas del reglamento general de circulación y a conducir con el objetivo de aprobar un examen teórico y otro práctico que te harán en el centro de exámenes de la Dirección General de Tráfico de tu ciudad.

En la actualidad, tres de cada diez jóvenes sin permiso de conducir se encuentra en proceso de obtenerlo, sobre todo jóvenes entre 18 y 20 años, y un 42% de los que aún no están sacándoselo, tienen previsto hacerlo en menos de un año.

El dato preocupante nos llega del último informe DUCIT sobre la formación vial de los jóvenes y es que más de un tercio de los aspirantes a conductor declaran no sentirse preparados para conducir una vez que aprueben el permiso de conducir. De hecho, uno de cada dos opina que los cursos de las autoescuelas te preparan para el examen, pero no para conducir y enfrentarte al tráfico.

La formación de las autoescuelas no sale bien parada y no son pocos los jóvenes que están insatisfechos con los recursos y el aprendizaje que reciben. Los datos reflejan que más del 30% cree que estos centros deberían mejorar su equipamiento, los medios y los coches que se utilizan en la parte práctica. Respecto a los contenidos teóricos y a la formación práctica, sólo un 24,8% y 30,6% se muestran satisfechos.

Los conductores noveles, inseguros al volante

La formación que reciben los futuros conductores parece ser insuficiente a nivel práctico porque cuando obtienen el carnet de conducir muchos se sienten inseguros ante determinadas situaciones, especialmente con meteorología adversa. Así, el 80% percibe inseguridad ante la existencia de placas de hielo en la carretera y dos de cada tres cuando hay niebla. Tampoco se ven capacitados a conducir correctamente cuando la lluvia hace acto de presencia o cuando tienen que trazar curvas en una carretera de montaña.

La mejor manera de dejar de lado esta inseguridad es, sin duda, practicar la conducción en este tipo de situaciones. ¿Y qué mejor manera que realizar un curso de conducción donde te enseñen a actuar ante situaciones de emergencia? Y es exactamente lo que quieren estos conductores noveles.

Los jóvenes demandan, principalmente, cursos de conducción para perfeccionar sus conocimientos, concretamente un 56% así lo manifiestan, seguido de algún curso avanzado de conducción en un 51% de los casos. Menos interés despiertan los cursos de conducción deportiva (34%), los cursos de conducción todoterreno (34%) y el de SUV o todocaminos (24%).

Cómo aprender a reaccionar ante situaciones de emergencia

No hay duda de que una buena manera de prepararse para ser un buen conductor es realizar un curso de perfeccionamiento tras haber obtenido el permiso de conducir en la autoescuela. Estos cursos de conducción te permiten experimentar situaciones reales ante las que podrías tener que enfrentarte, como son frenadas de emergencia, superficies deslizantes, frenadas con esquiva…

Hacer un curso de este tipo tiene un coste que hay que añadir al que ya supone obtener el permiso de conducir, pero es un dinero muy bien invertido, porque te servirá para aumentar tu seguridad y la de tus acompañantes cuando estás al volante.

Si empiezas a conducir y tienes un problema con tu coche… ¡No te preocupes!
RACE tiene un vehículo de sustitución para ti
¡Descúbrelo!

Más sobre Conducción